Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Acuerdo

El Gobierno pacta con EH Bildu la nueva financiación municipal

Cohesión Territorial la sitúa en un punto previo a abordar otros aspectos pendientes de la Ley de Reforma del Mapa Local

El director general de Administración Local y Despoblación; Jesús Maria Rodríguez, el consejero de Cohesión Territorial; Bernardo Ciriza; y el director Servicio de Gestión y Cooperación Económica, Javier Cía.
El director general de Administración Local; Jesús María Rodríguez; el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza; y el director Servicio de Gestión y Cooperación Económica, Javier CíaCEDIDA
Actualizado el 26/10/2021 a las 08:12
Se avecinan importantes cambios para las entidades locales. El Gobierno de Navarra ha elaborado un nuevo modelo de financiación para ayuntamientos y concejos que ahora será tramitado en el Parlamento y que, salvo sorpresa, saldrá adelante. El Ejecutivo ha alcanzado ya un “acuerdo con la mayoría parlamentaria”, según destacó este lunes el consejero de Cohesión Territorial, Bernardo Ciriza. El Gobierno de María Chivite se apoyará una vez más en EH Bildu para poder sacar adelante una norma de calado en esta legislatura, como ya ha ocurrido con los dos últimos presupuestos.
“Hace dos años asumimos el gran reto de abordar la financiación de los municipios y concejos, pues el actual sistema aumentaba las desigualdades territoriales conforme avanzaban los años”, reflexionó Ciriza, asegurando que el nuevo modelo “busca garantizar un acceso igualitario a servicios e infraestructuras a toda la población”.
Esta reforma era una cuenta pendiente, al igual que la del Mapa Local, y había sido apuntada en numerosas ocasiones por la Cámara de Comptos en sus informes. En marzo de 2019, por ejemplo, recordaba que el actual reparto del fondo de haciendas locales “perjudica a quienes crecen”.
Asimismo, una vez aprobada el 31 de enero de 2019 la Ley de Reforma de la Administración Local de Navarra por el anterior cuatripartito, una necesidad inicial era que el Ejecutivo elaborase una propuesta técnica de financiación.
Preguntado el Gobierno sobre si este nuevo modelo de financiación pactado con EH Bildu (que fue el gran impulsor de la reforma del Mapa Local), y el resto de grupos parlamentarios salvo Navarra Suma, viene a retomar el desarrollo de esa gran reforma de la planta local, se apuntó a que sería un primer paso previo a retomar otras cuestiones pendientes.
“Seguimos la hoja de ruta el Acuerdo Programático del Gobierno de Navarra. Abordar en un primer momento el nuevo modelo de financiación local, que era una necesidad y hace años que se estaba reclamando, y que se hará a través de tres leyes. Y una vez resuelto este problema, habrá que abordar la problemática de secretarios e interventores, y la problemática de las comarcas, las competencias y sus órganos de gestión”, aseguró Jesús Mari Rodríguez, director general de Administración Local y Despoblación.
29 ‘MUNICIPIOS TRACTORES’
El nuevo modelo aspira a ser más “justo”, pues vincula una parte de la financiación a los servicios que prestan las entidades locales y reconoce el papel de hasta 29 ‘municipios tractores’ por todo el territorio. Por otro lado, busca ser “solidario”, ya que “tiene más impacto en los municipios pequeños”. Y también quiere ser “suficiente”, pues alcanzará en 2022 los 271,7 millones de euros, 16,4 más que este año, y se actualizará con el IPC más 2 puntos para “aportar estabilidad a la financiación”.
Además, modifica parcialmente los actuales componentes del reparto. Se crean el Módulo de Servicios y el Fondo de Cohesión Territorial, y desaparecen nominativamente la aportación por corporativos o la Carta de Capitalidad de Pamplona.
Al introducirse en el reparto “variables basadas en la solidaridad y la justicia territorial”, se calcula que este modelo “tendrá mayor impacto en los ayuntamientos pequeños”. Por ejemplo, Petilla de Aragón o Aribe aumentarán estos ingresos en un 133 y 40% respectivamente.
Su aplicación conllevará que los 189 municipios de menos de 1.000 habitantes recibirán el próximo año 26,7 millones para su financiación, un 15% más que en el actual ejercicio; los 62 de entre 1.001 y 5.000 habitantes, 58,2 millones, un 9% más; los 19 de entre 5.001 y 25.000 habitantes, 72 millones, un 13% más; Tudela 13,9 millones, un 21% más; y Pamplona 86,35 millones, un 2% menos. Más concretamente, la capital perderá 1,76 millones, si bien Tudela ganará 2,4 millones (sube un 21,5%).
Con el anterior modelo, se había originado un “problema por las diferencias creadas en el reparto y los importes garantizados”, provocando una “desigualdad territorial”. Como dato, se informó ayer de que este año Pamplona ha recibido 432 euros por habitante, frente a los 280 de los municipios de entre 20.000 y 50.000 vecinos, por ejemplo.
La nueva financiación acordada por el Gobierno y los grupos PSN, Geroa Bai, EH Bildu, Podemos Ahal Dugu e Izquierda-Ezkerra lleva “meses” trabajándose a nivel técnico, y las bases teóricas las han definido académicos de la UPNA y la UN, y técnicos del departamento de Administración Local y de la agencia pública Lursarea.

Araiz (Bildu) dice que “abona la senda del acuerdo presupuestario”

El 5 de marzo de 2020. Ahí fijó este lunes Adolfo Araiz, portavoz de EH Bildu, el inicio de las negociaciones políticas que han culminado con un acuerdo que ha unido a la gran mayoría parlamentaria, quedando fuera Navarra Suma, para pactar una reforma de la financiación de las entidades locales. Un acuerdo que, dijo, “abona” ahora “la senda del acuerdo” para los Presupuestos forales de 2022, negociaciones también en marcha.
“Teníamos un mandato legal para establecer este nuevo modelo de financiación y eso, aunque tarde, porque el mandato finalizaba el 31 de diciembre de 2019, se ha conseguido”, dijo, en relación a los plazos que fija la Ley de Reforma del Mapa Local aprobada al final de la pasada legislatura. “Ha habido muchas reuniones, contrastes, pases de documentación y de propuestas, pero creemos que se va a dar respuesta a los problemas de los últimos años, problemas que se venían detectando, en primer lugar, en torno a la desigualdad en el trato que recibían los ayuntamientos a la hora de la financiación”, afirmó. “Había un único beneficiario que ha estado privilegiado en relación al resto de ayuntamientos, que era el de Pamplona”, aseguró, y refrendó que el nuevo modelo “es más justo y desde luego es también más solidario”.
En el acuerdo, además de Bildu, están el PSN, Geroa Bai, Podemo e Izquierda-Ezkerra, pero no Navarra Suma, principal grupo de la oposición. Cuestionado sobre su ausencia, el consejero de Cohesión Territorial, el socialista Bernardo Ciriza, dijo que “se autoexcluyeron”. “Ya me hubiera gustado a mí que hubieran estado. Lo hemos intentado, hablamos con ellos, pero dijeron que si no se derogaba la Ley de Reforma del Mapa Local no se sentarían, y ahí se rompió todo con ellos”.
Respecto de la negociación con el resto de grupos, dijo que “la reforma se basa en un trabajo técnico que ha llevado un año entero”, y que después “llegó el turno de hablar y negociar con todos los grupos en los últimos meses”. “Ha habido cambios, porque para consensuar hay que ceder y llegar a acuerdos”, confirmó.
NA+ SE VE "EXCLUIDA"
Navarra Suma, por su parte, denunció que “el modelo de financiación municipal anunciado este lunes es un nuevo pago a Bildu”. “Ha sido un acuerdo in extremis porque el Gobierno foral tiene que aprobar el proyecto de Presupuestos Generales para 2022”, señaló.
Destacó que “al PSN se le llena la boca hablando de su voluntad de acordar, pero es evidente que su único camino trazado es consolidar y reforzar su alianza política e institucional con Bildu y Otegi”.
Además, criticó la “falta de diálogo y consenso”, y denunció la “exclusión de la principal fuerza parlamentaria y municipal en Navarra”. “Nos convocaron el 17 de septiembre para abordar la financiación y luego nos desconvocaron sin dar explicaciones. Lo siguiente que hemos conocido es la rueda de prensa de este lunes. No nos han dado opción a nada”, denunció. 

30 millones al año para un nuevo PIL “estable”

De forma vinculada al nuevo modelo de financiación municipal, Gobierno y grupos parlamentarios (salvo Navarra Suma) han acordado renovar el formato del Plan de Inversiones Locales (PIL). El programa de capital destinado a subvencionar obras en infraestructuras (abastecimiento, redes y pavimentación, etc.) que se busca que sea “más estable”.
Así lo aseguró Jesús Mari Rodríguez, director general de Administración Local y Despoblación, quien resaltó que se plantea una cuantía de 30 millones de euros al año que “figurarán en el Presupuesto de Navarra”.
“Es una forma de dar mayor estabilidad, pues no se dependerá de que se tenga que aprobar cada cierto tiempo una ley para un periodo de 3 o 4 años, y también ayudará a dar continuidad y a planificar inversiones, pues habrá un horizonte a largo plazo”, dijo.
Recordó el caso del último PIL, “aprobado para 2017-19 por 100 millones, pero que se ha venido alargando en el tiempo y va a acabar por ejecutarse en 2022”. “Es una situación que queremos corregir”, dijo.
Aseguró, eso sí, que dentro de este nuevo PIL “se mantendrán los 3 actuales programas: el de inversiones, que será de 9 millones al año; el de programación local, que será de 12; y el de libre determinación, que será de 9”.
Además, y entre otras novedades, aseguró que se plantea que ahora “se pueda realizar un abono inicial del 65% de la ayuda concedida en el momento de la inclusión definitiva de una obra en el plan”.

La nueva financiación local

Busca “garantizar que toda la población tenga un acceso equivalente a servicios e infraestructuras” y renovar un modelo que “acentuaba las diferencias territoriales”.
La propuesta dada a conocer, y que ahora se tramitará en el Parlamento, se divide en 5 apartados. Se prevé en 2022 una cuantía de 271,65 millones.
1.  FONDO GENERAL DE TRANSFERENCIAS CORRIENTES: 196,6 millones de euros en 2022. Dirigido a sufragar el funcionamiento ordinario de municipios y concejos. Se aplicará una nueva fórmula de reparto, según nuevas variables y ponderaciones, que busca “valorar las necesidades de gasto y la capacidad fiscal” en cada entidad local, según informó el Gobierno. Aquí queda integrada, además, la partida que hasta ahora se aportaba por número de corporativos y que se extingue.
¿Qué 9 variables se tendrán en cuenta?
  • Población del municipio
  • Población en riesgo de pobreza
  • Población mayor de 65 años y grado de envejecimiento
  • Superficie urbana pública
  • Índice de dispersión de los núcleos de población del municipio
  • Contribución territorial
  • IAE
  • Impuesto sobre vehículos
  • Ingresos relativos al aprovechamiento de los comunales
¿Qué sucede con los municipios de menos población?
Para los de menos de 2.500 habitantes, la distribución proporcional a su población se incrementa con unas cuantías fijas por tramos. Una forma de “garantizar que todos los ayuntamientos, por pequeños que sean, cuenten con una cuantía mínima para hacer frente a los gastos básicos comunes”.
2.  MÓDULO DE SERVICIOS: 44,5 millones en 2022. Se crea este nuevo fondo que se repartirá “en función de los servicios que prestan las entidades locales”.
¿Qué servicios son los que se apoyará?
Se tendrá en cuenta la existencia de centros 0-3 años, colegios públicos de infantil y primaria, y bibliotecas. Aquí se incluirá además el actual módulo de montepíos que contribuye a financiar su déficit.
3. FONDO DE COHESIÓN TERRITORIAL: 16,2 millones en 2022. Es otro nuevo fondo que nace para “ fortalecer el papel que determinados municipios desempeñan en el desarrollo territorial sostenible de Navarra por su carácter tractor y su aportación al equilibrio territorial”.
¿Desaparece la Carta de Capitalidad de Pamplona?
Sí, al menos en cuanto a designación nominal. El Gobierno defiende que este nuevo modelo “supone la transición del modelo actual, centrado únicamente en Pamplona a través de la Carta de Capitalidad, a un modelo más global que contempla la aportación de todos los municipios al desarrollo territorial de Navarra”.
¿Qué principios se tienen en cuenta para el reparto?
El fondo “se basa en los 6 principios de la Estrategia Territorial de Navarra y de Europa: accesibilidad, conservación, competitividad, cohesión social, policentrismo e identidad”. Aplicando 19 variables, se obtiene el ‘índice tractor’ de cada municipio y se agrupan por categorías, siendo las 4 primeras las financiables: suprarregional (Pamplona), regional, subregional y comarcal.
¿Qué municipios lo cobrarán?
Un total de 29: Pamplona, Tudela, Tafalla, Estella, Sangüesa, Baztan, Alsasua, Viana, San Adrián, Peralta, Puente la Reina, Irurtzun, Aoiz, Santesteban, Bera, Leitza, Esteribar, Burguete, Ochagavía, Isaba, Lumbier, Los Arcos, Lekunberri, Lodosa, Caparroso, Milagro, Corella, Cascante y Cortes.
4. AYUDA A LA FEDERACIÓN NAVARRA DE MUNICIPIOS Y CONCEJOS (FNMC): 450.000 euros. Se mantiene como está.
5. COMPENSACIÓN IAE: 13,9 millones en 2022. Creada en 2021, esta partida se mantiene. Compensa a los ayuntamientos que, tras un cambio en la Ley Foral de Haciendas Locales, registran una pérdida de recaudación al quedar exentos de pagar el IAE, impuesto municipal, aquellos autónomos o empresas que facturan menos de 1 millón de euros.
Sistema de financiación que rige hoy
El actual modelo, que se pretende sustituir, se divide en 6 apartados, siendo el principal el del Fondo de Transferencias Corrientes (200,2 millones de asignación en 2021). Se completa con 7 millones de financiación del déficit de montepíos, 6 millones de aportación por número de corporativos, 26 millones de la Carta de Capitalidad de Pamplona, 450.000 euros de ayuda a la FNMC y 16,1 millones de compensación por la recaudación perdida de IAE. En total, 255,75 millones en 2021.
Actualizaciones a futuro del nuevo sistema
Se plantea que el nuevo Fondo de Participación de las Haciendas Locales en los Tributos de Navarra (a excepción de la compensación por IAE) se actualice con el IPC más 2 puntos a lo largo de los años como fórmula para “aportar estabilidad a la financiación de las entidades locales”.
Pamplona cobrará menos
Con este nuevo sistema, según se aseguró ayer (señalándose que se trata de cifras todavía provisionales), 228 municipios, el 84% del total, mejorarán su financiación con respecto al actual ejercicio; 43 la mantendrán; y solo 1 municipio empeorará. Es el caso de Pamplona, que con los nuevos baremos recibirá un 2% menos de dinero. En cualquier caso, se ha establecido que para favorecer la “transición entre modelos” ningún municipio de menos de 5.000 vecinos cobre menos del 100% actual, y que ninguno mayor cobre menos del 98%, como sucede con Pamplona. 
volver arriba

Activar Notificaciones