Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Educación

La historia del terrorismo se abordará en todos los institutos de Navarra el curso que viene

Educación trabaja en un decreto foral para que el contenido sea obligatorio

Ponentes del curso sobre el terrorismo en las aulas: Tomás Caballero Martínez, Montserrat Torija, José Luis Arasti, Carlos Gimeno y Florencio Domínguez
Ponentes del curso sobre el terrorismo en las aulas: Tomás Caballero Martínez, Montserrat Torija, José Luis Arasti, Carlos Gimeno y Florencio DomínguezJ.C. Cordovilla
  • Paloma Dealbert
Actualizado el 20/10/2021 a las 13:37
Los centros educativos de Navarra tendrán que abordar la historia del terrorismo de forma obligatoria a partir del curso que viene. El contenido formará parte del próximo currículo escolar que se ultima en un decreto foral. Serán unos “saberes mínimos” que todo estudiante deberá conocer, según explicó el consejero de Educación, Carlos Gimeno, este martes durante su intervención en el curso Memoria y prevención. El terrorismo y sus víctimas en las aulas, organizado por la Universidad Pública de Navarra.
“Nuestra intención es que en junio esté ya el decreto foral para que lo conozca la comunidad educativa y se pueda prever su introducción para el siguiente curso”, señaló  Gimeno a este periódico. Los contenidos se basan en las unidades didácticas que ya se presentaron a principios de este año, un trabajo que desarrollaron de forma conjunta los ministerios de Educación y del Interior -a través de la Fundación Centro para la Memoria de las Víctimas del Terrorismo (CMVT)- y la Fundación Víctimas del Terrorismo.
Al conocerse este material, añadió el consejero, el departamento organizó unas jornadas de sensibilización “para que toda la comunidad educativa las conociera, con la intención de que el profesorado las implementase cuando menos de forma transversal en los proyectos educativos de los centros”.
En otras comunidades los estudiantes han participado de una experiencia piloto, como en Madrid, pero la Comunidad foral es la primera que lo hará teniendo en cuenta un estudio del Observatorio de la Realidad Social sobre el conocimiento del terrorismo en la ESO. “Navarra es pionera sobre todo la evaluación, en ese análisis de cuáles son las necesidades”, indicó Raúl López Romo, historiador del Centro Memorial y coordinador de las unidades didácticas.
Expertos en diversas materias han escrito los contenidos, detalló López Romo: “Lo que planteamos es un recorrido histórico por las diferentes etapas de la historia del terrorismo en España desde una perspectiva de la deslegitimación del terrorismo”.
Se dirige a alumnos de primero y cuarto de la ESO y de Bachillerato y cada unidad corresponde a asignaturas como Historia de España, Historia del Mundo Contemporáneo, Geografía e Historia, Valores Éticos (para primero o cuarto de ESO), Psicología y Filosofía. Las unidades se refieren a los distintos grupos terroristas que han actuado en el país.
RESPONSABILIDAD DEL DOCENTE
“La educación es el vehículo imprescindible para que se entienda que el odio y la violencia no solo conducen a la destrucción y muerte de las personas, sino también de los principios que nos sustentan como sociedad”, afirmó Tomás Caballero Martínez, presidente de la FVT. El hijo del concejal de UPN asesinado por ETA en Pamplona en 1998 formó parte de una mesa redonda en la que intervino junto a Gimeno y la directora general de de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior, Montserrat Torija.
Caballero insistió en la necesidad de construir un “relato único” y “verdadero”. “No sé qué relato adicional hay al hecho de que a mi padre una mañana alguien arbitrariamente, sin ningún juicio previo, para doblegar a un Estado, le pegue dos tiros”, espetó. Y recordó la importancia de que los jóvenes conozcan lo ocurrido: “Más cuando durante muchos años no hemos estado a la altura de las nuevas generaciones de las que depende el futuro de nuestro país”.
Durante años, explicó Torija, se ha delegado en las víctimas del terrorismo la responsabilidad de transmitir lo ocurrido, sobre todo con charlas. “La labor educadora es del docente”, aseguró. Aunque las unidades didácticas contemplan este tipo de visitas en los colegios, también se puede divulgar su testimonio a través de vídeos o entrevistas. Una difusión necesaria, afirmó, porque genera un impacto, deja huella, y “hace que esa experiencia de sufrimiento quede de una forma más clara, explícita, en esos estudiantes”.

El testimonio de las víctimas para combatir el discurso de odio

Conocer la realidad es la manera de prevenir que se repita la barbarie. Con esta premisa se inauguró el curso Memoria y prevención. El terrorismo y sus víctimas en las aulas, organizado por la Universidad Pública de Navarra con la colaboración del Centro Memorial de las Víctimas del Terrorismo (CMVT), y que coincide con el décimo aniversario del fin de la violencia de la banda terrorista ETA.
Los participantes de las mesas redondas y ponencias concordaron también al destacar la valía de los testimonios para conocer lo ocurrido y construir un “relato verdadero” sobre el terrorismo. “Forma parte de nuestra historia más reciente y es obligación de todos velar por que nadie pueda manipular desde ninguna instancia la realidad de lo sucedido”, defendió Tomás Caballero Martínez, presidente de la Fundación Víctimas del Terrorismo.
Una labor imprescindible porque parte de los jóvenes que estudian ahora en la universidad “no han tenido vivencias personales directas de lo que es el terrorismo”, recordó Florencio Domínguez, periodista pamplonés y director del CMVT, al que el Ejecutivo foral acaba de conceder la Cruz de Carlos III. En esta tarea de transmisión el testimonio de las víctimas es relevante, señaló Caballero: “No solo pueden trasladar la amargura de su experiencia personal, sino que también pueden hacer llegar su rechazo a la violencia y a la venganza”. Ellas, añadió, no pueden “dejar de ser el dolor de conciencia”.
Domínguez coincidió en que la experiencia de las mismas ayuda a “combatir el discurso de odio que anida detrás de todos los terrorismos”. El fin de ETA “ha servido para reafirmar” que “los demócratas” vencieron al terror, alegó el consejero de Presidencia, Igualdad y Función, Javier Remírez: “La violencia terrorista practicada durante décadas por ETA además de ser absolutamente injusta e ilegítima supuso una sinrazón y una violación máxima de los derecho humanos”.
El filósofo Manuel Reyes Mate y el profesor de Historia del Pensamiento de la Universidad del País Vasco Jesús Casquete impartieron sendas ponencias sobre las políticas educativas tras el Holocausto. El curso continúa este miércoles durante la mañana y la tarde, y el jueves por la mañana con distintas mesas redondas en el Edificio de las Encinas sobre proyectos didácticos, víctimas educadora, agentes de difusión, el valor del testimonio de las víctimas y el papel de los profesores de Secundaria.
volver arriba

Activar Notificaciones