Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Forofillo

San Aitor silenció San Mamés

Enorme la sombra del meta rojillo que echó el cerrojo para sumar un punto donde muy pocos han sumado

Ampliar El Forofillo
La reacción del Forofillo, tras el empate contra el Real MadridDiario de Navarra
Publicado el 09/01/2023 a las 23:14
Dice el amigo JIM que si tu equipo gana, en el último minuto, de penalti injusto o favor arbitral sabe la cosa mejor. Yo rizo un poco más el rizo, como si de la testa de Aridane se tratara, y añado un apunte más. No hace falta ganar, basta con no perder. Máxime si es en casa de uno de los rivales a los que se le tienen ganas y todo ello tras jugar bastante peor que tu contrincante. Y sucedió.
Llevaba nuestro equipo unos partidos en los que salía con la oreja mojada con claridad y merecimiento. O no. Porque contra el Barça se escaparon vivos, pero la Real nos hizo un traje a medida, sin mucha oposición y dejando claro que ambos equipos están a años luz de plantilla, nivel, clasificación y demás. Y llegaba ahora el choque de San Mamés, ese partido contra el equipo bilbaíno con disparidad en las flechitas.
Los de Valverde llegaban con flecha verde, hacia arriba. Apuntando a la cima, como buen Madrid norteño, queriendo meterse en zona Champions y sabedores de que todo lo que no sea ganarnos sería mal resultado. Y nosotros a la inversa, con la felcha hacia abajo, 'down' que dicen los británicos, en rojo, con dudas, con mucho jugador en la picota y sin buenas sensaciones. Pero...
La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida, que cantaba Rubén Blades, en aquella banda sonora del 'Makinavaja' dedicada a Pedro Navaja que bien pudo verse en el Botxo con una puñalada de última hora de Manu Sánchez cuya hemorragia evitó Unai Simón metiendo el cuerpo y evitando que el mal fuera el menor para los leones. O premio morrocotudo para las huestes rojillas, que aplaudíamos con las orejas el empate.
Jagoba tiraba de Moreno para el lateral, un chavalito que debutó contra un mihura llamado Nico Williams y con un once con bastantes novedades. Budimir de titular, pese al año que lleva, Aridane de central, Juan Cruz al lado, sin Chimy y con Abde de inicio. Con esas armas salía el de Berriatúa para tratar de cambiar la inercia del equipo y, la verdad, que si no llega a ser por Aitor Fernández vuelve a pifiarla.
Aitor Fernández, en una vuelta a la tortilla más que lógica, ha trocado su suplencia en titularidad avalado por su calidad. Bien sabía Jagoba a quién fichaba. Y el meta se salió en la que fuera su casa de pequeño, echando el cerrojo y evitando las intentonas de los de Valverde. El meta sacó todo lo que le llegó. Bien con centros de línea de fondo de los Williams, atento y felino para cortar el pase o bien atajando pepinazos como el de Yuri o bien demostrando que tiene más reflejos que una peluquería, al despejar el derechazo de Zárraga en el área pequeña en la más clara del primer tiempo.
Con ese panorama, Osasuna aguantaba el arreón de inicio de la segunda parte ante un conjunto el vizcaíno que se iba apagando poco a poco pese a poner en el verde del árbol a sus más que rutilantes estrellitas. Muniáin, Berenguer, Raúl García... Uno a uno fueron desfilando para comprobar que la trampa urdida por Arrasate dio su fruto, secando toda intentona que conforme se acercaba el final brillaba por su ausencia. Como ellos. 
Y esto del fútbol, tan puñetero unas veces y tan agradecido otras, casi nos la prepara. Con ese pase al centro, ese filtrado entre piernas de Rubén García y ese mano a mano de Manu Sánchez contra Unai Simón que terminó el lateral rojillo estrellando el cuero en el meta de la selección española. Quien, dicho sea de paso, le arrolla posteriormente. Pero claro, sería demasiado pedir un penalti y ya se sabe que, ante el vicio de pedir...
La virtud de empatar. Y en San Mamés, y contra los leones, cuando se veían ya en Champions y metiéndonos puntos de por medio. Y mira cómo ha cambiado el cuento, que San Aitor calló San Mamés y deja a ambos equipos separados por una exigua ventaja de dos puntos. Ellos van a Anoeta, nosotros recibimos al Mallorca. Bonita se puede poner la cosa en la Jornada 17 como se den los resultados supuestamente lógicos. Aunque en este deporte, lógica, la justa...
¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora