Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Waterpolo

Waterpolo 9802 y el sueño de volver a lo más alto

Las de Imanol Maiza aspiran este año a regresar a la División de Honor femenina

Imanol Maiza, junto a sus jugadoras, el miércoles pasado en la piscina del Polideportivo de la UPNA.
Imanol Maiza, junto a sus jugadoras, el miércoles pasado en la piscina del Polideportivo de la UPNA.
Actualizada 22/01/2021 a las 06:00

El 30 de octubre se dio pistoletazo de salida a la temporada más extraña para el waterpolo. Como en muchos deportes, se dividieron las categorías en subgrupos, y el Waterpolo 9802, el máximo exponente de este deporte femenino en Navarra, quedó encuadrado en el grupo B, formado por seis equipos, que se encuentran disputando la primera fase (cinco partidos de ida y cinco de vuelta). Las dirigidas por Imanol Maiza son segundas e invictas, al haber ganado cuatro encuentros y empatado dos. Un inicio con buenas sensaciones que invitan a soñar con un acceso a la segunda fase, en la que lucharán por regresar a División de Honor.

La máxima categoría no es desconocida. El club se fundó con el nombre de UPNA en 2002, cuatro años después que su homólogo masculino (1998), de ahí que cuando la Universidad Pública cambió el modelo de gestión de los equipos federados y les instó a ser convenidos pero independientes, se cambió el nombre al actual 9802 (los años de fundación de los dos equipos). Su primer ascenso a División de Honor ocurrió en la temporada 2010-11.

Este logro le permitió ser designado mejor club en los Galardones del Gobierno de Navarra en 2011, ya que además se produjo el ascenso del equipo masculino a segunda. Tras el descenso, en la temporada 2014-15 las navarras volvieron a ascender, aunque aguantaron sólo un año entre la elite nacional. Este curso buscan el que sería tercer ascenso a División de Honor, y de momento, no van mal encaminadas.

Con una plantilla consolidada de jugadoras de casa, estos días ha llegado el esperado refuerzo de Lisbeth Santana, boya internacional cubana que ficharon hace 15 meses y que no había podido venir a Pamplona por problemas burocráticos.

Esta temporada, el club presidido por Emilio Millor competirá con varios equipos: el absoluto de liga nacional, el de liga regional y el equipo juvenil regional que juega liga autonómica con el País Vasco.

“EL BALANCE ES MUY POSITIVO”

Imanol Maiza lleva seis años al frente del equipo. El entrenador navarro está muy satisfecho del desempeño de las jugadoras. “Llevamos una buena primera parte de la temporada, nos quedan dos partidos clave para acabar esta vuelta muy bien. Nos costó bastante el primer partido, pero luego ganamos varios seguidos, empatamos contra las líderes de grupo en casa y ahora hemos vuelto a ganar dos consecutivos. El balance es muy positivo y hay que seguir por este camino. Esos partidos clave los queremos ganar para pasar a la segunda fase con los máximos puntos posibles y ver qué nos depara el futuro”, analiza.

Maiza, que fue quien recogió a Lisbeth Santana de Madrid para traerla a Pamplona, tiene muchas esperanzas puestas en la cubana: “El refuerzo de invierno de Lisbeth nos puede suponer muchísimo para el equipo. Es una jugadora con muchísima experiencia, grande y fuerte, que ayuda a competir. En cuanto recupere la forma física, puede ser fundamental para esa segunda vuelta que es donde nos vamos a jugar las castañaas. Ahora tenemos dos partidos para que vaya cogiendo ritmo y, en cuanto esté en forma y consigamos jugar con ella, será un cañón. Va a ser maravillosa para este equipo”, resume Maiza.

El equipo navarro juega este domingo al mediodía en Zaragoza ante el colista. “Tenemos que poner la guinda al pastel. Queremos estar arriba y pelear por cosas bonitas y apasionantes. Estamos ilusionados por hacer una buena campaña y conseguir el ascenso. Nos costará, tendremos que trabajar, algún partido perderemos pero nos repondremos y estaremos arriba seguro”, concluye Imanol Maiza.

 

Lisbeth Santana: “Vengo a aportar sazón cubana, garra y deseo”


Se emociona casi con cada palabra que dice. Se ha reunido con su marido, el jugador de Waterpolo Navarra Giraldo Carales, tras 15 meses separados por una injusta situación burocrática, y hablar de ello le humedece los ojos. También referirse al recibimiento de sus nuevas compañeras, que lo son desde hace 15 meses también, pero con las que hasta ahora no se había metido en la piscina. Este domingo, Lisbeth Santana Sosa (Camagüey, 27-11-1991) debutará por fin con el Waterpolo 9802.

Por fin se ha reunido su familia, y por fin ha conocido a sus compañeras. ¿Cómo ha sido ese recibimiento?
Al principio, me sentía tensa por cómo me iban a acoger, por ser mayor que ellas. Le preguntaba a Imanol: “¿Cómo crees que me verán?”. Y él me decía: “Pues muy grande” -ríe- . Pero fue llegar y como si me conocieran de toda la vida. Me decían “Al fin se hizo, estás aquí con nosotras”, “Llevamos mucho tiempo esperando”...

¿Se emocionó?
Sí, me emocioné -dice con los ojos vidriosos-.

Hace más de un año decidió venir a la misma ciudad que su marido y desde entonces todo han sido dificultades.
Todo han sido dificultades -asiente-. Trabas, papeles que se vencen y tienes que volver a hacer...

¿Qué siente al entrar en la piscina y ver que forma parte de un nuevo equipo?
Contenta, de verdad. Siento una satisfacción grande por poder ayudar a este equipo y que ellas me ayuden a mí. Ya lo siento como una familia.

¿Qué puede aportar una internacional en un equipo joven de casa que está haciéndolo bien?
Voy a aportar todo lo que sé y todo lo que he aprendido en mi carrera deportiva. También ellas me van a aportar a mí, porque el waterpolo de aquí es muy diferente. Vengo a aportar esa sazón cubana que nos identifica a todos los deportistas de mi país: la garra, el deseo, no queremos una derrota por respuesta.

Para la afición navarra a este deporte, Lisbeth Santana es una desconocida. Cuéntenos.
Empecé haciendo natación con 8 años y hasta los 15. Entonces la entrenadora me dijo que me pasara al waterpolo. No me llamaba la atención, pero vino el entrenador del equipo nacional, enseguida se fijó en mí y me dio la oportunidad de formar parte de la selección. Entré en el 2007 y empecé a luchar por un puesto. Hicimos equipos para un clasificatorio de los Juegos Centroamericanos en Venezuela. Ahí empezó mi carrera, pero los juegos se cancelaron por motivos políticos. En el 2011, fuimos cuartas en los Panamericanos. Ese año empecé mi relación con Giraldo. Ese año también jugué el Mundial de Shanghai, el segundo fue en 2019 en Corea. He jugado tres Juegos Iberoamericanos y dos Panamericanos (Guadalajara 2011 y Lima 2019).

Un bagaje notable que le vendrá bien al Waterpolo 9802.
Quiero dar lo mejor de mí y aprender. No quiero hacer como que soy más y lo sé todo.

¿Qué le ha pedido el entrenador?
Me ha acogido muy bien, siempre está pendiente. Tengo mucha deuda de entrenamientos y estoy haciendo natación extra.

¿Cómo son sus días ahora?
Vamos al gimnasio de 12 a 13.30. Luego hago extra de natación martes y jueves y entrenamos todos los días dos horas a las 20 o 20.30, depende de la piscina que tengamos. Entrenamos en Amaya, la UPNA y Guelbenzu. Lunes y viernes que entreno más tarde, la niña (su hija Ainhoa) se va con el papá. Martes, miércoles y jueves se viene conmigo. De momento nos vamos apañando.

¿Tiene ganas de debutar?
Muchas. Hace año y medio que no juego -concluye sonriente-.

Claves
PLANTILLA
Nombre Año de nacimiento
1. Patricia Hoyos Iglesias 2000
2. Yari Echave Aguirre 1999
3. Ari Prados Díaz 1996
4. Joane Mujika Mariezkurrena 2001
5. Miren Bedialauneta Sancet 2004
6. Leyre Cuervo Hernandorena 1998
7. Marina Casado Santiago 1996
8. Nadia Goñi Amate 2002
9. Clara Castillo González 2002
10. Lidia Casado López 1998
11. Ane Cuervo Hernandorena 2002
12. Lisbeth Santana Sosa 1991
13. Nagore Aramendia Rivas 2004
14. Esther González González 1986
15. Larraitz Idiaquez Garcia 2003
16. Ane Bayona Pascual 2004
17. Maite Aramendia 2006
CUERPO TÉCNICO
Entrenador: Imanol Maiza Zudaire 1991
2º ent.: Javier Larrea Posadas 1986
PRESIDENTE
Emilio Millor
126 licencias tenía el waterpolo femenino en Navarra en 2020


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE