x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
OLIMPISMO

La luchadora Aintzane Gorria revela que ha superado la bulimia

La navarra, una de las aspirantes a estar en los Juegos de Tokio, estuvo 9 meses sin competir

Foto colgada por Aintzane Gorria tras competir en Italia.

Imagen colgada por Aintzane Gorria tras competir en Italia.

INSTAGRAM / @aintzanegorria7
11/12/2019 a las 06:00
Etiquetas
A+ A-

“Después de casi 10 meses sin ponerme el maillot vuelvo a los tapices. Tuve que hacer un gran parón para recuperarme psicológica y médicamente de algo que a día de hoy estoy preparada para contar. Como muchas otras chicas las bajadas de peso, una realidad distorsionada y muchos otros factores como el estrés me provocaron una enfermedad llamada Bulimia”. Así ha revelado la luchadora navarra Aintzane Gorria Goñi, de 24 años (Burlada, 7-7-1995), el motivo por el cual ha permanecido tanto tiempo sin competir. Después de luchar en Italia este fin de semana y volver a sentirse bien como mujer y como deportista, la navarra ha publicado en su cuenta de Instragram una confesión tan dura como esperanzadora, el trastorno alimenticio que la sufrido.

Gorria, que es una de las navarras con más opciones de ir a los Juegos Olímpicos, ha relatado en su red social un resumen de todo lo que ha sentido en estos meses . La competidora del Club de Lucha Burlada acompaña su desgarrador texto con una imagen sonriente. Todo ha quedado atrás.

“Lo llevé a escondidas durante mucho tiempo hasta que toqué fondo y llegué a un punto de no retorno, ya no podía más y eso significaba tener que priorizar mi salud al deporte. Fue la decisión más difícil que he tomado hasta hoy y todavía no sé cómo pude aguantar tanto tiempo en esa tortura. Muchos piensan que la bulimia es unicamente purgarse pero hay mucho más detrás: una tristeza inmensa, una anulación como persona, una esclavitud completa hacia la báscula”, revela la luchadora, una de las mejores especialistas de este deporte en el país.

“PÁNICO A COMER, A ENGORDAR”

“Tenía pánico a comer, pánico a engordar, problemas dentales, problemas intestinales, un metabolismo destrozado, me aislaba y apenas me relacionaba. Ante todo estaba el aspecto y el peso y nada más importaba. No vivía, únicamente sobrevivía. Fue muy complicado afrontar esta enfermedad porque pensaba que era mi culpa y que no era motivo suficiente como para dejar el deporte. No era una rotura de ligamento, era algo que yo provocaba y que pensaba que podría pararlo sin ayuda, pero no era así. La vergüenza, el “tabú” en este tipo de trastornos, el miedo al rechazo y a ser juzgada te martirizan”, continúa Aintzane.

En este camino hacia la recuperación, la navarra no ha estado sola, y así lo detalla: “Gracias al apoyo que he tenido por parte de mi entrenador, amigos, familia, psicólogo... y sobre todo la voluntad de querer curarme, he logrado el mayor de los premios, que es volver a ponerme un maillot y salir al tapiz de nuevo. Este es el mayor logro que he conseguido hasta hoy y ahora no tengo techo”.

En esta nueva etapa que ha comenzado, Aintzane consideraba que contarlo era clave. “Cuento esto porque es parte de mí, de mi vida, de mi lucha y es parte de mi recuperación. Y porque quiero luchar por que este tipo de trastornos dejen de ser un tabú y que la gente que lo padece sepa que se puede salir y una vez que sales pasan cosas maravillosas. Este ha sido un bache que estoy segura me ha hecho más fuerte”, añade una Aintzane que se despide con este optimismo, en referencia a la imagen que acompaña el texto: “Hace unos meses no era capaz de sacarme una foto ni mirarme al espejo y miradme ahora”.

SIN BECA PÓDIUM

Aintzane regresó a la competición en el Torneo Internacional de Roveretto, donde se trajo la plata, se sintió bien y demostró que ha dejado atrás una dura etapa de su vida.

Al hacer pública su historia personal, Gorria ha encontrado un gran apoyo de amigos, compañeros y aficionados, y también de la Fundación Induráin, con la que está becada, que le ha brindado todo su respaldo.

Todo lo contrario que la Federación Española de Lucha. Aintzane ha sido apartada del programa de becas Pódium (desarrollado por Telefónica y el COE) para deportistas preolímpicos, al que entró tras su bronce en los Juegos del Mediterráneo (también es campeona de España) al no incluir su nombre en la lista que anualmente se renueva y que depende del informe de la federación. Ésta le ha excluido por no participar en el último Mundial, en el que Aintzane no pudo dar el peso, y en ningún momento se ha interesado por su situación, a pesar de conocerla. Esta beca le proporcionaba a la navarra 1.200 euros mensuales.

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra