Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pelota

La incógnita es quién pagará el mantenimiento del Euskal

La empresa Oriamendi termina el  contrato de usufructo del frontón el 17 de diciembre, con una instalación que está en malas condiciones de mantenimiento

Ampliar Una imagen exterior del frontón Euskal Jai Berri de Huarte
Una imagen exterior del frontón Euskal Jai Berri de HuarteGoñi
Publicado el 12/12/2022 a las 06:00
El próximo sábado 17 de diciembre se cumplen 45 años de la inauguración del Euskal Jai Berri de Huarte. Ese mismo día termina el contrato de usufructo que la empresa Oriamendi, la heredera de Remonte 2000 y de Galarreta SL, tenía con el Ayuntamiento de Huarte. El consistorio es propietario de la instalación desde 2002, cuando la adquirió por 400 millones de pesetas. La cuestión al término del contrato es quién va a hacerse cargo del mantenimiento y reforma de unas instalaciones que se encuentran en malas condiciones.
De acuerdo con el testimonio de alguien que visitó y evaluó las instalaciones del Euskal Jai antes del verano, el estado de la cancha y la pared izquierda del frontón “son perfectos”. Otra cosa es todo lo que rodea a la cancha de juego. Así el Euskal tiene numerosas goteras en su tejado, las paredes de pasillos y accesos presentan abundantes humedades, hay localidades -butacas de madera- que se han visto afectadas por la humedad; los vestuarios se encuentran en malas condiciones, no hay agua caliente y el sistema de calefacción no funciona. A la instalación le hace falta una limpieza a fondo en su interior. La fachada también necesita una obra de remozado y mejora.
Junto a la instalación deportiva, el Euskal Jai tiene una zona de hostelería, que tampoco se encuentra en el mejor de los estados posibles. Lo mismo que las zonas de vivienda del complejo.
La clave es quién tenía que hacerse cargo del mantenimiento de la instalación. Si el propietario de la misma, el Ayuntamiento de Huarte, o quien hasta el 17 de diciembre explota el contrato de usufructo, la empresa Oriamendi. O si el consistorio de Huarte puede reclamar a Oriamendi la responsabilidad del mal estado de conservación del edificio y los gastos derivados. Y hasta qué nivel de cuidado. Hay que tener en cuenta que la empresa Remonte 2000 anunció el cese de la actividad regular en septiembre de 2003. Y ver si la empresa podría hacer frente a un gasto importante.
EL GOBIERNO, A LA ESPERA
Hace dos años, el alcalde de la localidad apuntó que era necesario hacer un estudio a fondo sobre qué hacer con el Euskal Jai. Si conservarlo solo como frontón, si darle además otros usos -convertirlo en una instalación multiusos- o si derribarlo y aprovechar ese solar de 25.000 metros cuadrados para otros fines.
En caso de que se quisiera darle continuidad a la instalación, ni el Ayuntamiento de Huarte, ni Oriamendi, tampoco el Gobierno de Navarra disponen de una cifra exacta del desembolso que implicaría poner al Euskal Jai de Huarte en condiciones de volver a funcionar otra vez, su restauración.
En el caso de que el Ayuntamiento de Huarte, que es el propietario del frontón, tuviera que hacer frente a los gastos, esto se le uniría la difícil situación económica en la que se encuentra también a pista de hielo. Y todo, con unos recursos económicos limitados.
Según apuntaban ayer fuentes del Instituto Navarro del Deporte (IND) del Gobierno de Navarra, están a la espera de cómo queda la situación entre el Ayuntamiento de Huarte y la empresa Oriamendi. Para el IND el Euskal Jai es una “instalación que sigue siendo interesante y a la que se le puede dar utilidad”. Y no solo pelotística, ya que podría hacer un buen papel al Ayuntamiento de Huarte como multiusos.

La posibilidad de incluirlo en el Supercircuito de la Internacional 

Las opciones de futuro del Euskal Jai están abiertas. Para la empresa E-Remonte y para la Fundación Remonte supondría tener una sólida base de operaciones, un frontón de referencia. Pero ni la empresa ni la fundación tienen capacidad económica para hacer frente a las obras de remodelación de las instalaciones. El Euskal Jai también podría ser un buen escenario como centro de tecnificación de herramienta de la FNP. Incluso con un frontón en condiciones podría ser una de las sedes para el Supercircuito que la Internacional planea para la cesta punta junto con Cuba, Miami, Biarritz y Markina.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora