Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

El Sindicato de Policía Foral CSIF/SPF desmiente las declaraciones de Remírez sobre el centro de menores de Marcilla

Critican que los máximos responsables políticos en la protección de los menores "minimicen la entidad de lo ocurrido"

Ampliar Centro de Menores de Marcilla
Centro de Menores de MarcillaGaldona
Actualizado el 13/05/2022 a las 14:41
El sindicato de Policía Foral CSIF/SPF ha desmentido en un comunicado las declaraciones del consejero de Interior Javier Remírez y de los responsables del Departamento de Servicios Sociales con respecto a los incidentes ocurridos este pasado martes en el centro de menores de Marcilla, ya que, según dicen, la Policía Foral fue requerida a acudir al COA de Marcilla porque “se estaba produciendo un motín y un menor se había causado autolesiones”.
Según reza el comunicado que han hecho público, "la patrulla actuante tuvo que solicitar recursos sanitarios para atender a los heridos, así como refuerzos policiales para poder restablecer el orden en el centro, al encontrarse a un menor tendido en el suelo con una herida abierta en la cabeza, otro joven con una crisis de ansiedad, una decena de usuarios rompiendo cristales, golpeando mobiliario y arrojando objetos desde los pisos superiores, además de otro menor que tuvo que ser trasladado en ambulancia por unos graves cortes en el brazo ocasionados al golpear voluntariamente un cristal".
Desde CSIF/SPF critican el hecho de que los máximos responsables políticos en la protección de los menores "minimicen la entidad de lo ocurrido" en el centro de menores. "Sólo en el mes de abril se pueden contabilizar más de veinte incidentes  por desajustes conductuales, problemas con el consumo de estupefacientes, agresiones y robos, cuyas víctimas principales son otros menores o los propios trabajadores", aseguran.
Aunque reclaman que el Gobierno de Navarra "no oculte lo ocurrido", también denuncian "cualquier orientación que pretenda estigmatizar a los usuarios del centro, cuya necesidad de protección es legal y moralmente imperativa, pero que parece limitarse únicamente por parte de la Administración a contenerlos hasta su mayoría de edad en estos centros, desbordados por el incumplimiento del ratio entre educadores y menores, sin programas que intervengan individualizadamente sobre los factores de riesgo y sin seguimiento de dichos menores cuando éstos abandonan el centro".
"Desde el CSIF/SPF exigimos al Gobierno de Navarra que corrija las deficiencias señaladas y atienda debidamente sus obligaciones, tanto con estos menores en desprotección, como con el resto de servicios a su cargo, incluida la Policía Foral", terminan.

Remírez no ofrece detalles sobre el incidente y aboga por "preservar a un colectivo vulnerable"

Javier Remírez no ha ofrecido detalles este viernes sobre el incidente ocurrido en Marcilla y ha señalado que "el objetivo es preservar a un colectivo vulnerable y su integración".
A preguntas de los periodistas en rueda de prensa, Remírez ha señalado que "estamos viendo lo que ocurrió" en el centro y ha remarcado que "hay que hablar de un colectivo muy específico, vulnerable, un colectivo de menores y por tanto en esa línea se está trabajando tanto desde Derechos Sociales como desde protección ciudadana con la Policía Foral".
Ha defendido el consejero que "hubo una actuación proporcionada, adecuada y se resolvió la situación". "Más allá del debate público nos interesa que el hecho se solucionó y se están poniendo los medios para que no se vuelva a repetir o se reduzca el riesgo", ha expuesto.
Remírez ha señalado que "el departamento de Derechos Sociales está haciendo una labor muy positiva con la acogida de estos menores no acompañados". "Hablamos de un colectivo vulnerable y hay que ser especialmente cuidadoso a la hora de emitir ciertas afirmaciones y nos motiva el bienestar de esos menores, la integración en lo que es la vida social normalizada y atender que la presencia de estos menores en Marcilla transcurra con la máxima normalidad", ha añadido.
Según ha continuado, "cuando hay que hacer acciones correctoras con estos menores se hace, tanto a nivel de los profesionales del centro, como de la Policía Foral, con igualdad de condiciones con cualquier otro ciudadano, pero no es bueno que estigmaticemos a un colectivo muy concreto". "Si alguna persona de este colectivo, como en cualquier ámbito ciudadano, actúa de manera inadecuada por supuesto se actuará con los instrumentos que tiene la ley", ha aseverado.
Sobre el número de heridos en el incidente, ha señalado el consejero que "para nosotros es una cuestión indiferente, se está trabajando por el departamento de Derechos Sociales de la mano de la Policía Foral". "El objetivo es preservar a un colectivo vulnerable y su integración", ha dicho, para afirmar que es preciso "aprender de las situaciones que puedan ocurrir y mejorar de cara al futuro". 
volver arriba

Activar Notificaciones