Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pamplona

La zona azul entra este miércoles en San Jorge, Rochapea y Txantrea sin multas

El Ayuntamiento no sancionará los incumplimientos hasta el próximo lunes día 13

Calle Doctor Landa, en San Jorge, donde ya está pintada la zona azul
Calle Doctor Landa, en San Jorge, donde ya está pintada la zona azulGarzarón
Actualizado el 31/08/2021 a las 16:47
Diez días tendrán los conductores para acostumbrarse a que en San Jorge, Txantrea y Rochapea norte hay que pagar por aparcar, salvo que sea usted vecino y tenga la tarjeta de residente. Ese es el plazo de cortesía que ha dado el Ayuntamiento desde mañana, cuando los tres barrios estén bajo el paraguas de la Ordenanza Reguladora de Aparcamientos, aquella que establece la rotación en los estacionamientos con zonas azules (con un máximo de dos horas) naranjas (un día), verdes (exclusiva para residentes) y roja (en la que todos pagan durante el horario comercial).
Así, en este plazo de tiempo, los infractores se encontrarán con un aviso advirtiendo de su error en lugar del papel de la denuncia para que cancele la multa si ha sobrepasado el tiempo (4 euros), si carece de tique o tarjeta de residente en vigor ( 11,65 euros), por rebasar el doble la estancia permitida (11,65 euros) o, peor aún, si en vez de su vehículo está la pegatina que indica que se lo ha llevado la grúa.
Un plazo “de gracia” que también se adoptó en otros emplazamientos de la ciudad conforme fue avanzando la ORA, que en ocho años, se ha extendido prácticamente por toda la ciudad. En 2013, el sistema saltó la frontera del Casco Antiguo y Ensanches - con regulación desde 1999- para alcanzar San Juan; Ermitagaña, Mendebaldea, Azpilagaña, Milagrosa y Echavacoiz Norte.
Ahora, la incorporación de más de 10.800 plazas de aparcamiento a la ORA apuntalará aún más la diferencia en superficie de las plazas gratuitas de las de pago. La ciudad cuenta con 24.182 plazas reguladas (un 16,9% ) frente a 20.917 (un 14,6%) libres, a las que hay que sumar las 10.585 (7,4%) destinadas en exclusiva a residentes y las 4.406 (3%) de zona roja comercial.
En barrios, las gratuitas se reparten entre Buztintxuri, Mendillorri, Lezkairu, avenida de Zaragoza-Tajonar y sur de Echavacoiz. Y no hay previsión, a corto plazo, de que entren en el sistema ya que el índice de ocupación de sus estacionamientos no es elevado como sí sucede en estos tres barrios. Así, mientras en Buztintxuri, Soto de Lezkairu y Mendillorri este índice es, respectivamente, del 59%, 54% y 64% durante el día, en San Jorge, Rochapea norte y Txantrea los porcentajes llegan 84%, 96% y 74%.
En la franja nocturna, en San Jorge sube al 90% , en Rochapea baja al 89% y en Rochapea también hay un aumento, hasta el 87%. En el otro lado de la moneda también hay dos barrios que incrementan sus índices, Buztintxuri que pasa al 62% y Mendillorri que llega al 80%. En cambio, la ausencia de actividad académica en la universidad, colegios y comercios o centros de trabajo en el límite del II Ensanche vacía el soto de Lezkairu que se queda en una ocupación en superficie del 36%.
BIURDANA, TAMBÍEN AZUL
La ampliación del sistema en estos tres barrios se ha aprovechado también para regular una de las pocas calles que quedaban con estacionamientos gratuitos en San Juan, la de Biurdana. El motivo, explican desde el área municipal de Seguridad Ciudadana, es evitar los estacionamientos de larga duración que se percibían desde que el pago se expandió por el resto del barrio. Y, además, la cercanía del aparcamiento disuasorio en Trinitarios podía provocar que este fenómeno se agudizara aún más.
En cuanto al reparto por zonas, de estas algo más de 10.800 plazas, un 54% se han pintado de color naranja, un 45,2% de azul y un 0,8% de color verde, que coinciden con una bolsa de estacionamiento exclusiva para residentes en el entorno del campo de fútbol municipal de San Jorge.
Seguridad Ciudadana no ha aportado datos concretos sobre cuántos vecinos de los tres barrios se han hecho con la tarjeta de residente. Aunque este julio, a los diez días de abrirse el plazo para las solicitudes, desde el área municipal aseguraban que más de 2.000 personas tenían ya el indicativo de sus coches. Y se recordó que sólo se daba uno por persona y que éstas debían tener el permiso de conducir en vigor. La tarjeta de residente para los nuevos sectores tiene un precio de 16,12 euros, proporcional a los cuatro meses de vigencia de este año.

Javier Labairu: “No hay marcha atrás en la Txantrea”

El concejal de Seguridad Ciudadana, Javier Labairu (NA+) reconoce que la implantación del sistema de regulación ha sentado de diferente manera en San Jorge y la Rochapea norte frente a la Txantrea. “En los dos primeros, la presión para aparcar con apenas estacionamientos, sobre todo por las noches, ha provocado que sean los propios vecinos los que nos hayan pedido que regulemos sus zonas”, afirma Labairu. En cambio, en la Txantrea, con más espacios, la noticia ha topado con la oposición de parte de vecinos y comerciantes que desembocó en la creación de una plataforma contraria a la propuesta.
Entre sus acciones ha estado la recogida de firmas, con 4.389 rúbricas, además de -en este verano- protagonizar actos de protesta como una manifestación con un millar de personas, una marcha ciclista y apelar al Defensor del Pueblo. Según esgrimen, desde el Ayuntamiento no se ha hecho una consulta popular entre residentes y comerciantes por lo que han aplicado la misma medida a un barrio con características diferentes al de la Rochapea y San Jorge. La plataforma defiende, y así lo hizo llegar en registro de entrada municipal con las firmas, que se trata de una zona residencial, sin oficinas, por lo que no hay rotación de vehículos. A su juicio, el único propósito del Ayuntamiento es recaudar los más de 400.000 euros que le aportará a las arcas municipales las tarjetas de residentes.
Labairu dijo ayer que, otra vez, ha estudiado la propuesta vecinal pero que no hay marcha atrás. “Es cierto que ahora no tienen la misma presión que los otros dos barrios. Al igual que Ezkaba. Pero regular los estacionamientos en San Jorge y en Rochapea norte iba a llevar hasta sus calles ese aparcamiento excedente de larga duración de personas que no son del barrio. Así sucedió en Rochapea norte cuando se aplicó el sistema en el sur”, explicó el concejal. “Además del de otras personas que acuden al centro y se desplazan a Pamplona en coche”. Para ellas, añade Labairu, el Ayuntamiento ofrece la solución de los aparcamientos disuasorios.
volver arriba

Activar Notificaciones