Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Solidaridad

La marea rosa de Saray será una yincana en lugar de una carrera

Se celebrará el 30 y 31 de octubre y consistirá en un recorrido de 5 km donde habrá que encontrar 25 lazos rosas

Izda a dcha: Idoia Arraiza (Tasubinsa), Jaki Hernández (Saray), Lara Munárruz (Bodegas Príncipe de Viana), Ainhoa Bravo (Creaciones Selene), Izaskun Echechipia (vicepresidenta), Mª José Oraa (presidenta), Arancha Rubio (CaixaBank) y las voluntarias Mª Cruz Garde y Maitetxu Goicoechea
Idoia Arraiza, Jaki Hernández, Lara Munárruz, Ainhoa Bravo, Izaskun Echechipia, Mª José Oraa, Arancha Rubio y las voluntarias Mª Cruz Garde y Maitetxu GoicoecheaJosé Carlos Cordovilla
Publicado el 08/10/2021 a las 06:00
La tradicional carrera solidaria contra el cáncer de mama que organiza la Asociación Navarra de Cáncer de Mama, Saray, se va a sustituir este año por una yincana debido a la situación vivida en la pandemia. Mª José Oraa, presidenta de la entidad, explicó que la alta participación en otras ediciones, 15.000 personas, ha motivado este cambio con objeto de que no se congreguen tantas personas en un mismo espacio.
La yincana tendrá lugar los días 30 y 31 de octubre, día en el que también habrá mesas informativas. Consistirá en un recorrido de 5 kilómetros por el centro de Pamplona donde se colocarán 25 lazos rosas de metro y medio de alto. El objetivo será encontrar estos lazos, que representan los 25 años que cumple la asociación.
Oraa animó a la participación de cualquier persona sin límite de edad y también en medios de transporte que no sean a motor (patines, bicicletas). La idea es sacarse fotos junto a los lazos y subirlos a las redes sociales. Las tres mejores fotos obtendrá premios. Desde entradas para Osasuna hasta unos lotes de vino Príncipe de Viana y unos conjuntos de lencería de Selene.
Saray ha preparado 7.500 dorsales, con una camiseta rosa conmemorativa, que podrán comprarse desde el día 11 de octubre en El Corte Inglés a un precio de cinco euros. También se puede colaborar con un donativo a través de la web: www.asociacionsaray.com.
La presidenta de Saray explicó que la cantidad obtenida se destinará a investigación. En este sentido, Oraa recordó que la entidad lleva invertidos 350.000 euros en investigación. La recaudación del último año, 47.000 euros, se ha destinado a dos proyectos desarrollados por la fundación Miguel Servet en Navarrabiomed, uno sobre biopsia líquida en cáncer de mama mestastásico y otro sobre metástasis cerebrales y óseas en cáncer de mama.
La presentación de la yincana contó con la participación de patrocinadores como Arancha Rubio, de CaicaBank; Lara Munárriz, de Bodegas Príncipe de Viana; Ainhoa Bravo, de Selene; e Idoia Arraiza, de Tasubinsa, entidad que ha embolsado la camiseta, el dorsal y el material informativo. La Fundación Bidean se ha encargado de suministrar las camisetas y de realizar la serigrafía.

“El logro ha sido visibilizar el cáncer de mama, darle la vuelta”

Mª José Oraa Ezquer, presidenta de Saray, ocupa el cargo desde 2020 aunque su vinculación se remonta a 2007, cuando le diagnosticaron cáncer de mama. “He pasado página pero sigo atada a la asociación. Creo que es de los pocos espacios donde suma todo lo que aportas. Pero si esta asociación está así es por la implicación de trabajadoras como Carol Huarte y Jaki Hernández. El gran potencial de Saray somos las personas”.
Programa psicosocial, rehabilitación, voluntariado... Saray llena grandes huecos.
Eso es. No sólo atendemos en el proceso sino más allá. Hay programas para las supervivientes. Nuestros tres ejes son la atención psicosocial, la sensibilización y la investigación. En el 96 no había mucha gente que reconociera que tenía cáncer. Esa labor ha sido importantísima en estos 25 años.
¿El logro, con mayúsculas, ha sido la visibilización?
El logro es ese. Darle la vuelta. Visibilizar te ayuda a reconocer y reconociendo llegas a las soluciones. Ese es el camino.
¿En qué sentido?
Una asociación es sinónimo de visibilización. Lo que no se nombra, no existe. Es lo más importante. Eso ha acarreado todos los logros: que las personas acudan cada vez más, saber que hay disponible un servicio más allá del CHN, la coordinación con el CHN... Somos pacientes empoderadas. También hemos crecido en investigación gracias a los ingresos extras de la carrera anual. Visibilizar el cáncer ha dado pie a que cantidad de personas colaboren con la asociación, a que se muevan iniciativas, etc. Si nadie se hubiera atrevido como lo hicieron en 1996 quizás las cosas hubieran cambiado pero de forma más lenta.
¿Al visibilizar se normaliza?
Eso es. No es un tabú, algo que hay que tapar o esconder. Es importante cómo lleva una persona un proceso de cáncer. ¿En las manos de quienes le rodean y deciden? o ¿es la persona quién toma el protagonismo? Para eso también es importante reconocer sin tapujos el cáncer. Ahora nos está pasando con las metastásicas.
¿Por qué?
Reconocer un cáncer metastásico es otra liga. Es la brecha que se va a superar.
¿Después de 25 años, qué queda por hacer?
Mucho. Las cifras lo dicen. Un 80-90% pasan por el proceso y casi se olvida, salvo las secuelas. Pero hay un 20% que van a tener recaídas, metástasis, y viven pendientes de los tratamientos. Queremos que sea con la máxima calidad de vida y que la investigación avance. Es la solución. Más investigación es más vida.
¿Queda parte del estigma en torno al cáncer de mama?
Aunque parezca mentira hay que seguir trabajando. Es bonito decir que no es lo que era. Nos ven de rosa y de fiesta y parece que no es nada, pero no es cierto. Esa noticia supone un fuerte impacto. No te enfrentas a un catarro. Es algo que no eliges y te trunca a nivel personal. Sin embargo, los datos son más esperanzadores ahora que hace 25 años gracias a la investigación, a la medicina, al trabajo social.
Se empuja en todos los frentes.
Sí. Es la clave. Eso hace que estemos en una posición más ventajosa.
¿Qué pediría a la sociedad como presidenta?
Soy optimista. Las personas tenemos un potencial increíble. Puedes superarte y quienes hemos pasado cáncer lo sabemos. Esta pandemia nos ha demostrado lo mismo. Con el cáncer se aprende qué no es importante y qué no quieres. A nivel de sociedad es importante realizar ese aprendizaje: conocer las cosas que no tienen tanto valor.
¿La pandemia ha impactado en las mujeres diagnosticadas en este tiempo?
Es un añadido más. Seguro que marca. Telemáticamente se ha atendido a las mujeres afectadas durante la pandemia aunque seguro que se ha notado.

Saray, 25 años de apoyo psicosocial y calidad de vida
La iniciativa de Saray partió de la mano del doctor Fernando Domínguez junto con un grupo de mujeres encabezadas por Nieves Perea. La entidad se constituyó el 6 de mayo de 1996 y ha pasado de una veintena de socios a 771. “Vieron la necesidad de crear una asociación para atender a las mujeres afectadas en ese primer impacto con asistencia psicosocial”. Se trata del programa más longevo de la entidad. A partir de ahí, Saray ha crecido hasta llegar a invertir en investigación y ofrecer programas que redundan en la calidad de vida: fisioterapia, rehabilitación y otras disciplinas como el yoga, reiki, etc. También se han creado grupos de voluntariado, donse en enmarca el de manualidades, uno de los más activos.

volver arriba

Activar Notificaciones