Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

La firma de Osasuna en Arnedo

La visita copera causa sensación en tierras riojanas y deja un gran sabor de boca en los clubes

Ampliar Jagoba Arrasate firma una camiseta de Osasuna en el Sendero de Arnedo
Jagoba Arrasate firma una camiseta de Osasuna en el Sendero de Arnedoj.p. urdíroz
Publicado el 23/12/2022 a las 06:00
La visita al Sendero otorgó el billete a la tercera ronda de la Copa del Rey y dejó un gran sabor de boca en los dos equipos, especialmente en el Arnedo, club convenido que vivió una noche histórica. Este jueves era el tema estrella en la localidad riojana, donde Osasuna acaparó los focos y trató de corresponder todo ese cariño recibido.
En el seno del Arnedo aseguran que fue así desde los preparativos hasta el pitido final. Autógrafos, fotos y palabras de ánimo cruzadas por los fuertes lazos que existen entre dos rivales amigos.
Hubo un arreón final entre el público asistente, que acudió en masa a las taquillas para no perderse la cita. Asistieron en total unas 4.000 personas, contando el dispositivo policial y la organización, cuando la media habitual es de 700. Las gradas supletorias puestas para la ocasión presentaron una gran entrada. Se vendieron unas 3.500 localidades.
Hasta allí se acercaron los protagonistas para darse un baño de masas antes y después de una eliminatoria que pasó Osasuna sin apuros aunque en la segunda parte el Arnedo tuvo su momento tras el 1-3. En el cuadro rojillo valoran la puesta en escena, que sirvió para encarrilar el pase, y que después no hubiera lesionados.
Lo cierto es que el césped no estaba en las mejores condiciones, y eso que el club local trabajó a destajo para que luciera el mejor aspecto posible. Colocó una malla térmica días antes y el equipo entrenaba y jugaba en otro lugar. El aspecto fue empeorando con el paso de los minutos, lógicamente. Los de Arrasate acabaron con cautela para evitar sustos.
El caso es que Arnedo vivió una fiesta plena. La grada disfrutó con la imagen final de los suyos ante un rival de Primera y cercano. Existe simpatía por Osasuna y la delegación rojilla notó el calor enseguida.
Además, hubo medio millar de espectadores que se desplazaron para animar al cuadro de Jagoba Arrasate, sobre todo desde pueblos cercanos. Tuvieron la ocasión de ver in situ al equipo en su vuelta a la competición tras el Mundial.
SORTEO DE CAMISETAS
Y después del partido llegó la habitual entrega de camisetas para los futbolistas del Arnedo. Los rojillos fueron depositando sus equipaciones en una bolsa para dársela al delegado de los locales. Ya en el vestuario hubo un sorteo para repartirlas, salvo para quienes tenían apalabrada alguna, como en el caso del entrenador Alberto Eguizábal y el delantero Isaac Manjón. Moncayola dio su elástica al técnico con el que coincidió en Tajonar y el atacante navarro del Arnedo había quedado en recibir la de Kike Barja.
La plantilla del conjunto riojano terminó la eliminatoria con el buen sabor de boca de haber competido en la última fase. Ahora, tras este sueño hecho realidad, les toca centrarse en la Liga.
El Arnedo entregó un lienzo conmemorativo del partido a Osasuna. En la imagen, los presidentes Luis Sabalza e Ildelfonso Ruiz
El Arnedo entregó un lienzo conmemorativo del partido a Osasuna. En la imagen, los presidentes Luis Sabalza e Ildelfonso Ruizcedida

"Osasuna nos ha tratado con mucho respeto, no se sentía superior"

Ildefonso Ruiz, presidente del Arnedo, todavía siente emoción al recordar lo que supuso la presencia de Osasuna en Arnedo. “Socialmente esto no se va a olvidar nunca”, apunta en el día después al gran día vivido en tierras riojanas.
“No dejan de llegarme mensajes al móvil y la gente te para por la calle, parezco Florentino Pérez”, bromea el mandatario preguntado por el clima en las horas posteriores al partido.
“Siempre me pongo muy nervioso en los partidos. Luis Sabalza me decía que me tranquilizara. Osasuna nos dio facilidades para todo, no se sintieron superiores pese al salto de categoría”, asegura Ruiz, quien nunca sigue los partidos desde el palco porque prefiere echar una mano.
El miércoles, en plena locura, tuvo que ausentarse del lunch que habían preparado para las Directivas porque había saturación en los accesos al estadio. Se acercó a los tornos para tratar de agilizar la entrada de los espectadores.
“La Guardia Civil nos felicitó por la ausencia de incidentes. Doy las gracias a la afición del Arnedo y de Osasuna”. No hubo el más mínimo problema. Entre e clubes se produjo un intercambio de obsequios. Existe una relación fluida y cercana. Al llegar a casa, Ildefonso Ruiz vio la camiseta de David García en su casa. Su hijo David, tocayo del defensa que milita en el filial y fue convocado, se llevó el premio.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora