Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Montaña

Un recorrido, 7 cumbres: nace la 'Integral de Belagua'

Desde el guarderío del refugio Ángel Olorón se impulsa esta exigente travesía circular que, en 30 kilómetros, visita algunas de las grandes cimas del Pirineo más cercano

El Pic d'Anie, con sus 2.504 metros, es la cima más alta de las siete que pasa la 'Integral de Belagua'.
El Pic d'Anie, con sus 2.504 metros, es la cima más alta de las siete que pasa la 'Integral de Belagua'.
Josetxo
Actualizada 10/06/2021 a las 06:00

Añelarra, Anie, Mesa de los Tres Reyes, Budogia, Ukerdi, Lapaquiza de Linzola, Lapazarra... cumbres que, ya solo de una en una, pueden ser perfectamente el objetivo de una buena salida montañera para cualquier aficionado. Cimas representativas del Pirineo más cercano, seis de ellas por encima de los 2.000 metros de altitud, exigentes físicamente y enclavadas en un paraje tan peculiar y atractivo como el macizo de Larra-Belagua, con zonas kartsicas pero también hayedos, pinos negros y prados de altura.

¿Y si se enlazasen todas ellas en un mismo trayecto y día? Ese reto, una experiencia que resulta tan atractiva como imponente, lo lanza el guarderío del refugio Ángel Olorón en el 50 aniversario de esta emblemática infraestructura -inaugurada el 17 de octubre de 1971 y que, tras una profunda reforma, fue reabierta el pasado septiembre- .

Nace así la Integral de Belagua, una travesía de unos 30 kilómetros (2.630 metros de desnivel positivo) con salida y llegada en el propio refugio y que, en una salida exigente y que requiere una correcta preparación, recorre algunos de los picos más referentes de la parte occidental de la cordillera pirenaica. A partir del próximo 20 de junio los interesados en afrontar este nuevo reto podrán apuntarse en el refugio (15€) donde, además de ofrecerles el track completo de la ruta, les darán detalles y más información, una prenda de regalo y, al concluir, la posibilidad de plasmar y compartir sus impresiones sobre el itinerario en el libro de registro del Ángel Olorón.


REFUGIO, SALIDA Y LLEGADA

“Toda esta idea surge al plantearnos la posibilidad de encadenar Añelarra y Anie con la Mesa de los Tres Reyes. Y una vez que lo vimos factible, ¿por qué no añadir alguna cumbre más de la zona?”, recuerda Angel Morató, responsable y uno de los tres guardas del refugio. “Hay otras travesías del estilo en muchos valles de Pirineos y, también, en Sierra Nevada por ejemplo. Pero aquí, en Larra-Belagua, no había ninguna así. Y creo que puede ser un aliciente, un reto que puede ilusionar y gustar. Son rutas exigentes, largas, para las que hay que estar preparado... pero que también resultan muy atractivas para muchos montañeros. En esta Integral de Belagua el aliciente es que, aunque son muchos kilómetros, el día cunde y acabas habiendo visitado estas siete cimas tan emblemáticas”, añadía.

De esta forma, y tras salir desde los 1.428 metros en los que se sitúa el refugio navarro, la Integral de Belagua encaminará a los participantes hacia las cumbres de Añelarra (2.357m) y Anie (2.504m) por los hayedos de Bortuzko y Añiberkandia y el característico terreno karstico de la zona después. Desde la cima gala baja hacia el collado de Insole para afrontar el ascenso de la Mesa de los Tres Reyes (2.446m) por la cara de Lescun.

Una vez alcanzado el techo navarro, la travesía crestea para ir perdiendo poco a poco altura hacia el suroeste por las cimas de Budogia (2.368m) y Ukerdi (2.252m) antes de un brusco descenso de más de 400 metros hacia la Hoya del Portillo de Larra.

Desde allí, arrancará un nuevo ascenso hacia Lapaquiza de Linzola (2.104m), el espectacular mirador natural hacia el valle de Belagua y penúltima cumbre del recorrido.

Y es que, antes de regresar al punto de inicio en el refugio Ángel Olorón por el paso de Zemeto, la Integral de Belagua llevará a los caminantes hasta los 1.785 metros del Lapazarra, última cumbre del itinerario.


AGUA Y BIEN EQUIPADOS

Eso sí, por las características de zona y del propio diseño del recorrido, la Integral de Belagua es una actividad dirigida a personas con experiencia previa en salidas y en condiciones físicas adecuadas. El sistema MIDE calcula un grado 3 tanto en severidad del entorno natural como en la dificultad de desplazamiento, aumentándolo a 4 en cuanto la la orientación y en 5 en cantidad de esfuerzo necesario.

“Es un trazado bastante salvaje, marcado por hitos sobre todo en las zonas más altas donde no hay senderos claros. Por eso es importante ir bien equipado, llevando bien de agua ya que no hay ningún lugar donde encontrarla en toda la ruta y elegir muy bien el día. Con niebla o mal tiempo hay puntos donde es fácil despistarse. Requiere buen estado físico y cierta experiencia”, advierte Morató.

¿Y cuánto tiempo puede conllevar la Integral de Belagua? MIDE lo calcula en 14h45. Pero, como en todo, la preparación, motivación, forma física y objetivos de cada uno marcará la respuesta. “En horas, el recorrido puede conllevar entre las 6, porque seguro que habrá corredores que lo acaban en ese tiempo, y las 16 horas”, explica el experimentado guarda, quien ya trabajó en refugios como Góriz, Bujaruelo o Pineta antes de llegar a Belagua.

Un recorrido, 7 cumbres: nace la Integral de Belagua

 

LAS CIFRAS

50 AÑOS se cumplen este 2021 de la construcción del refugio Ángel Olorón. Se inauguró el 17 de octubre de 1971.

2.630 METROS DE DESNIVEL positivo y 30 kilómetros de travesía circular tiene la nueva ‘Integral de Belagua’, lo que puede conllevar “entre 6 y 16 horas”.

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE