Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Turismo

Guías turísticos de Navarra piden ayuda frente a la economía sumergida, que definen como su "mayor virus"

En la fase 3 están permitidas las visitas guiadas bajo protocolos sanitarios y el sector solicita ayuda a las instituciones

Mikel Ollo: “Ya empezamos a tener alguna reserva para el mes de septiembre”
Mikel Ollo, coordinador de guías turísticos de Navarra.
  • EFE
Actualizada 08/06/2020 a las 17:06

El sector de los guías turísticos afronta una dura campaña de verano como consecuencia de la COVID-19 y la cancelación de eventos como los Sanfermines y además se enfrenta a la "competencia desleal", por lo que piden ayuda a las instituciones para paliar el que consideran su mayor virus: la economía sumergida.

Así lo ha definido el coordinador de guías turísticos de Navarra y fundador de Destino Navarra, Mikel Ollo, que ha explicado que a partir de este lunes, con el comienzo de la fase 3 en la Comunidad Foral, están permitidas las visitas guiadas bajo protocolos sanitarios.

Sin embargo, existe un problema, y es que las visitas guiadas para realizarse necesitan clientes, y eso, es precisamente lo que "no hay" en este momento. Sería "extraño" hacer una visita guiada a Pamplona con gente de allí o de otras localidades navarras, comenta Ollo.

Por eso, en el sector turístico están paralizados y a la espera de que se reanude el tránsito entre provincias y se reabran las fronteras internacionales, aunque ya dan "por perdida" toda la temporada hasta, al menos, el mes de julio.

En años anteriores era precisamente ese mes el que más alegrías les proporcionaba a los tres trabajadores fijos de Destino Navarra, una pequeña empresa que ampliaba su plantilla durante la temporada sanferminera hasta los 15 empleados y que en 2019 llegó a ofrecer servicio a 1.200 clientes solo en cuanto a balcones.

Más de 100 personas al día y miles de reservas que este año se han reducido a la nada, algo que comenzaron a prever a mediados de febrero, con la primera cancelación de un cliente chino, y que se consumó con el anuncio oficial de la suspensión de las fiestas de San Fermín en lo que supuso la "pérdida de más de un año de trabajo".

Ollo relata que en el transcurso de la pandemia han vivido muchas "situaciones complicadas" y han tenido que reembolsar prácticamente todo el dinero de las reservas de los clientes para este año, excepto en algunos casos, que las han pospuesto para 2021, el periodo en el que están puestas todas las esperanzas del sector.

Según destaca, la principal fuente de ingresos de su empresa son las visitas guiadas, especialmente a grupos internacionales, que suponen un 80 % de sus clientes y que han anulado todas las visitas hasta la primavera de 2021; y el 20 % restante, los nacionales, por ahora, hasta el mes de septiembre.

Es por eso que este año su apuesta más fuerte es el cliente "individual" y, sobre todo, nacional, al que pretenden atraer con visitas más "privadas", personalizadas al gusto de cada usuario, con un mejor servicio y a unos "costes más asumibles".

De esta forma, evitarían todos aquellos protocolos y restricciones sanitarias impuestas a las visitas guiadas, que, por el momento, quedan reducidas a las 20 personas, que deben mantener la distancia de seguridad y "evitar aglomeraciones", entre otras, que además suponen "más costes" adicionales.

A este problema se le une además el de la "competencia desleal" que existe en el sector, con 15 ofertas solo en Pamplona y muchas de ellas, según Ollo, de empresas "dudosas a nivel fiscal", que se financian a través de "propinas" y eluden declarar el IRPF o el IVA, algo que sí hacen las empresas "legales".

Por eso Ollo insta a las instituciones a que prioricen a aquellas empresas lícitas frente a las que no lo son en la "promoción de servicios, protocolos sanitarios y en la lucha del fraude fiscal" en una colaboración publico-privada que también pretende extender dentro de las empresas del sector.

"Tenemos que coordinarnos para repartirnos ese pequeño pastel que nos queda", manifiesta Ollo, siguiendo un modelo similar al "que hacen los taxis", para que cada empresa trabaje en unos días determinados y apostando por la "venta cruzada entre compañeros" para que todos salgan beneficiados.

Ollo tiene claro que la "nueva normalidad" del turismo pamplonés se va a traducir en "menos clientes, con menos poder adquisitivo", que van a querer visitar "zonas de libre acceso" y, en el último de los casos, contratarán una visita guiada.

Aun así, desde Destino Navarra han querido "readaptarse" a la situación actual ofertando cuatro propuestas innovadoras entre las que se incluyen una visita privada a Pamplona en bicicleta; una visita guiada en inglés o francés enfocada a familias con niños, que aprenderán sobre la ciudad "como en una clase particular".

Y por último, más enfocado a la gastronomía y el producto local, proponen una ruta de pinchos y una visita guiada a Pamplona a través del comercio local, con visitas al Mercado de Santo Domingo o charlas con productores y artesanos, con las que esperan atraer a los nuevos turistas.

Por el momento, prefieren centrarse más en Pamplona porque llevar fuera a los clientes con excursiones "es muy complicado" en esta situación, y confían en recibir ayuda pública en su lucha contra la economía sumergida y colaborar entre compañeros para afrontar con dignidad el verano y volver a resurgir en 2021.

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE