x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
cole a cole

Cooperación y espíritu renovador en el colegio San Miguel de Larraga

Reportaje sobre el colegio público San Miguel de Larraga publicado en Diario escolar el 26 de marzo

Alumnos del colegio público San Miguel de Larraga durante una clase.

Alumnos del colegio público San Miguel de Larraga durante una clase.

Colegio Público San Miguel de Larraga 13 Fotos
Colegio Público San Miguel de Larraga

Alumnado del Colegio Público San Miguel de Larraga

Actualizada 27/03/2019 a las 10:06
Etiquetas
  • Beatriz Mingueza Palacios
A+ A-

El Colegio Público San Miguel de Larraga empezó su andadura educativa en 1982. Desde entonces, ha ido adaptando su oferta a los vaivenes lógicos que ha experimentado el mundo de la enseñanza. Hoy, alberga a más de 200 alumnos y va a cumplir tres cursos de cambios y renovación de su esencia gracias a un proyecto de innovación. “Este año terminamos el proceso de formación y tenemos que decidir qué pautas establecemos a partir de ahora”, explica Noelia López de Dicastillo, directora.

El deseo de extender por el centro el uso del aprendizaje cooperativo e incrementar la participación de los alumnos en las clases, con el aumento de autonomía que esto conlleva, llevaron al claustro de profesores a probar nuevos modos de trabajar en el aula, impulsados además por el empleo de pizarras digitales y monitores interactivos. “Hemos aumentado el trabajo por proyectos y reducido bastante la cantidad de libros”, reconoce Laura Manchado, secretaria y profesora de 3º de Primaria. Como consecuencia, son los propios alumnos los que miden las cargas de trabajo y estructuran las tareas teniendo en cuenta los objetivos, impuestos por el profesor, que tienen que cumplir a lo largo de la semana. Las clases son un reflejo de la nueva realidad del colegio: las mesas están organizadas por grupos y, en cada uno, hay unos roles por los que van rotando los alumnos. El equipo directivo se muestra muy satisfecho con los resultados ya que, según dicen, “el alumnado está más motivado”, algo que pueden apreciar en el rendimiento diario. “Cuando son capaces de explicar a otros los conocimientos que han adquirido, aprenden también ellos”.

Las tertulias dialógicas o los grupos interactivos son dos claros ejemplos de este nuevo rumbo. Mientras que lo primero constituye “una oportunidad de acercarse a la literatura a través del aprendizaje dialógico”, es decir, poniendo en común textos e ideas derivadas de la lectura, lo segundo va más allá de las aulas. “Son grupos en los que se combinan actividades de distintas áreas, por las que el alumno debe ir rotando, y que están guiados por voluntarios del pueblo: pueden ser familiares o cualquier persona que quiera participar”. Es un proyecto que está despegando y sobre el que tienen puestas altas expectativas. Además, les gustaría plantear una colaboración con el Club de Jubilados del pueblo. “Creemos que pueden ser buenos voluntarios, tienen mejor disponibilidad horaria”, afirman.

El círculo de las nuevas metodologías en este colegio, de modelo G y A, lo completa la docencia compartida. Cada vez es menos común ver a un alumno con determinadas necesidades educativas salir fuera del aula para sus horas de apoyo o separar un grupo en dos para los desdobles. Ahora, lo habitual es que dos docentes impartan las clases de manera conjunta. “Esto depende de los cursos, los profesionales destinados a ello se organizan las horas según las necesidades que tiene cada grupo”, explica Laura Manchado.

UN GUIÑO A LA COMUNIDAD LARRAGUESA
“La idea del proyecto de innovación en el que estamos va enfocado, a parte de a mejorar la escuela, la integración y el éxito académico, a abrir el colegio tanto para las familias como para el pueblo”, concreta Noelia López de Dicastillo. Además de contar con visitas puntuales de jubilados, como en el Día de la Tostada en diciembre, y con su participación en proyectos de distintas clases, el colegio San Miguel de Larraga forma parte del Programa de Educación Ambiental de la Mancomunidad de Valdizarbe. Entre otras cosas, hace un par de años prepararon un espacio en la parte de atrás del colegio para trabajar el huerto escolar, para el que cuentan con la ayuda de un abuelo. Justo ahora están inmersos, gracias a la labor de la Asociación Gardatxo, en la replantación del pueblo. “Junto al huerto, hemos habilitado una pequeña parcela para un vivero, con la idea de que, cuando las semillas plantadas vayan creciendo, los árboles se replanten por el pueblo”, explican desde dirección. “Procuramos estar en contacto constante con el pueblo”, aseguran.

ACTIVIDADES COMPLEMENTARIAS

El colegio de Larraga fue uno de los primeros centros en adaptarse a la jornada continua. Por esta razón, de lunes a jueves ponen a disposición de todo el que quiera y necesite un amplio abanico de extraescolares voluntarias. “Hay muchas que son de pago, como zumba, música, inglés, judo, teatro… y para las que vienen monitores al centro y, otras, que son sesiones gratuitas que imparten los profesores: una primera hora de tarea y apoyo escolar y otra en la que se puede elegir entre informática, manualidades, sicomotricidad, juegos de mesa…”, cuenta la directora. Además, hay fechas reservadas en el calendario a lo largo del curso para las distintas actividades complementarias, como la Semana Blanca, la English Week o el Campamento Arantza, de euskera.

CAMPAÑAS SOLIDARIAS

Desde el colegio, “trabajamos la solidaridad con aquellas personas necesitadas, para que los alumnos sean capaces de sensibilizarse con los demás y aprendan a aportar lo que cada uno puede”. En concreto, desde el colegio San Miguel de Larraga, llevan a cabo dos campañas solidarias: una en otoño y otra de cara a la primavera. Las organizaciones con las que están en contacto y a las que mandan las recogidas de ropa llevadas a cabo en el centro son SOS ÁFRICA y Fundación Santa Lola. Además, el año pasado colaboraron por primera vez con SONAGE, asociación a la que facilitaron material escolar donado por los alumnos. Además, gracias al impuso de la Apyma, este curso se ha realizado un sorteo solidario de cestas. Las familias donaron los productos para las cestas y vendieron los boletos. El dinero recaudado se donó a ADANO (Asociación de Ayuda a Niños con cáncer de Navarra).

EL CENTRO Y SU ENTORNO

El Colegio Púbico San Miguel de Larraga está situado a las afueras de la localidad, junto al complejo deportivo municipal. Suma casi cuarenta años ofreciendo una propuesta formativa dirigida a encauzar los primeros años educativos de los más pequeños del pueblo. Los alumnos que terminan esta etapa en 6º de Primaria, continúan con sus estudios en Tafalla o Estella.

EN DATOS

Nº alumnos/as: 224
Nº docentes: 26
Etapas educativas: Educación Infantil y Primaria
Idiomas: Inglés y euskera
Directora: Noelia López de Dicastillo
Jefa de estudios: Pilar Yusta
Secretaria: Laura Manchado
Dirección: Ctra. Balsa, s/n, Larraga
Teléfono: 948 71 11 68
Correo: cplarrag@educacion.navarra.es
Web: cplarraga.educacion.navarra.es

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+