Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Ganadora 'The Dancer'

Macarena Ramírez, ganadora de 'The Dancer': "No me arrepiento de sacrificar muchas cosas por el flamenco"

La bailaora del equipo de Lola Indigo ganó la primera edición de 'The Dancer'

Fotografía de Macarena Ramírez en  'The Dancer'
Macarena Ramírez, en una actuación en 'The Dancer'.
RTVE
  • J. Moreno / COLPISA
Actualizada 09/06/2021 a las 06:00

Con seis años ya actuaba en peñas flamencas y ahora, tras una carrera en la que ha compartido cartel con artistas como José Mercé, la bailadora Macarena Ramírez (28 años, Chiclana de la Frontera, Cádiz) ha ganado la primera edición de 'The Dancer', el formato de baile de La 1 de TVE que se despidió el lunes con casi 1,1 millones de espectadores y un 8,8% de cuota de pantalla.

¿Cómo empezó tu relación con el baile? 

Empecé muy pequeña. A los cuatro años, en la escuela del barrio de Chiclana. Luego me fui a Jerez de la Frontera, me presenté al conservatorio de danza de Cádiz, pasé por Sevilla y fui a Madrid. A partir de los seis o siete años, me di cuenta que no era un 'hobby', sino que era mi vida.

¿Qué has tenido que sacrificar en tu vida para poder dedicarte a bailar?

He tenido que sacrificar muchas cosas, como estar con mis amigas, excursiones del colegio, ir al parque a jugar, estar con mi familia, con mis padres, con mi hermano, no ir a viajes. Muchísimas cosas, pero no me arrepiento de nada porque es lo que he querido hacer siempre. Hay que dedicarle muchísimo tiempo al baile, porque cada vez están empujando más fuertes los jóvenes. Tienes que superarte día a día.

¿Pensaste en tirar alguna vez la toalla?

Siempre tenemos bajones, pero realmente lo que es pensar 'quiero tirar la toalla, no quiero bailar más', eso jamás. Pero sí que ha habido muchos días de bajones, de rabia, de impotencia. Tienen que existir días así para después valorar lo bueno.

¿Qué te animó a presentarte a 'The Dancer'? ¿Qué hacías antes de apuntarte al 'casting'?

Me decidí a presentarme por la situación de la covid, porque se habían cancelado todos los teatros y tablaos. Y dije: 'Por qué no me voy a exponer a un concurso de televisión donde me va a ver muchísima gente y puedo enseñar mi arte'. En ese momento, no estaba haciendo nada.

Estaba en mi casa. Tenía varias galas, pero no a lo que estoy acostumbrada.

Me animaron mis amigas, el bailador Eduardo Guerrero, mis padres. Todo el mundo me animó.

¿Qué te llevas del programa?

Me llevo a muchísimos compañeros en el corazón. A mucha gente que me ha estado apoyando y diciendo lo que valía día tras día. Y por supuesto, a Lola Indigo y a todos los capitanes. No voy a perder nada de ese magnífico programa.

UN DIFÍCIL SECRETO

¿Ha sido duro guardar el secreto? ¿Te preguntaban mucho por el programa?

Sí, la verdad. Ha sido bastante duro. Tenía muchas ganas de decirlo, pero no podía. Ha sido duro porque, quiera o no quiera, es tu recompensa después de todo el sacrificio y la lucha. Me preguntaban muchísimo por el programa porque salí en la primera audición. Me preguntaban que cuándo iba a salir otra vez.

Te has diseñado tu propio vestuario en el programa y, en la final, te ayudó tu madre a confeccionarlo. ¿Vienes de una familia de artistas?

Todos los vestuarios que habéis visto en la gala me los he diseñado yo. El traje de la final surgió porque quería dar dos enfoques de mujer: una, más sutil y delicada, y otra, una mujer con más fuerza y poderío.

Mi madre siempre me ha ayudado a todo. Vengo de una familia humilde, que no ha vivido lo que es el mundo del artista. Mi padre es camionero, mi hermano es ingeniero y mi madre, ama de casa. Nadie de la familia baila ni canta. Pero siempre he sentido el apoyo de mi familia. Sin ellos no estaría aquí.

Has fusionado el flamenco con otros géneros, ¿cómo ha sido la experiencia?

Ha sido divertido. Un reto que me ha distraído muchísimo. Siempre he querido darle un enfoque novedoso al flamenco, pero sin perder su esencia. Ha sido algo increíble e inolvidable.

He aprendido muchísimo.

He podido aprender algo nuevo sin perder mis raíces. Y he demostrado que en el flamenco se puede innovar siendo flamenco puro. No hace falta mezclar otro tipo de danza.

UN ESCAPARATE

¿Hace falta más divulgación del flamenco?

Siempre creo que el flamenco se merece más divulgación de la que tiene. No se le da el valor que merece. El flamenco tiene que estar en las escuelas, en las universidades, en todos los lugares. El flamenco y la danza curan y deberían estar más presente en nuestras vidas.

¿Tienes planes inminentes? ¿Te gustaría dedicarte a la televisión?

Ahora mismo tenemos muchas 'masterclass', muchos cursos y espectáculos.

Pero claro que me gustaría dedicarme a la televisión. Es un escaparate abierto a todo, donde te conoce muchísima gente y se puede divulgar más tu flamenco.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE