Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El protagonista

El triste adiós de Roberto Torres

El capitán ha calentado en la banda del Real Arena pero se ha quedado sin minutos, emocionado en el banquillo, en su último partido con la camiseta de Osasuna

Actualizado el 01/01/2023 a las 18:13
La derrota de Osasuna en el Reale Arena ha venido acompañada de un trago muy amargo, el que ha tenido que afrontar Roberto Torres. Era su último día como jugador rojillo en partido oficial. Tras calentar en la banda, el de Arre, el capitán, se ha quedado sin minutos con el partido resuelto. Su cara en el banquillo lo decía todo: emocionado y consciente de que se terminaba una etapa. Después, sus compañeros le han hecho pasillo y le han manteado. El '10' se ha dirigido a la afición con aplausos para agradecer el aluvión de reconocimientos que ha ido recibiendo desde que se conoció su marcha.
Torres ha despedido 2022 viviendo sus últimos momentos con el club de su vida, donde ha permanecido 18 años. Sus compañeros han saltado al césped con su camiseta para el saludo inicial. Un día de emociones que no ha podido venir acompañado de una alegría en forma de resultado.
DEL CALENTAMIENTO A LA EMOCIÓN
El canterano ha seguido desde el banquillo las evoluciones del partido hasta que ha salido a calentar. Le hubiera gustado acabar su carrera en el verde. Quedaban dos cambios por hacerse y tenía opciones de poder cumplir el deseo. Kike García, Darko y Rubén han sido las opciones elegidas por Arrasate y, en la última ventana, han aparecido Abde y Kike Barja.
¿Por qué no ha salido Roberto Torres? Las redes sociales se inundaron de mensajes que criticaban la decisión de dejarle sin minutos el último día. “Tengo que tomar decisiones, un once pensando en lo mejor y unos cambios para alterar el devenir el partido. Podíamos meterle, sí, pero podía haberse lesionado en los últimos minutos también. Hay que tenerlo todo en cuenta”, ha explicado Jagoba Arrasate.
Las cámaras han enfocado a un triste Roberto Torres, visiblemente emocionado. Ya no había opción. Un momento duro. El contador de encuentros se ha parado en 353, el séptimo de toda la historia. Una leyenda. Por eso al acabar el equipo le ha hecho un cariñoso pasillo. Ha ido dando la mano uno a uno. Después, el clásico manteo y un instante para mirar a la grada donde estaba la marea roja. Ha sido un sentido aplauso mutuo. De la afición y el equipo hacia su capitán por todo lo que ha dado al club y en sentido contrario para agradecer el calor que ha sentido todo un 'One Club Man', que dejará de serlo a partir de ahora para poner rumbo a Irán. Los protagonistas contuvieron las lágrimas. Quizá este domingo 1 de enero haya que sacar el pañuelo en El Sadar en el tributo a Roberto Torres.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora