Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Febrero

N-121-A, el punto negro de Navarra

Ampliar Suplemento 2021
DOS VÍCTIMAS MORTALES La carretera Nacional que une la Comunidad foral con Francia se ha cobrado este año dos vidas y decenas de heridos a lo largo de sus 70 kmj.c. cordovilla
  • Maider Ochandorena
Publicado el 25/12/2021 a las 06:00
Antxon y Koldo son los últimos nombres de una interminable y macabra lista de víctimas de la carretera N-121-A, la de mayor índice de mortalidad de Navarra. Quienes vivimos, transitamos y padecemos habitualmente esta vía, conocemos de primera mano la cantidad de accidentes que, por fortuna, no llegan a contabilizar fallecidos, aunque en algunos casos las consecuencias sean también dramáticas.
Al Gobierno de Navarra se le llena la boca hablando de cohesión territorial, pero a todos aquellos que vivimos al norte de Ezcaba nos sigue maltratando, con una carretera de segunda, con tráfico de primera, que vertebra a un montón de pueblos para quienes es la única vía para llegar a Pamplona.
Desde febrero se construye una carretera 2+1, y les sorprende que no estemos dando saltos de alegría. Unas obras que, para empezar, no han hecho sino aumentar el riesgo. Y a los hechos hay que remitirse. Lo menos que podrían hacer es ocuparse de que los tramos en obras estén bien señalizados, más si cabe en esta época en la que oscurece tan temprano y no deja de llover. No nos digan que no es miseria tener que pedir esto.
No es nueva la reivindicación de los alcaldes y alcaldesas, quienes pidieron que se desviara el transporte internacional de mercancías sin origen ni destino en la zona. Una medida que es de puro sentido común. Una mera cuestión estadística de reducción de riesgos, que hasta donde llega nuestro sentir debería estar siempre por delante de cualquier interés económico. Primero la seguridad, luego el negocio. Pero claro, la mayoría de esos alcaldes y alcaldesas son independientes y las formaciones que lideran no tienen ningún peso parlamentario. Y ya sabemos cómo se las gastan por esos lares. Así están las cosas. Los políticos a lo suyo, y el pueblo a lo nuestro. Visto el ninguneo, tanto del Gobierno de Navarra como del propio Parlamento (recientemente votó en contra del desvío del tráfico internacional de mercancías durante las obras), nos vemos en la obligación de decirles a quienes nos gobiernan, que están jugando con nuestras vidas y que no lo vamos a consentir. Los accidentes, accidentes son. No es cuestión de buscar culpables, se trata de minimizar al máximo los riesgos y las consecuencias que derivados de estos accidentes se puedan producir.
Quienes cogemos un volante tenemos una responsabilidad, y desde aquí queremos lanzar un mensaje en ese sentido: seamos prudentes por favor. Ahora bien, las vidas perdidas no vuelven, y en manos del gobierno está el poner toda la carne en el asador, con el único fin de reducir dichos riesgos al máximo.
Maider Ochandorena Cilleros es miembro de la plataforma vecinal N-121-A
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora