Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Obituarios

María Rosario Azcárate Latasa, entre Elcano, Urroz e Iturrama

María Rosario Azcárate Latasa
María Rosario Azcárate Latasa
  • Silvia Borda Ruiz
  • amiga de la fallecida
Publicado el 06/10/2021 a las 07:46
Nuestra querida Charo hoy cumpliría 70 años. La enfermedad no le ha dejado llegar.
Vivió su niñez y juventud en Elcano, feliz, disfrutando de su familia, con unos padres incansables, una casa preciosa y un jardín que era la admiración de todo el que llegaba.
Trabajó 42 años en la empresa Simes Senco, situada en el mismo pueblo. Fue buena compañera y excelente trabajadora. Con su interés y tesón, supo ganarse la confianza de todos los que le rodeaban, y accedió a trabajos de gran responsabilidad.
En 1978 contrajo matrimonio con Luis Mari, natural de Urroz Villa. Ha vivido entre Iturrama y Urroz con su marido, dos hijas maravillosas y cinco nietos que han sido su debilidad. Esposa, madre y abuela extraordinaria, entregada totalmente a su familia; el trabajo y esfuerzo no importaban. Era fuerte, tenaz, y valiente para afrontar las dificultades.
Le gustaba disfrutar de todo y hacía disfrutar a los que teníamos la suerte de estar a su lado. Amiga de sus muchísimas amigas, siempre dispuesta a escuchar, a interesarse, a ayudar, a cada una le hacía entender que para ella era importantísima y todas lo creíamos así. No desaprovechaba ni una sola ocasión para compartir con sus amigas un buen rato, comentando las vivencias o sus viajes, en los que tanto disfrutaba y nos hacía disfrutar. Los cafés con las amigas de Urroz o con las de Pamplona eran habituales. El hueco que deja va a ser muy difícil de llenar.
La enfermedad comenzó hace catorce meses, en plena pandemia; eso dificultó que el diagnóstico fuera rápido. Pero pasado ese primer momento, estaba increíblemente agradecida a todos los médicos, enfermeras y a todo el personal que le ha atendido. Ella sentía que le estaban atendiendo de una forma muy personal y que todos estaban volcados con ella. No ha sido un camino fácil, pero ella ha sabido darnos ánimos a todos.
Católica y practicante, su fe le ha ayudado toda la vida. Ha participado siempre con entrega y dedicación en la parroquia del Corazón de Jesús en Pamplona y en la de la Asunción de Urroz. Su fe le ha ayudado a llevar la enfermedad con entereza y con ánimo, desde el principio al final, y así ha logrado que los que estábamos a su lado estuviéramos menos angustiados.
Tu despedida ha sido inolvidable, realmente te lo merecías, no faltaba nadie, y no cabían más flores; el funeral con la coral de Urroz no pudo ser más emotivo.
Nos has dado una gran lección de vida. Espero que estés viéndonos y que puedas ayudarnos a seguir tus pasos. Hasta pronto.
volver arriba

Activar Notificaciones