x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
CUATRO Y MEDIO

Ezkurdia, a la final por la vía del sufrimiento

Ezkurdia defenderá la txapela tras batir a un Jaka que remontó de 17-7 a 21-20

foto de Joseba Ezkurdia y Erik Jaka, reventados, después del  19-13 en el que se cruzaron una veintena de pelotazos. Los dos protagonistas lo dieron todo en la cancha.

Joseba Ezkurdia y Erik Jaka, reventados, después del 19-13 en el que se cruzaron una veintena de pelotazos. Los dos protagonistas lo dieron todo en la cancha.

Joseba Ezkurdia celebra el triunfo y el pase a la final del Cuatro y Medio tras derrotar a Jaka.

Joseba Ezkurdia celebra el triunfo y el pase a la final del Cuatro y Medio tras derrotar a Jaka.

Actualizada 03/11/2019 a las 08:32
A+ A-

Muerto por el esfuerzo, apremiado por el resultado, Ezkurdia restó bien el saque de Jaka, vio el hueco, armó el brazo y voleó con todas las fuerzas que le quedaban. Jaka, tan muerto o más, vio cómo la pelota le atropellaba y pasaba. 22-20 en el luminoso, Ezkurdia explotó de alegría, se abrazó con Jaka mientras el Labrit se ponía en pie para aplaudir a los dos gladiadores. La ovación duró un minuto, y respondieron con un aplauso los pelotaris. Fue una semifinal con un desenlace trepidante, pero no fue un buen partido. Algo que a Ezkurdia a estas alturas le dará más o menos igual, porque por segundo año consecutivo jugará por la txapela de la Jaula.


JAKA REGALÓ MEDIO PARTIDO

Hubo en la grada quien dijo que este sábado se vio un partido grandioso. Quizá no sea el mejor adjetivo, si se ve todo en conjunto. La semifinal fue mala hasta el 17-7, porque no hubo peloteo, ni juego.


Se encontró Joseba Ezkurdia con ese material sin gracia que había anunciado en la elección. Pelotas con las que no podía imprimirle la velocidad característica de su juego, el arma con la que hace daño y destroza al rival.


Coincidió que Erik Jaka tuvo un comienzo de partido horrendo. Pagó la novatada de su primer gran compromiso en pequeños detalles que le hundieron de inicio. Dos faltas de saque de manual, las dos pelotas que dejó pasar que pensando que iban fuera, tres saques que encajó hasta el 17-8, más media docena de malas decisiones a la hora de ejecutar el golpeo.


Haciendo poco más que lo suyo, Ezkurdia se topó con un 17-7 en el que la mayoría de los tantos fueron fallos del rival.


RESURRECCIÓN Y SUFRIMIENTO

Cuando la semifinal parecía ya encarrilada, cuando despuntaba la desidia en la grada -los ánimos se estaban enfriando- se la jugó Erik Jaka con una volea de zurda al txoko a la que no llegó Ezkurdia. Se fue el delantero de Lizartza al cestaño, cambió de pelota, y comenzó una nueva semifinal.


Fue como si, de repente, Jaka se hubiera quitado de encima todos los respetos, miedos y tensiones de una vez. Como si el partido empezara entonces. El guipuzcoano aterrizó en el 17-8, y comenzó a hacer su juego y a disfrutar. Sacó bien, y a partir del tercer pelotazo c movió Ezkurdia de un lado a otro. Abriendo al ancho, cortando a la pared, buscándole los pies con la volea. El guipuzcoano sumó dos tantos rápidos. Abortó momentáneamente la reacción Ezkurdia con un voleón tremendo (18-11), pero quedaba mucha tela por cortar.


Si hasta el 17-7 solo hubo tres tantos por encima de los diez pelotazos, a partir del 18-11 la semifinal entró en el camino del sufrimiento en cuanto a trabajo, desgaste y tensión.


Jaka estaba dispuesto a morir matando. Se metió en la trinchera del cuadro dos hacia adelante, y fue torturando a Ezkurdia con trabajo, ritmo, y obligándole al rival a desplazar esa carrocería más pesada de un lado a otro. La trotina fue descomunal. Después de los 38 pelotazos del 18-11 los dos pelotaris acabaron tirados en el suelo. Allí permanecieron un minuto.


La suma de la insistencia y el riesgo le dio fruto a Jaka. Escaló a un 19-16. Ezkurdia sufría, le costaba un mundo terminar. Casi lo consiguió de dos aperturas seguidas 20-16, 21-16. Pero el guipuzcoano le obligó a sufrir hasta el límite con cuatro tantos perfectos. 21-20 en un Labrit que era un volcán. Hasta que Ezkurdia vio el hueco y clavó una volea que vale una final.

 

FICHA

EZKURDIA 22
JAKA 20

Frontón. Labrit, lleno absoluto. Mil personas. Tremendo ambiente.
Duración. 56:18 minutos.
Pelotazos. 303.
Saques. 3 y una falta de Ezkurdia, 4 y dos faltas de Jaka.
Pasas de la distancia: Ninguna.
Tantos hechos. 8 de Ezkurdia, 11 de Jaka.
Tantos perdidos. 3 de Ezkurdia, 8 de Jaka.
Dinero. 100 a 40 por Ezkurdia de salida.
Incidencias. Ezkurdia agotó todos los descansos.


 

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra