Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Sucesos en Navarra

Juzgan a un guardia civil por detener a una camarera que le sirvió un café

El fiscal pide 9 años de inhabilitación por abuso autoridad: detuvo a la mujer tras una discusión por el servicio

Ampliar Juzgan a un guardia civil por detener a una camarera que le sirvió un café
Juzgan a un guardia civil por detener a una camarera que le sirvió un café
Actualizado el 24/03/2021 a las 06:00
La Fiscalía pide 9 años de inhabilitación y 2.160 euros de multa para un guardia civil al que acusa de detener de manera ilegal a la camarera de un bar tras una discusión iniciada porque no le gustó el café que le había servido ni le convenció la hoja de reclamaciones que le había llevado. La denunciante sufrió ansiedad y el fiscal pide que sea indemnizada con 1.000 euros. Los hechos serán juzgados en la mañana de hoy en la Sección Primera de la Audiencia Provincial.
Según refleja el escrito de acusación por un delito de detención ilegal por funcionario público, el acusado es agente de la Guardia Civil desde 2005 y pertenece a la unidad de Seguridad Ciudadana de la comandancia de Navarra. El 27 de julio de 2019, a las diez y media de la noche, llegó con su compañero de unidad a una estación de servicio de la autovía A-12 (Autovía del Camino) y ambos accedieron al bar. Debidamente uniformados y con el acusado al mando, pidieron unos cafés. La Fiscalía agrega que el agente encausado, “al no ser de su agrado el café”, mantuvo una discusión con la camarera y encargada del local. Así que solicitó la hoja de reclamaciones, discutiendo con ella para que se la entregase “de forma inmediata”.
ESPOSADA Y AL CUARTEL
Según el agente, la hoja de reclamaciones que le llevó “no era la correspondiente y no servía”, por lo que le pidió el DNI. Ella le entregó el carné de conducir. El escrito prosigue que el guardia civil insistió en que esa hoja “no era la correcta” y que la identificación con el carné de conducir “era insuficiente”. La camarera siguió con su trabajo. El acusado la volvió a llamar, y dado que los clientes estaban viendo lo que sucedía, “en su condición de agente de la autoridad” hizo que la mujer saliese al exterior. Allí, “con abuso de autoridad”, le dijo que le estaba faltando al respeto y la detuvo.
Eran sobre las 22.45 horas, solo un cuarto hora después de su llegada al bar. El guardia civil introdujo a la mujer en el coche patrulla y, en calidad de detenida y esposada tras la lectura de derechos, la trasladó al cuartel de Puente la Reina.
Una vez en las instalaciones, sigue el escrito de acusación, se instruyeron las diligencias policiales. Se le tomó declaración una vez estuvo presente el abogado de oficio y la mujer fue puesta en libertad a las 2 horas del 28 de julio. La denunciante sufrió ansiedad.
volver arriba

Activar Notificaciones