Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Netflix

El juego del calamar y el final alternativo que no pudo ser

El guionista de la serie, Hwang Dong-hyuk, desveló en una entrevista la opción que barajaban para el final

El juego del calamar, una serie surcoreana que está batiendo todos los récords de audiencia.
El juego del calamar, una serie surcoreana que está batiendo todos los récords de audiencia.archivo
  • Diario de Navarra
Publicado el 11/11/2021 a las 08:33
¿Qué hubiese pasado si el actor Seong Gi-hun (Lee Jung-jae en 'El juego del calamar') hubiese optado por subirse a ese avión que le iba a llevar a EE UU para reunirse con su hija? Esta es la alternativa que el creador de la popular serie, que ha batido todos los récords en Netflix y que ya ha anunciado que se trabaja en una segunda parte, barajaba para terminar la primera entrega. Y es que Hwang Dong-hyuk, creador y guionista, se enfrentó a la difícil decisión de redondear la serie de una manera u otra, y al final pesó el hecho de dejarla abierta para hacer la secuela.
Hwang Dong-hyuk ha concedido una entrevista a Entertainment Weekly (EW), portal norteamericano televisivo en el que desveló cuál era el final alternativo para la serie. Lo primero es ponernos en antecedentes y recordar (ojo, va spoiler) que la temporada terminaba con el protagonista a punto de subirse a un avión para reunirse con su hija, que se fue a vivir a EE UU con su madre y su padrastro. Antes de embarcarse, de hecho en el propio túnel de acceso al avión, Seong Gi-hun recibe una llamada telefónica del misterioso hombre de la máscara negra con quien conversa en tono amenazador, prometiéndole que va a descubrirlo y a desmontar el tinglado.
El líder de la organziación del mortal juego le recomienda que se suba al avión y deje atrás la experiencia. Y ante semejante tesitura, el protagonista opta por darse la vuelta y caminar hacia la cámara, desafiando así a una organización causante de tanta desdicha.
Hasta aquí lo conocido. Pero la cosa pudo haber cambiado. La serie podría haber bajado la persiana de manera definitiva (aparentemente, claro, porque poco cuesta volver a levantarla) si se sube al avión en un final que le prometía felicidad y dinero (mucho dinero) junto a los suyos. Esta es la opción que reconoció que barajaron el autor de la serie, Hwang, en el desenlace alternativo. "Estuvimos debatiendo sobre dos escenarios diferentes para el final", anunció Hwang: "Había uno, el final alternativo, en el que Gi-hun se subía al avión y se iba. Y después estaba el otro en el que se daba la vuelta y caminaba hacia la cámara".
"Nos preguntábamos constantemente: ¿está bien que Gi-hun tome la decisión de irse a ver a su familia, que persiga su felicidad? ¿Es esa la forma correcta por nuestra parte de proponer la pregunta o el mensaje que queríamos cubrir en la serie?", reconocía. Al final se optó por el desenlace más abierto que abría la especulación sobre una segunda entrega y que, según él, poseía significado más profundo.
"Concluimos que la cuestión que queríamos proponer no se podía contestar si se iba en el avión", afirmaba: "La pregunta que queríamos responder (¿por qué ha llegado el mundo a ser esto?) solo podía ser resuelta si Gi-hun se daba la vuelta y caminaba hacia la cámara. Así dimos con el final". Lo que esá claro es que, con un final u otro, 'El juego del calamar' hubiese sido lo que ha sido: un tremendo pelotazo y una serie que ah enganchado a millones de telespectadores.
volver arriba

Activar Notificaciones