Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Coronavirus

Tras 450 días, Damián volvió al trabajo

El 13 de abril de 2020 fue la última jornada laboral para Damián Roku-Eptie Monreal, agente de la Brigada Asistencial de la Policía Foral. Después estuvo 86 días ingresado, 50 en coma, a causa del covid. Este jueves, “nervioso y feliz”, se incorporó a su puesto

Damián, en su vuelta al trabajo, en comisaría
Damián, en su vuelta al trabajo, en comisaría
  • Carmen Remírez. Pamplona
Publicado el 08/07/2021 a las 19:50
Muchas personas celebran estos días la llegada de vacaciones. En contraste, Damián Roku-Eptie Monreal, agente de Policía Foral nacido en 1967 en Guinea Ecuatorial, tenía motivos este jueves para festejar justo lo contrario. Tras 450 días apartado de su rutina laboral, se ha incorporado de nuevo a su puesto de trabajo en la atención a víctimas de la Brigada Asistencial de este cuerpo policial. En los 15 meses que median, 86 días ingresado en estado muy grave en el Complejo Hospitalario, 50 de ellos en coma, a causa del coronavirus. “Arrastro alguna secuela pero he considerado que ya estaba preparado y he pedido el alta voluntaria. Aquí estoy otra vez, nervioso y feliz”, reconocía.
CHURROS EN EL DESAYUNO
De vuelta en la brigada, este jueves le correspondía el turno entre las 9.30 de la mañana y las 22.30 horas de la noche. Según relató, el despertador sonó a las 6.50 y, para conmemorar la fecha y coger fuerzas de cara a la jornada que se le venía por delante, acompañado de su mujer y un amigo, desayunaron café y churros en una cafetería. “Estaba muy nervioso y como el día era especial el desayuno también lo ha sido. Después, me ha traído mi mujer y ha sido muy emocionante que me recibieran mis compañeros”, indicaba, en referencia al grupo de policías con el que comparte sus labores de atención a víctimas de violencia machista, abusos sexuales o menores.
“Agradezco especialmente el cariño que me han dedicado en momentos complicados y más estos días, en los que la noticia de la muerte de Patxi Perales en accidente de tráfico (fallecido junto a su mujer en una colisión con un camión en Almería) nos ha dejado a todos tan tocados”.
Como el 90% de la plantilla de Asistencia, Damián indica que él se contagió del virus durante las primeras semanas de la pandemia y que “era lo lógico” en un trabajo que inevitablememte implica el cara a cara con muchas personas distintas.
Su caso sí fue diferente por la gravedad que sufrió. Se temió por su vida en varias ocasiones. No ha llegado tampoco a recuperarse por completo. “He practicado natación y he caminado bastante, todo encaminado a recuperar parte de la musculatura que perdí. A pesar de eso, las fatigas me vuelven y cualquier día tengo una grande y por algo inesperado”. Según cuenta, el cuerpo puede responderle cuando le pide esfuerzos como un paseo de 15 kilómetros por la sierra de Tajonar, pero de igual manera puede invadirle el cansancio y que otro día le resulte muy costoso caminar 100 metros.
“Tampoco he recuperado la sensibilidad en algunos dedos, pero sí puedo decir que los pulmones los tengo de maravilla. Lo demás, pues secuelas que me han quedado y que me tomo como cicatrices de guerra”.
Desde luego asumirlas no le restaba ilusión al detallar su regreso a comisaría. “Vengo con muchísima ilusión y mirando hacia adelante. También hacia atrás, que hay que aprender de todo lo que hemos vivido”, advertía.
volver arriba

Activar Notificaciones