Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Alberto Munárriz

“Ojalá se terminen los problemas”

El olímpico navarro ha vuelto a Pamplona por Navidad y vivirá el cambio de año en casa, algo simbólico para él, que espera que el 2021 traiga la vuelta a la normalidad perdida en 2020 y, por fin, la celebración de los Juegos de Tokio

“Ojalá se terminen los problemas”
Alberto Munárriz, ayer por la tarde en la plaza del Castillo, iluminada con luces navideñas.
Actualizada 30/12/2020 a las 06:00

Su imponente presencia, rozando los 2 metros, se distingue fácilmente entre las oleadas de personas que paseaban por la plaza del Castillo ayer por la tarde. Alberto Munárriz ha venido a casa por Navidad y su estancia se ha prolongado porque en su equipo, el Zodiac Atlètic Barceloneta, su entrenador y dos compañeros han dado positivo por coronavirus. Es un buen momento para que uno de los pocos navarros que tiene el billete olímpico asegurado -desde hace casi un año- cuente en primera persona cómo ha vivido este 2020 que se marcha y que le dejó sin ir a Tokio y cómo afronta el 2021 en el que, si ninguna catástrofe vuelve a cambiar el mundo, estará en la cita japonesa y recibirá otra gran alegría, la llegada de su primera hija, Clara.

¿Qué le ha traído por Pamplona?
He venido para ver a mi familia. Soy muy familiar y me gusta mucho esta época del año. Como ha habido algún positivo en el equipo, nos han dicho que tenemos que estar confinados diez días hasta que no haya peligro. En teoría iba a estar en Nochebuena y Navidad, pero se va a alargar y estaré hasta el día 2. No pudimos ir a la concentración de Tenerife con la selección. Ahora ya a pensar en lo que viene.
Ha dado negativo en la PCR que se ha realizado en la clínica. ¿Le da rabia perderse esas concentraciones?
Me habría gustado que no habría pasado nada, pasar aquí esos días con la familia e ir a Tenerife. Pero ya que se confinó todo, se agradece tener unos días para pasar en casa. Vivimos fuera y vemos poco a nuestras familias. Este año podré verles, aunque sea con cuidado.
¿Qué familia tiene en Pamplona?
Yo vivo con mi mujer en Barcelona y tengo a mi hermana en Madrid, pero el resto de la familia vive aquí: mi otra hermana, mis padres, primos, tíos, amigos, abuelos... Da pena porque no puedes ver a todos, pero es lo que hay.
¿Cómo se ha encontrado su ciudad después de un tiempo sin venir?
Con mucha vida, que es algo que alegra en estas fechas. Los que somos de aquí y salimos fuera, pero seguimos siendo muy de aquí, nos gusta mucho venir. Por lo poco que he visto, está todo el mundo disfrutando como se puede y con cuidado. Pero son épocas bonitas para volver a casa.
Va a vivir el esperado cambio del 2020 al 2021 en Pamplona.
Es algo que está esperando mucha gente, con la ilusión de que el 2021 se acabe este tema y volvamos a la vida que llevábamos antes. Para mí, dentro de lo que cabe, no ha sido del todo malo porque por suerte toda la gente cercana a mí no ha tenido ningún problema con el virus. Viendo como está todo, es de agradecer. Ojalá el 2021 nos devuelva todo lo que teníamos antes. En mi caso, además, lo espero con más ganas porque voy a ser padre en febrero de una niña, Clara.
Se le presenta un buen 2021... ¿Cómo sufrió en 2020 su deporte las secuelas de la pandemia?
Ha sido difícil. De un día para otro, dejas de tener objetivos, y sobre todo el de los Juegos Olímpicos. Cuando todo paró, al principio había alguna esperanza de que se iban a disputar, pero luego se vio que todo iba a peor y no sabíamos cuándo íbamos a volver a jugar. A mí me costó un poco, pero vimos que todos los deportes estaban igual, menos el fútbol, por todo lo que mueve. Nosotros teníamos un grupo sólido que había crecido mucho y aspiraba a muchas cosas, llegábamos a este año jugando muy bien y con energía positiva para Tokio. Cuando hemos vuelto a entrenar, toda la gente estaba con ganas de alcanzar el punto en el que estábamos antes. Con el tiempo, lo acabaremos recuperando.
Tenían el billete asegurado y no hubo Juegos. ¿Cómo cree que será todo para la nueva fecha?
En enero tenemos la primera prueba, la Europa Cup. Cuando vas a un torneo grande, como Europeo, Mundial o Juegos, tenemos una preparación larga que ahora no vamos a tener. Prepararemos lo que podamos, pero todos los seleccionadores que lleven sin competir desde enero querrán apretar. Aunque no nos juguemos tanto, nos va a venir bien jugar partidos y nos apetece.
¿Qué le gustaría que trajera el 2021?
Que la situación se controle cuanto antes, por el tema de salud y el económico. Hay gente que lo está pasando muy mal. Cuando toman medidas para proteger la salud, penalizas a mucha gente que tiene negocios en los que ha puesto todo su dinero e ilusión. Ojalá se consiga acabar con todo esto para volver a la normalidad y se terminen los problemas. Cuando pasan cosas graves con la salud y te tienes que quedar encerrado en casa, te das cuenta de que lo que echas de menos es a tu familia, a tus amigos, tomarte una cerveza. Ojalá se solucione.
Ojalá le veamos en los Juegos.
Que se celebren, no sé cómo. Ojalá sea con público, pero haremos lo que nos manden. Nosotros somos unos privilegiados y tenemos que dar las gracias.

“El año pasado estaba jugando muy bien y he vuelto con muchas ganas”

Alberto Munárriz Egaña (Pamplona, 19-4-1994) dice con modestia que no es el líder de la selección ni de su equipo, el Zodiac Atlètic Barceloneta, que reúne a casi todos los internacionales de España. Pero su peso en ambos elencos es evidente, tanto por su carisma como por su nivel deportivo.
Su equipo acaba de jugar la primera fase de la Champions con tres victorias en los tres partidos disputados. Es buena señal.
Dos de los rivales eran asequibles pero el Brescia es un equipo que juega muy bien. El sistema de competición lo han cambiado este año por la covid. Hay tres fases. Juegan dos veces contra cada equipo, pero en la misma sede, para evitar viajes y gastos para los clubes. Cuando no tienes tantos partidos, es complicado, porque todos queremos probar cosas y trece tíos queriendo probar cosas es difícil de ajustar. Pero en la competición, nos ajustamos mucho y jugamos muy bien.
A pesar de su juventud, lleva galones tanto en su equipo como en la selección.
No, el líder es Felipe (Perrone), que es muy bueno, en ambos casos. A mí me va bien que lo sea. Está muy marcado. Es un tío que cuando está en el agua hace jugar bien a los demás. Es muy buen jugador. Estoy contento porque cada vez tengo más importancia, pero cada uno tiene su rol. El año pasado estaba jugando muy bien y este año he vuelto bien y con muchas ganas.
¿Cambia mucho su forma de ser dentro y fuera de la piscina?
No. Yo no soy muy tranquilo, soy pesado, me quejo mucho de todo. Pero entreno muy bien.
¿Le gusta acoger a los que llegan al equipo?
Sí, porque cuando yo llegué con 19 años estaba Fran (Fernández), que tenía 27 y me cuidó muy bien. Todo el equipo me aceptó muy bien. Es difícil que un equipo en el que hay jugadores que llevan muchos años y el grupo está muy formado porque también vamos a la selección, nos llevamos muy bien. Y cuando llega una persona nueva hay que ayudarle a que se sienta a gusto, acogerle. Creo que nosotros lo hacemos. La gente se lo pasa muy bien con nosotros, la ciudad está muy bien, el sitio donde entrenamos al lado del mar... Todo suma.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE