Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Javieradas

Y, al final, los peregrinos se dieron la paz

Aunque se decidió seguir los consejos de la Conferencia Episcopal de evitar el contacto físico durante la misa, los asistentes al acto religioso de Javier se estrecharon las manos y, algunos, hasta lo acompañaron con besos

Fotografías de la Javierada del sábado 7 de marzo
Un peregrino y un voluntario se dan la paz.
Fotos de la primera Javierada 2020 del sábado 7 de marzo. 144 Fotos
Fotos de la primera Javierada 2020 del sábado 7 de marzo.
Fotografías de la Javierada del sábado 7 de marzo
Jesús Caso
Actualizada 09/03/2020 a las 06:00

Llegó el momento de la paz y el arzobispo Francisco Pérez la deseó para todos, pero no siguió con la petición de darla. Así lo había aconsejado la Conferencia Episcopal por el coronavirus y así lo decidieron asumir este domingo en la misa de Javier. Pero la mayoría de los asistentes al acto religioso sí se estrecharon las manos y algunos también lo acompañaron con dos besos. Además, para evitar contagios, la treintena de religiosos encargados de repartir la Comunión -se habían traído 6.000 hostias- tenían la orden de lavarse las manos con alcohol tanto antes como después del reparto de las formas.

Pero, Javier Álvarez, uno de los peregrinos que cargaba con la cruz desde Larraga señaló que no había notado, por parte de los fieles, preocupación alguna. “Hay que tener respeto, lógicamente, por que es una enfermedad que afecta, sobre todo, a la gente mayor de mi edad. Pero nadie se muere hasta que Dios no quiere”, explicó Javier Álvarez.

Asimismo, su amigo Miguel Urriza comentó que no se había acordado del virus en todo el camino. “Ni lo había pensado y mira que he tenido 70 kilómetros para pensar. La gente que asiste a la Javierada viene con la mente en otras cosas. Por eso, no tengo ningún miedo”, afirmó. Otros peregrinos procedentes desde Pamplona, concretamente de la parroquia Santa María de Ermitagaña y de la Sagrada Familia, aseguraron que estaban bendecidos. “El único miedo o la única preocupación que tengo es económica. Por lo demás, ningún quebradero de cabeza”, añadió entre risas, Paloma Muerza, una de las integrantes del grupo.

Algunos jóvenes de la parroquia Santa María Soledad Torres Acosta, Madrid-Vallecas, aprovecharon el Vía Crucis, el camino y las misas celebradas en Javier para pedir al santo salud. “Siempre que venimos rezamos por cada uno de los integrantes del grupo, este año somos casi 200, y por los que no han podido estar aquí. Pero también aprovechamos para pedir por la salud de todos. Especialmente, familiares y amigos”, explicó una de las monitoras, Covadonga Millán, minutos antes de comenzar la misa.

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE