x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Gobierno de Navarra

Chivite apela al diálogo de los partidos en una legislatura que prevé “compleja”

Asumió un Gobierno “que pertenece a la ciudadanía” y abogó por construir una Navarra “próspera y más justa”

Chivite, durante su primer discurso como presidenta de Navarra.

Chivite, durante su primer discurso como presidenta de Navarra.

EFE
Chivite compromete

María Chivite, en el acto de toma de posesión como presidenta.

EFE
Actualizada 07/08/2019 a las 07:04
A+ A-

Tras un camino que no ha sido precisamente de rosas, la socialista María Victoria Chivite Navascués (Cintruénigo, 1978) prometió este martes su cargo como presidenta de Navarra. Pasadas las once de la mañana, y rodeada de sus compañeros de partido más cercanos, Chivite dejó la sede del PSN en Paseo de Sarasate y se dirigió a pie con rostro sereno hasta la cercana sede del Parlamento foral. Y si dicen que a los antiguos Césares y generales de Roma un esclavo les recitaba al oído en sus desfiles triunfales por Roma las palabras “memento mori” -recuerda que morirás- , este martes fue un ciudadano anónimo el que salió al paso de María Chivite y le gritó un menos poético “¡Traidora!”. Es posible que esta espina en su corto paseo le sirviera a Chivite para reflexionar por unos instantes sobre la herida que su acuerdo de Gobierno ha dejado en algunos sectores y, sobre todo, en el que ha sido su socio natural en las últimas décadas: UPN. Por eso, una vez jurado su cargo en el atrio del Parlamento ante más de 200 invitados, no tuvo reparo la nueva presidenta en reconocer que el camino de la próxima legislatura se intuye “difícil” y “duro”. Y en consonancia su discurso fue un canto a la necesidad del “diálogo” y del “acuerdo” entre los partidos políticos, imprescindible, dijo, para que la “paz” y la “convivencia” se asienten en la sociedad navarra. Una convivencia que será “el mayor reto”.


Atrás quedan 72 días de en los que se ha fraguado esta nueva coalición política en la que se han dado la mano PSN y Geroa Bai además de Podemos e I-E. Un cuatripartito al que le faltan tres votos para alcanzar la mayoría absoluta en la Cámara y que ha necesitado de la abstención de Bildu para echar a andar. Y tanto la coalición abertzale como la de Navarra Suma se han encargado de recordar, que el nuevo Gobierno nace “cojo” de votos para sacar adelante sus leyes y propuestas.


Una situación que el presidente del Parlamento foral, Unai Hualde, reconoció y que le sirvió para vaticinar que “el órgano representativo de la ciudadanía navarra” va a tener esta legislatura “un protagonismo fundamental”.


María Chivite abrió la mano en su discurso al “diálogo” entre las fuerzas, sin mención directa a Navarra Suma y EH Bildu, e incluso se le quebró la voz por la emoción en algún momento. Más directo fue el presidente de la Cámara, Unai Hualde, al recordarle a la nueva presidenta que deberá emplearse “a fondo” en la búsqueda del diálogo en un Parlamento “donde todas las voces representadas a través de 7 grupos y agrupaciones parlamentarias son legítimas y son necesarias, sin que sobre ninguna de ellas, porque todas ellas son parte de la voluntad democrática de las navarras y navarros a los que nos corresponde representar”.


Aplauso del Estado al acuerdo


La amplia representación institucional en la toma de posesión de María Chivite estuvo encabezada por el Ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Política Territorial y Función Pública, Luis Planas. Fue este último el encargado de pronunciar un discurso en el que no dudó en afirmar que la constitución del nuevo Gobierno de Navarra es “fruto de un acuerdo inteligente y de futuro entre cuatro fuerzas políticas de diverso signo, que en su pluralidad refleja la realidad de la sociedad navarra y de este Parlamento”.


Teniendo presentes las penurias del presidente en funciones Pedro Sánchez para aunar el apoyo suficiente para su investidura, el ministro Luis Planas subrayó que la ciudadanía “quiere acuerdos que busquen lo mejor para el conjunto de la sociedad y señalen un camino a recorrer”.


Chivite prometió su cargo ante el Presidente del Parlamento, Unai Hualde, conforme a la siguiente fórmula: “Prometo respetar, mantener y mejorar el Régimen Foral de Navarra, acatar la Constitución y las Leyes y cumplir fielmente las obligaciones de mi cargo de Presidenta del Gobierno de Navarra”.La presidenta estuvo arropada por su pareja, sus dos hijos, sus padres, familiares y amigos. También por una familia socialista que no se aupaba a la presidencia de Navarra desde hace un cuarto de siglo.


Barkos felicitó a Chivite, pero no quiso hacer declaraciones. Es un día “que no me corresponde”, dijo. De los ex presidentes de UPN Miguel Sanz y Yolanda Barcina no hubo noticias. No así de Juan Cruz Alli, que afrontó el sol justiciero de la mañana con un elegante sombrero de paja.


El acto de toma posesión acabó con la interpretación de ‘El Roncalés’ por el Orfeón Pamplonés. Los ecos del “vasco, navarro soy” y “del jardín español” parecieron una metáfora del compendio de sensibilidades al que el Gobierno de Chivite aspira a representar.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra