Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Coronavirus Navarra

Un médico pamplonés diseña un respirador artificial para pacientes con coronavirus

El pamplonés Javier Asensio Salazar diseña, junto a otros talentos de España, un respirador artificial para pacientes con coronavirus. Superado el ensayo con seres vivos, está para fabricarse

foto de El prototipo de The Open Ventilador, ideado en el programa Celera.
El prototipo de The Open Ventilador, ideado en el programa Celera.
Cedida
Actualizada 02/04/2020 a las 06:00

Ahora más que nunca, una buena noticia es celebrada como el aliento de esperanza que aporta un modelo de respirador artificial para un enfermo con coronavirus en estado crítico. El pamplonés Javier Asensio Salazar, de 27 años de edad, es el responsable médico del diseño de un nuevo prototipo de respirador “de bajo coste y seguro”, a juzgar por los resultados practicados en ensayos con seres vivos y de los beneplácitos obtenidos en el mundo académico y también sanitario. Asensio Salazar aporta en el proyecto su experiencia y bagaje intelectual, cultivado desde la Universidad de Navarra, en centros de prestigio internacional como Johns Hopkins o la universidad de Columbia y en el Hospital madrileño 12 de Octubre, donde cursa en la actualidad la especialidad de maxilofacial. Al mismo tiempo se encuentra estudiando un máster de ingeniería biomédica de la University College London.


Sus jornadas son en la actualidad maratonianas, implicado como está en la atención por la mañana a pacientes con Covid-19 en la unidad de Medicina Interna del Hospital 12 de Octubre, a la que ha sido destinado, y en el proyecto del respirador artificial, por la tarde.


Hace dos años que ingresó en el grupo de talentos de menos de 35 años de edad del programa Celera, en el que ha contribuido a idear el mecanismo de respiración artificial, bautizado con el epígrafe The Open Ventilator. Se trata de una solución económica -su precio ronda la décima parte de un modelo convencional, de unos 20.000 euros-, acomodada a uno de los principios que rigen el funcionamiento de Celera: contribuir en mejoras de la sociedad sin ánimo de lucro.


EFICACIA PROBADA

Comprobada su eficacia en seres vivos, a falta de hacerlo con pacientes y de obtener la homologación con ajuste a los criterios que dicte el Ministerio de Industria, el nuevo respirador ha involucrado en su concepción a la Universidad Juan Carlos I. De la misma manera, “la implicación voluntaria de un equipo de expertos del Hospital 12 de Octubre ha permitido que el nuevo prototipo presente todas las funcionalidades imprescindibles para que su uso en pacientes sea viable y se maximice la ratio de supervivencia”. Según el joven médico pamplonés, “este dispositivo permite regular la presión y el volumen respiratorios, mantener una presión positiva al final de la espiración y controlar los parámetros básicos para una adecuada ventilación mecánica”. Como señala “cuenta con las alarmas y sensores pertinentes para la correcta monitorización del paciente y del funcionamiento del sistema, los modelos que carecen de esas especificaciones no podrán ser utilizados en pacientes. Así lo detalla la Guía de especificaciones para la fabricación rápida de ventiladores que el Department of Health and Social Care del Gobierno Británico ha publicado recientemente”.


Según dice, el ingeniero Javier González -coordinador del equipo de talentos que ha confeccionado el prototipo- no es partidario de reproducir el modelo en impresoras 3D “porque no iba a aguantar la cantidad de ciclos que se necesitan. Cada paciente puede llegar a estar entubado del orden de15 o 17 días, a razón de 24 horas al día. Ha de disponer de una máquina con garantías y seguridad”.


Al principio, el equipo de jóvenes especialistas sopesó la posibilidad de difundir su inicitiva a través de Internet con la difusión de los planos, pero rápidamente la descartaron por la posibilidad de que se produjese algún error involuntario al ser interpretados. Toda precaución es poca en un momento delicado como éste.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra