Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Humorista

Ana Morgade: "No me considero una guardiana de la moral"

'Sufre mamón' me sigue pareciendo un tema divertidísimo pero hoy no buscas polémica, te llama a la puerta", dice la humorista

Ampliar La humorista Ana Morgade, durante su participación en el programa 'Pasapalabra'
La humorista Ana Morgade, durante su participación en el programa 'Pasapalabra'DN
Publicado el 06/11/2022 a las 11:22
En un momento en el que el futuro pinta negro, Ana Morgade se sube al escenario del madrileño teatro Galileo Quique San Francisco para representar una obra "llena de ternura y humor" titulada 'Porvenir'. Esta 'gafapasta' "un poco indie" que toca el ukelele y huye de meterse en charcos se ha visto arrastrada por un tsunami por cuestionar la letra de la canción 'Sufre mamón'.
¿Se ha disfrazado este Halloween? 
Yo cuando me he vestido de Halloween casi siempre ha sido sin querer y fuera de fecha.
¿Teme a los fantasmas? 
Uy, muchísimo. A los fantasmas, a la oscuridad, a los muñecos, a Hacienda... Soy supermiedosa.
¿A los muñecos? 
Cuando era pequeña me regalaron una muñeca que parecía que estaba dormida... O muerta. Me tenía aterrorizada. Cada noche me despertaba doce veces a mirar. Al final creo que la regalamos y le dimos una vida de pesadilla a otro niño.
Creo que en el escenario esta vez no improvisa.
Nuestra compañía se llama 'Impromadrid'. Llevo con ellos veinte años y siempre hemos improvisado. Pero aquí nos dimos cuenta de que teníamos algo generacional que contar.
Generación X. El martes cumple 43 años.
A eso, fíjate, cada vez le tengo menos miedo. Siempre he sido muy enemiga de celebrar los cumpleaños. Me angustiaba, me deprimía un montón. Pero ahora cuantos más cumplo más lo valoro.
Porque usted crece, no envejece.
Ja, ja... En la obra le hacemos un homenaje a la conocida frase publicitaria: '¿Cueces o enriqueces?', pero con una pregunta que tiene un poco más de caldo: ¿Creces o envejeces? Yo, en mi caso, crezco. Siempre digo que soy una joven promesa que va cumpliendo años. 
¿Y cuál es su mensaje generacional? 
Esa presión heredada. Te dices: había que tener una casa y no la tengo, un trabajo fijo y no lo tengo, una idea clarísima de lo que hay que hacer y estoy aquí perdidísima...
Yo no la veo tan perdida.
Lo que pasa es que soy una 'genia' del disimular, pero la mayor parte del día no me entero absolutamente de nada.
Tiene casa, trabajo, pareja, hija...
Es verdad. Tengo mucha suerte pero aún así sigo teniendo la sensación de que no estoy cumpliendo como cumplían mis padres. Es que el mundo ha cambiado y las herramientas son distintas. No podemos seguir exigiendo a los que vienen detrás que cumplan los mismos objetivos. 
Estaba tan feliz con las hormonas del embarazo que hasta quería sintetizarlas. ¿Qué hormonas rigen ahora su vida? 
Las de mi bebé. Los bebés tienen la capacidad de hacerte reír y hacerte sentir la persona más increíble del mundo todos los días. Antes, cuando me preguntaban quién te hace reír ponía ejemplos de cómicos famosos. Ahora contesto: "Mi hija Martina, de año y medio" 
¿Sus gafas son un escudo? 
Como dice Berto Romero, es una máscara más pequeña. Como un antifaz de superhéroe pero chiquitito. Te escondes lo suficiente para sentir que ya no estás totalmente expuesto.
¿Le preocupa el delito de sedición? 
A mí pocos delitos me preocupan. Intento meterme en los menores charcos posibles. Sobre todo si están al lado del charco principal.
Pues su crítica a la letra de 'Sufre mamón' en 'Pasapalabra' ha traído cola.
Yo no sentí que estuviera haciendo una crítica. Era una reflexión. No me considero una guardiana de la moral. 'Sufre mamón' me sigue pareciendo un tema divertidísimo, me sé la letra de pe a pa. Pero la gente está muy enfadada y uno no elige en qué polémica o charco se mete. Es el charco el que te viene a llamar a la puerta de casa.
En Instagram se define como "corredor de bolsa de basura". ¿Le preocupa la inflación? 
Soy un desastre con las finanzas. Lo bueno es que me encuentro dinero olvidado en los bolsillos de los abrigos. Pero también he tirado a la basura un billete de veinte euros creyendo que era un ticket. Soy muy despistada.
Elon Musk entra en la sede de Twitter cargando un lavabo. ¿Que le sugiere? 
Ja, ja, ja... Pues que se está poniendo el listón muy alto en el mundo del humor.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora