Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cargos de EA acusan a Blanco de querer “deshacerse” de la dirección navarra

Denuncian la apertura de un expediente de expulsión a Maiorga Ramírez, Miren Aranoa y a Esther Korres

Maiorga Ramírez
Maiorga RamírezJESUS CASO
  • B.A./ Agencias Pamplona
Publicado el 03/10/2021 a las 06:00
La fractura en Eusko Alkartasuna se puede llevar por delante la organización del partido en la Comunidad foral, integrante del sector crítico que lidera el parlamentario Maiorga Ramírez. Así lo afirmaron ayer las dirigentes de EA en Navarra y de la organización local de Pamplona, Miren Aranoa y Esther Korres. Ambas acusaron a la secretaria general en funciones, a Eba Blanco, de “querer deshacerse” de cargos elegidos con el apoyo de la mayoría de la afiliación.
Se sumaron así a las críticas que realizó el viernes desde San Sebastián Maiorga Ramírez, quien denunció que Blanco, tras perder en los tribunales, quiere expulsarle de EA para “suprimir al adversario político” antes del congreso que celebrará el partido. Aseguró que se ha abierto un expediente de expulsión contra él, Aranoa y Korres y contra los coordinadores de EA en Álava y Guipúzcoa, Iratxe Lopez de Aberasturi y Mikel Goenaga.
Si la expulsión se hace efectiva, dejaría fuera de EA a todos sus líderes territoriales, excepto el de Vizcaya. El fundador del partido, Carlos Garaikoetxea, está junto al sector crítico.
DOS AÑOS DE CONFLICTO EN EA
Esta lucha interna que ha acabado en los tribunales comenzó hace dos años, en el proceso interno de primarias, cuando la comisión de organización electoral de EA invalidó la candidatura de Maiorga Ramírez a ocupar el cargo de secretario general que dejó vacante Pello Urizar. Ramírez afirmó que su candidatura tenía 400 avales frente a los 60 de Eba Blanco, que también optaba a liderar EA, y que la anulación era una “cacicada” que había decidido un órgano compuesto “por afines” a Blanco. La división ha acabado en un proceso judicial que tuvo uno de sus últimos capítulos en julio, cuando la Audiencia Provincial de Álava dio la razón a Ramírez y ordenó repetir esas primarias de 2019.
El navarro destacó hace unos días que la Audiencia Provincial alavesa desestimó el 23 de septiembre el recurso que Blanco presentó contra aquel fallo, que será así firme el 19 de octubre, si la actual dirigente no lo recurre ante el Tribunal Supremo. El pasado viernes, el parlamentario de Tafalla anunciaba que la respuesta de Blanco al “varapalo judicial” ha sido esos expedientes de expulsión, algo que el equipo de Blanco niega, según informaba esta semana El Diario Vasco.
REPERCUSIONES EN BILDU
EA forma parte de Bildu, y su crisis le está afectando y puede tener consecuencias todavía por ver. El sector de Ramírez sostiene que el oficial quiere disolver a EA en la coalición. El navarro pidió a las estructuras de Bildu y a Arnaldo Otegi que mantengan una actitud de “neutralidad” y dejen de “dar cobertura a las purgas y vulneraciones de derechos fundamentales, por mucho que quien las cometa sea su aliado en la visión del papel que corresponda a EA en la coalición”.
volver arriba

Activar Notificaciones