Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos

Los ladrones que usaron un bar de Pamplona como su ‘taquilla’

Una mujer a la que robaron una cámara de fotos valorada en 900 euros pudo recuperarla ya que los autores del hurto pidieron en un local “que se la guardaran”

Cuatro detenidos por golpear y apuñalar con un cuchillo de cocina a un hombre
Cuatro detenidos por golpear y apuñalar con un cuchillo de cocina a un hombrePOLICÍA NACIONAL
  • Diario de Navarra
Actualizado el 11/07/2021 a las 09:16
Las nuevas tecnologías fueron aliadas de esta víctima, que gracias al buen uso que hizo de ellas, así como a la pereza de los ladrones para cargar ‘bártulos’, pudo recuperar lo que le habían quitado. Los hechos terminaron con final feliz para la denunciante, una mujer, y el arresto por parte de la Policía Nacional de dos jóvenes como presuntos autores de los delitos de hurto y amenazas.
Los hechos sucedieron a principios de semana cuando la víctima dejó su coche estacionado en una calle del centro de la ciudad y, por descuido, no lo cerró con llave. Al ir a recogerlo, se percató de la falta de varios objetos personales. Concretamente le habían sido sustraídos dos bolsos conteniendo documentación personal y tarjetas de crédito, unas gafas de sol valoradas en 120 euros , una altavoz valorado en 150 y una cámara fotográfica profesional de un valor de 900 euros.
LA RUTA DE LOS LADRONES
La víctima comenzó entonces a recibir mensajes de su entidad bancaria notificando el uso de su tarjeta de crédito sustraída a través del sistema “contactless”. Se trataba de diferentes pagos por un valor total de 60 en distintos establecimientos hosteleros del centro de la capital.
Al tener la localización exacta de los establecimientos, la víctima se desplazó a ellos para entrevistarse con los propietarios e intentar obtener alguna información resultando que, en todos ellos le aportaron la misma descripción de los consumidores y en uno de ellos además, le revelaron que los posteriormente detenidos, además de pasar por el lugar, les habían pedido que les guardasen una cámara fotográfica que llevaban con ellos y que, según les dijeron, pasarían a recoger con posterioridad.
Cuando la dueña del restaurante se la mostró, la víctima reconoció en ese objeto su cámara sustraída del vehículo y decidió esperar junto a un familiar a que esos dos jóvenes regresaran para intentar recuperar el resto de sus pertenencias.
Horas después la víctima acompañada de un familiar, observó como dos jóvenes, con las características físicas coincidían con las descritas por los hosteleros, accedían al interior del restaurante, por lo que entraron tras ellos para preguntarles por los objetos sustraídos. Los presuntos autores, al verse interpelados por la víctima y su familiar, comenzaron a ponerse nerviosos y a proferir insultos.
En un momento de la discusión , uno de los posteriormente detenidos se hizo con un cuchillo de diecinueve centímetros de longitud de la barra del restaurante, amenazando con cortarles el cuello.
La víctima llamó entonces al 091 personándose de inmediato varios vehículos uniformados del Grupo de Atención al Ciudadano de la Policía Nacional, que redujeron y detuvieron a los presuntos autores.
Estos fueron trasladados a dependencias de la Jefatura Superior de Policía de Navarra donde se instruyeron las diligencias policiales y a donde se desplazaron también víctimas y testigos para ser oídos en declaración. La cámara fotográfica fue entregada a su legítima propietaria y los autores fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Pamplona, informó la Policía Nacional.
volver arriba

Activar Notificaciones