Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

TVE

'Masterchef Junior 7' comienza la búsqueda de sus aspirantes

"Cada vez los niños vienen más preparados, al principio venían con arrocitos y tortillas de patatas y ahora el que menos tiene un tartar", asegura la directora de casting del programa producido por Shine Iberia

Concursantes de Masterchef Junior
Concursantes de Masterchef Junior
RTVE
  • Efe. Madrid
Actualizada 30/07/2019 a las 16:08

"Yo con un año ya cocinaba", asegura sonriente Paula, de 9, que ha viajado desde Asturias con sus padres protegiendo con esmero el plato de merluza en salsa con el que pretende enamorar a los jueces del castin de 'Masterchef Junior', que ha celebrado este martes una jornada presencial en Madrid.

A lo largo de la mañana se han congregado 80 niños de entre 8 y 12 años con el sueño de tomar el mando de la cocina del programa que acumula ya tres exitosos formatos en España: celebrity, senior y junior, cuya séptima entrega ya se cuece a fuego lento.

"Cada vez los niños vienen más preparados, al principio venían con arrocitos y tortillas de patatas y ahora el que menos tiene un tartar", asegura Esther González, directora de castin del programa producido por Shine Iberia para La 1 de TVE, que cuenta que incluso algunos aspirantes han llegado a la prueba con sifones o kits de esferificar.

Esto se debe, según González, al propio programa: "Se interesan por la cocina o saben utilizar objetos complejos gracias a ver el programa; el otro día, en el castin de Barcelona, una niña nos dijo indignada que en su casa no podía cocinar porque no había cocina al vacío ni sifones, que así no se podía", cuenta entre risas.

Aunque algunos niños son fieles admiradores del programa, participan en escuelas de cocina o en el propio campamento de "Masterchef", es la familia en la mayoría de los casos la que ha sembrado en ellos el gusto por los fogones y les han confiado los secretos culinarios mejor guardados durante generaciones.

 

 



"Para la prueba he traído un solomillo con queso de cabra y cebolla caramelizada crujiente, pero a mí lo que mejor me salen son las natillas de mi abuela, ella me dio la receta secreta y siempre las cocinamos juntas", afirma orgullosa Irene, de 12 años.

Con los nervios a flor de piel y la mano de los padres siempre cerca para apretarla si es necesario, los niños llegan a la prueba después de haber pasado varios filtros en los que se sometían a pequeños cuestionarios culinarios o enviaban vídeos en los que hacían galas de sus habilidades.

Al castin llegan con un plato de elección libre preparado en casa que deben emplatar en 20 minutos mientras los padres observan sin poder intervenir. "Cariño, eso necesita más salsa", le dice su madre a Juan, que se concentra en su plato haciendo caso omiso al consejo: "Mamá, sabré yo si está bien de salsa".

Si los tres jueces del equipo culinario del concurso consideran que Juan tenía razón y la cantidad de salsa era idónea, recibirá una de las ansiadas cucharas de madera que simbolizan el pase a la siguiente fase, en la que deben enfrentarse a una prueba como la del programa: cocinar un plato con un ingrediente secreto.

Como son pocos los afortunados, el concurso se prepara muy bien para hacer frente a la decepción de los que no superan la prueba: "Trabajamos la previsión, desde que mandamos la documentación somos muy directos con esto y no intentamos adornar, les animamos a que perseveren, a que se presenten y a que acepten la no victoria, que al final eso es la vida", explica González.

Conscientes de lo que significa la participación en el concurso, se esmeran en imitar sus formas. Por ello, Carla, de 9 años, ha preparado su salmón con frutos secos ataviada con un delantal con el logo del programa bordado, mismo dibujo que ha usado María, de 10 años, para decorar el plato de pizarra en el que luce sus raviolis rellenos de sabor a pizza.

Aunque la tensión es visible, los niños sonríen y charlan entre ellos tranquilamente ya que, como les recuerda la directora de castin: "Con cuchara o sin ella, sabemos que hemos ganado".


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE