Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Javieradas 2019

Tres ciclistas resultan heridos en una Javierada soleada y con 9.000 peregrinos

El accidente se produjo en el alto de Lerga y se vieron implicados dos menores de 15 y 16 años y un hombre de 51

Fotos de la primera Javierada de 2019
Fotos de la primera Javierada de 2019
  • R.M.
Publicado el 10/03/2019 a las 08:53
El buen tiempo se alió ayer con los cerca de 9.000 peregrinos (35 autobuses y 1.800 vehículos), según datos de la Policía Foral, que recorrieron los 55 kilómetros que separan a Pamplona de Javier. Los ciclistas aumentan cada año su presencia y ayer hubo que lamentar tres heridos que realizaban la ruta en bicicleta, en un accidente que se produjo en el Alto de Lerga hacia las 11.30 horas, según informó SOS Navarra. Se trata de dos menores de 15 y 16 años y de un hombre de 51, que sufrió rotura de clavícula. El joven de 15 años presentaba contusión facial y amnesia, y el de 16, posible fractura de muñeca y erosiones. Los tres fueron trasladados al Complejo Hospitalario en ambulancia.

El accidente de los tres ciclistas fue la nota discordante de una jornada que estaba siendo especialmente tranquila. Lo decían ayer desde Cruz Roja. El frío de las primeras horas había propiciado una reducción clara en las atenciones habituales de la Javierada: las ampollas en los pies, que se intensifican con el calor. La prueba es que a las 13 horas, sólo habían atendido a 50 peregrinos, uno de ellos por una leve lipotimia. Nada que ver con las 230 atenciones registradas el viernes, con la Javierada de la Ribera.

Ese frío de primeras horas de la mañana fue dando paso a un clima de temperatura agradable, soleado y seco. A las 10 de la mañana, las hermanas lumbierinas San Martín, Eugenia María, de 68 años, Lourdes y María del Pueyo, daban cuenta del bocadillo del almuerzo, tras recorrer los primeros 13 kilómetros de la ruta. “No hay dedos en la mano para contar todas las Javieradas que hemos hecho. Cada vez estamos más jóvenes. Aquí, no hay ampollas. Somos navarricas”, sonreían. En su Lumbier natal les esperaba “una sopica de ajo”.

Óscar Azcona se estrenaba ayer como director de las Javieradas. A última de la mañana hacía un “balance más que positivo” de esta 79ª edición, que partía con el lema “Enviados”, en referencia al mes extraordinario misionero convocado por el Papa Francisco. “Está todo perfectamente organizado y no ha habido incidencias notables. La gente marcha con tranquilidad y gozo”, resumía. El amplio despliegue de Guardia Civil y Policía Foral, con apoyo aéreo y agentes a caballo, permitió que la jornada se desarrollase con normalidad, más allá del accidente de los ciclistas.

Veteranos de la Javierada

A media mañana, desde Liédena, los hermanos pamploneses Miguel, de 55 años, y José Mari Zabalza Compains, de 57, enfilaban los últimos kilómetros de peregrinación, una ruta que conocen al dedillo. Habían partido de Pamplona de noche. “Yo llevo viniendo 41 años. La primera vez con 14”, explicaba el menor. Y no solo eran perfectos conocedores del camino. También del castillo, del que fueron guías. “Los dos estudiamos en Javier. No faltamos ningún año y cada vez venimos mejor”, añadía Miguel Zabalza.

Acompañados de varios familiares, entre los que se encontraba la hija de Jose Mari, Ainhoa Zabalza Goya, de 27 años, tenían claro que iban a culminar la peregrinación por la ruta tradicional, es decir, por Yesa. Por primera vez en la Javierada, la Guardia Civil recomendó a los peregrinos, terminar la ruta por Sangüesa para que los vehículos circulasen por Yesa.
volver arriba

Activar Notificaciones