Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
Sucesos en Navarra

Asfixiados dos trabajadores al caer a un pozo en la depuradora de Corella

La Policía Foral maneja la hipótesis de que primero cayera uno de ellos y el segundo acudiera a auxiliarle

Bomberos rescatan los cuerpos de los dos trabajadores.

Bomberos rescatan los cuerpos de los dos trabajadores.

@bomberos_na
Mueren dos trabajadores en un accidente en la depuradora de Corella

Accidente mortal en la depuradora de Corella.

Mueren dos trabajadores en un accidente en la depuradora de Corella

Un agente de la Policía Foral, en la depuradora de Corella.

Policía Foral
Actualizada 28/07/2018 a las 10:11
A+ A-

El aviso al 112 se registró a las 14.22 horas y, 21 minutos después, a las 14.43, el médico de Corella desplazado de urgencia al lugar sólo pudo certificar la muerte de los dos operarios que trabajaban en las instalaciones de la depuradora y que se precipitaron a un pozo de registro de aguas residuales. Aunque la autopsia es la que determinará la causa de la muerte de forma precisa, la hipótesis que maneja la Policía Foral es que Ricardo Catalán García, de 35 años, natural de Zaragoza y vecino de Ablitas, y Luis González Fernández, de 54, y vecino de Murchante, murieron probablemente después de desvanecerse y caer a este pozo, de unos tres metros de profundidad, donde se ahogaron. Uno sufrió el accidente en primer lugar y, el segundo, al tratar de auxiliarle, se intoxicó después.


En sucesos similares, la persona fallece asfixiada debido a la concentración de gases tóxicos en el fondo del depósito. El oxígeno se desplaza a la superficie y, de esta manera, en el interior el aire se vuelve irrespirable, por lo que después del mareo inicial se suele desencadenar un desfallecimiento y sobreviene la muerte. Aunque la investigación de la Policía Foral se encuentra en una fase inicial, maneja con bastante seguridad la tesis de que fuera uno de los dos trabajadores el que primero cayera al pozo y el segundo, al acudir en su auxilio, resultara también intoxicado. Un tercer trabajador dio el aviso al 112.


Los dos desarrollaban su trabajo en las instalaciones, donde se compaginan los trabajos de obra civil relacionados con la ampliación de la entrada de aguas residuales con las labores propias de mantenimiento de la planta.

Te recomendamos


UN RESCATE MUY COMPLICADO

Tras confirmarse el fallecimiento, los bomberos desplazados desde el parque de Tudela acometieron el rescate de los cuerpos, que quedaron en el pozo. Al encontrarse al fondo, próximos a una tubería de salida de aguas, las maniobras resultaron muy complicadas, indicaron desde el Gobierno foral. Un bombero debió retirarse momentáneamente del operativo tras sufrir un mareo, señaló el Gobierno foral, aunque se recuperó con rapidez. El rescate se completó hacia las 17.45 horas. Hasta las instalaciones de la depuradora se desplazaron dos ambulancias medicalizadas, y una de ellas permaneció en el lugar hasta que se completó el rescate de los cuerpos ante la posibilidad de que fuera necesaria su intervención para auxiliar a los bomberos que participaban en la peligrosa recuperación de los cadáveres. También acudieron a las inmediaciones agentes de la Policía Foral, que desplazaron patrullas de Seguridad Ciudadana de la comisaría de Tudela y unidades de Policía Judicial que se han hecho cargo de la investigación de las causas del accidente.

 

Según indicaron desde este cuerpo policial, las conclusiones acerca de lo ocurrido todavía pueden demorarse algunos días, debido a la recogida de los indicios y al resultado de la autopsia. También acudieron agentes de la Policía Municipal de Corella y el alcalde de la localidad, Gorka García, que permaneció en el lugar hasta que los cuerpos fueron evacuados al Instituto Navarro de Medicina Legal para que les fuera practicada la autopsia. Desde Policía Foral resaltaron la colaboración de los agentes de la Policía Local así como de la Inspección de Trabajo, presentes en el lugar.


Tras conocer el accidente se desplazaron asimismo a las instalaciones varios miembros de Nilsa, entre ellos el gerente, Iñaki Urrizalqui. Desde esta institución, así como desde el Ayuntamiento corellano, coincidían en el “mazazo” por un suceso tan trágico como el vivido ayer. “Vamos a esperar a la investigación de la Policía Foral para poder pronunciarnos a ciencia cierta sobre lo que ha pasado”, señaló Urrizalqui.


Hay que remontarse a 1996 para revivir un suceso de características similares, cuando tres jóvenes fallecieron en una fosa séptica en una granja de Tabar. Realizaban labores de limpieza en una explotación de vacuno cuando uno de ellos se desvaneció por la intoxicación de los gases que emanaban de los purines y los otros dos jóvenes acudieron en su auxilio. Los fallecidos tenían 29, 24 y 19 años.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra