Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Tribunales

Dos juicios en Navarra y dos historias para 64.000 euros

Piden 5 años de cárcel a un acusado de estafar con su mujer a un hombre durante 6 meses. Ella fue absuelta.

Ampliar Dos juicios en Navarra y dos historias para 64.000 euros
Descripción de la imagen
  • G.G.O. Pamplona
Publicado el 14/05/2022 a las 08:38
El denunciante asegura que, por “increíble que parezca”, solo quería ayudar a esa mujer que descubrió a en un anuncio de contactos y a la que entregó más de 64.000 euros en seis meses. Pero la mujer fue juzgada y absuelta del delito de estafa por el que la fiscal pedía 6 años de cárcel. Aún quedaba por juzgar a su marido, que según la acusación se hacía pasar por abogado (le piden 5 años), pero que hasta ahora no había sido localizado. Conducido desde prisión, donde se encuentra, fue juzgado el viernes. Y negó cualquier estafa: aseguró que los 64.000 euros fueron pagos por unos servicios sexuales de su mujer.
El denunciante negó “tajantemente” haber mantenido relaciones sexuales con esta mujer, que tiene antecedentes de estafa. Declaró que a finales de 2016 le llegó accidentalmente un anuncio de contactos en la que “una mujer pedía ayuda ante un mal momento”. Añadió que quedaron en la cafetería de un hotel y ella le contó que tenía problemas judiciales. “Me creí su engaño. Y empecé a darle dinero, me sentía bien por ayudar a una mujer a salir de ese mundo”. A esa cantidad inicial, 1.000 euros para evitar un supuesto ingreso en prisión, se fueron sumando más y más pagos: para temas judiciales, deudas, problemas médicos... En todo este entramado, aseguró, el acusado se hacía pasar por abogado, un tal Máximo. “Me decían que me lo devolverían, que estaban esperando unas ayudas. Pero fueron subiendo las cantidades y yo quería salir de ahí. Y la única solución que se me ocurría era pagar. Esta es la verdad, por increíble que parezca”, insistió.
El acusado reconoció que él y su mujer pusieron un anuncio en una web de contactos, porque estaban en una situación económica crítica, y que quedó con el denunciante para cobrar. “Yo eso lo reconozco, pero él no es la víctima de la película. Yo quedé con él dos o tres veces para que pagara por los encuentros sexuales que había tenido con mi mujer. Lo sé porque yo llevaba a ella al hotel. Otros pagos se los hacía a ella”, afirmó. Negó que amenazara al denunciante con contarlo a su familia y que se hiciera pasar por abogado: “Lo único que sé de Derecho es que del juzgado se va a la cárcel”, dijo.
volver arriba

Activar Notificaciones