Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Consumo

La crisis de suministros adelanta la compra de juguetes para Navidad

Ya hay jugueterías que admiten problemas puntuales de stock y subidas de precios por los mayores costes

Isabel Molina Rael, de Toy Planet, colocando juguetes en la tienda de Francisco Bergamín
Isabel Molina Rael, de Toy Planet, colocando juguetes en la tienda de Francisco BergamínEduardo Buxens
Publicado el 13/11/2021 a las 06:00
Todas las Navidades hay juguetes estrella que se agotan y este año no será una excepción. El problema añadido es fruto de las tensiones que la covid ha dejado en la cadena de suministros y que está provocando retrasos en el transporte marítimo desde Asia, además de dificultades de aprovisionamiento de materias primas necesarias para su fabricación y aumento de precios por los sobrecostes en los fletes de los barcos. Una tormenta perfecta que podría complicar una campaña que se empezó a preparar en enero. La situación no es dramática, pero sí compleja. En buena medida, por la dificultad con la que se pueden encontrar los establecimientos para ir reponiendo algunos de los productos que se vayan agotando. De momento, coinciden los consultados por este medio, desde pequeñas tiendas a grandes cadenas de distribución, contamos con stock. El problema es que hay muchos retrasos en el transporte por barco desde Asia y ahora la mercancía tarda el doble en llegar, hasta ocho semanas o nueve.
En los últimos meses el sector del juguete, como el resto de la distribución, está teniendo dificultades para encontrar espacio en los barcos para traer los productos terminados, pero también las materias primas y componentes que sirven para la fabricación de los juguetes: desde las piezas necesarias para ensamblar una bici, a los PVC de las muñecas pasando por los polimeros que integran los cochecitos de plástico.
Una empleada ordenando libros en uno de los expositores de Dideco
Una empleada ordenando libros en uno de los expositores de DidecoEduardo Buxens
La situación del mercado está marcada por una enorme volatilidad en función, eso sí, del tipo de producto que se demande, no es lo mismo una consola que un juego de mesa, y, también, de su procedencia. En juguetes Eregui, del grupo Toy Planet, reconocen estar recibiendo con cuentagotas algunos pedidos. Es el caso de los que se agrupan bajo su marca blanca y proceden fundamentalmente de China, pero también los de marcas como VTech, líder en juguetes electrónicos educativos y afectada directamente por la crisis de desabastecimiento de microchips. Isabel Molina Rael lleva siete años detrás del mostrador de la tienda de Pamplona ubicada en Francisco Bergamín y asegura que nunca habían estado así a tan pocos días del Black Friday, la jornada de descuentos que da el pistoletazo de salida a la campaña de Navidad. “Sin juguetes no nos vamos a quedar aunque quizá no tengamos todos los del catálogo”, asume antes de comprobar la disponibilidad en tienda de consolas como la Nintendo Switch. “No tenemos”, afirma.
En Juguettos, con tres tiendas en Pamplona, aseguran tener “el almacén lleno”. La mercancía ha empezado a llegar a las tiendas dos veces por semana (fuera de campaña únicamente reciben un pedido semanal) y su personal confía en que más allá de los problemas puntuales que puedan darse con algún juguete concreto “que se ponga de moda” la campaña discurra con normalidad. Hoy por hoy, cuenta Bea Roldán Arteta, de la tienda de Sancho el Mayor, lo que más nos demandan son SuperThings y los personajes de la Patrulla Canina y no nos falta ninguno. “La tecnología no es nuestro fuerte; eso quizá nos salve”. Coincide con Toy Planet que el adelanto de compras que se está produciendo es superior al de años anteriores. “El año pasado también ocurrió porque había miedo a que volvieran a cerrar las tiendas, pero este año se están adelantando aún más”. En Dideco, centrada en el juguete educativo y didáctico, también admiten estar sufriendo “retrasos puntuales” con algún producto procedente de América que no son los mayoritarios en la tienda. “El grueso de los fabricantes con los que trabajamos son europeos y no estamos teniendo problemas”. En todo caso, su responsable Javier Lacasia Purroy, considera que, al margen de los actuales problemas de suministro que está habiendo tras la covid, sufrir “retrasos” es algo habitual en una campaña como la de Navidad que supone en su caso entre el 20 y el 30% de las ventas anuales. Asegura que en establecimientos como el suyo, si la gente no encuentra el juguete que estaba buscando termina llevándose alguno de características similares. Sobre el adelanto de compras en la que coinciden otras jugueterías, apunta que “aunque existe” también hay “compras retenidas” que están esperando que se concrete la próxima campaña de bonos para ahorrarse algunos euros. Eureka Kids, como el resto de las jugueterías, también trató de anticiparse a la hora de realizar sus compras. Pese a ello, Susana Gil Vergara, una de las socias de la tienda de Pamplona, admite “retrasos con algún juguete del catálogo” aunque confía en que terminen llegando a tiempo. Lo que no oculta es que los precios han subido por el incremento de los costes. “Tenemos mucha demanda, sobre todo de manualidades”.
Los establecimientos más grandes parecen haber logrado sortear por el momento los problemas de abastecimiento que sufren las tiendas más pequeñas y dependientes del mercado asiático. Es el caso de El Corte Inglés desde donde aseguran que, o bien en tienda o en sus almacenes, cuentan con “todo el catálogo”, a excepción, eso sí, del producto que tiene fecha de lanzamiento posterior a la publicación del mismo. “Se puede producir una rotura de stock momentánea pero en 24 o 48 horas estamos pudiendo tener la reposición”, explica su director de Comunicación y Marketing, Miguel Bados, quien reconoce no obstante que es posible que como todos los años haya juguetes concretos cuya demanda supere las expectativas iniciales y se produzcan faltas en diciembre. De momento, apunta, se percibe “algo de adelanto de compras con respecto a otros años, aunque nada desmedido” y concluye que la cadena no ha repercutido el alza de los costes de transporte en el precio de ningún producto.
volver arriba

Activar Notificaciones