Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Operación Camboya

A prisión un vecino de Sarriguren por liderar una red de tráfico de drogas

Policía Nacional arresta a 8 personas más, todas de nacionalidad española, y con la operación da por desarticulada la banda

Droga incautada en la operación Camboya
Droga incautada en la operación CamboyaCedida
Actualizado el 07/10/2021 a las 23:31
Lo mismo ofrecía menú de comida rápida que degustación. El abanico que ofertaba a sus clientes el cabecilla de una red de tráfico de drogas desarticulada recientemente por la Policía Nacional era tan amplio que el mismo día de su arresto le fueron intervenidos en su poder sustancias como speed, cocaína, éxtásis o cristal. “Estaba bien abastecido y su número de clientes era amplísimo. Su mote es muy conocido en el mundo de la droga en Pamplona y a él acudían desde veinteañeros a por pastillas como cocainómanos entrados en los 50. Su casa era un supermercado de la droga”, explican desde la Brigada de Estupefacientes de la Policía Nacional. El arrestado, de nacionalidad española, vecino de Sarriguren de 47 años, ha ingresado en prisión sin fianza. Junto a él han sido detenidas otras 8 personas, todas también de nacionalidad española.
La operación, denominada Camboya, dio comienzo a principios de 2021, después de que el Grupo de Estupefacientes de la Brigada Provincial de Policía Judicial tuviera conocimiento de la existencia de un individuo que se podría estar dedicándo al tráfico de drogas en la comarca.
En el curso de la operación, que se ha prolongado durante meses, se comprobó que el principal investigado era, presuntamente, el cabecilla de una red de distribución de sustancias estupefacientes de origen sintético y de cannabis, y que se dedicaba a la venta de las mismas en toda Navarra. Para ello, contaba con la colaboración de varias personas, todas ellas detenidas durante el operativo, que le ayudaban en la distribución y que también realizaban labores de apoyo o encubrimiento.
El principal investigado operaba desde su propio domicilio, donde recibía compradores de todo tipo de perfiles. El día de su detención fue sorprendido portando 3 kg de sulfato de anfetamina (speed), 100 gramos de cocaína, 50 gramos de cristal, 100 pastillas de extásis y 3 kg de sustancia para el corte de las anteriores. En los registros domiciliarios practicados bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 2 de Aoiz se pudieron intervenir otras sustancias, muchas de ellas dispuestas en dosis listas para su venta, así como numerosos útiles para su procesado, como envasadoras, mezcladoras, básculas de precisión, etc.
La gran cantidad de marihuana intervenida (11,5 kilos) fue hallada en el domicilio de otro de los detenidos y presunto autor, quien tenía todo un secadero montado en su propia vivienda. Además, durante el operativo se incautaron también dos vehículos y 565 euros en efectivo.

‘Salas de consumo’ en casa y pastillas bit-coin

El rastro de las pastillas azules llamadas ‘bit-coin’ ha sido una de las pistas que llevó a la Brigada de Estupefacientes hasta el detenido. Con su arresto, los policías ponen cara a un mote bien conocido en el mundo de la droga de Pamplona, que lleva años distribuyendo sustancias y que incluso había convertido algunas de las estancias de su vivienda en ‘salas de consumo’, para montarse fiestas con amigos y clientes, en las que las bandejas con cocaína eran una parte más del mobiliario, relatan los investigadores.
Su volumen de ventas (que llevaba a cabo incluso a domicilio, tanto en coche como en patinete) era importante, admiten los agentes, que añaden que salía de fiesta “prácticamente a diario” y no por ello descuidaba las medidas de seguridad, de cara a ocultar sus actividades ilícitas a la policía. “Se puede decir que estaba curtido en el tema”. Su red de colaboradores, que le prestaban servicio de vigilancia, entre otras medidas, son los detenidos en la operación. Entre ellos, la Policía Nacional destaca el hallazgo de 11,5 kilos de marihuana “secando en el dormitorio” de uno de ellos. Uno de los responsables de la investigación no ocultaba su satisfacción. “Ha sido un arresto importante, era muy conocido y tenía muchos clientes”.
volver arriba

Activar Notificaciones