Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Bomberos de Navarra

La mejor hierba tenía trampa

Bomberos rescatan con éxito una yegua que cayó unos 20 metros en una sima en Urbasa

Durante el rescate de la yegua en Aralar

Durante el rescate de la yegua en Aralar.

Actualizada 15/10/2018 a las 07:57
A+ A-

Que en esa zona se hallara la mejor hierba no era una casualidad. Atraída por el 'manjar' este animal se aproximó demasiado a la boca de una sima en Aralar y, en lugar de devorar el pasto, fue la gruta quien se la tragó a ella. Los bomberos hallaron indicios de que había resbalado y se había precipitado al interior de la cueva. Según explicaban efectivos del cuerpo de Alsasua, que junto a compañeros de Cordovilla se encargaron del rescate del animal, la yegua se precipitó al interior de la sima en dos tiempos. Primero se deslizó unos 12 metros y, posteriormente, prosiguió su caída por una especie de tobogán, distanciándose de la salida unos 20 metros en total.


A pesar de lo aparatoso del golpe, el animal sobrevivió y el pastor dio aviso de lo ocurrido y de la situación. La alerta llegó al parque de Alsasua sobre las 13.00 horas del sábado. Una vez desplazados al lugar, en Urbasa, comprobaron que sacar al animal iba a resultar laborioso. “Cuando bajamos por primera vez evaluamos varias cosas. Era obvio que ella no iba a poder salir por sí misma. Se encontraba bien, de pie. Con hambre y sed”, explicó uno de los efectivos que tomó parte en el operativo. Siguiendo las indicaciones del pastor, le llevaron agua y pan, para tranquilizar al animal e ir ganándose su confianza. “La entrada era bastante estrecha, por lo que barajamos la posibilidad de llamar a un veterinario y sedarla”. Al final, descartaron esa posibilidad y se pusieron en contacto con los bomberos del parque de Cordovilla, quienes contribuyeron al rescate con dos profesionales y con material específico para este tipo de actuaciones. “Trajeron un arnés especial para animales y un trípode”. Acompañados del pastor y otros allegados, así como con 'espectadores' improvisados, fruto de la afluencia de excursionistas el sábado en Urbasa, los bomberos regresaron al lado de la yegua.


“Fue un poco como en la película de El hombre que susurraba al oído de los caballos”, bromea este integrante del equipo para explicar que pasaron tiempo junto al ejemplar, tranquilizándole, antes de comenzar a acometer su izado. “Funcionó, porque se dejó bastante bien”. Ir acercándola a la superficie no fue sencillo, ya que había tramos muy estrechos (“nosotros mismos entramos retorciéndonos”, cuenta el bombero), pero al final consiguieron devolverla a la superficie de Urbasa. “El pastor, muy majo, nos contó después que había comido y bebido bien, que la había ordeñado (la yegua tiene un potrillo), y que parecía que la experiencia iba a terminar bien, así que fue un esfuerzo pero mereció la pena. Además, queríamos terminar ayer (por el sábado), sabíamos que hoy (por ayer domingo) podía ser jornada complicada por el viento y la lluvia”. Tras recoger el equipo y tras 9 horas de rescate, el reloj marcaba más de las 22.00 horas cuando regresaban al parque.

Te recomendamos

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra