Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

Aimar Oroz, el brillo del diamante

El canterano saca a relucir toda su calidad. "Era el jugador con más talento técnico de Tajonar. Lo vimos en nuestro primer año aquí", recuerda el secretario técnico José Antonio Prieto 'Cata'

Ampliar Aimar Oroz, en el centro de la imagen, controla de exterior ante la mirada de Torres
Aimar Oroz, en el centro de la imagen, controla de exterior ante la mirada de TorresJ.P. Urdiroz
Publicado el 03/11/2022 a las 06:00
Osasuna, por puntuación y juego desplegado, es el equipo revelación de la Primera División. Si hay un jugador que personifica el estado de ánimo del osasunismo es Aimar Oroz, a su vez la revelación y gran sorpresa de este inicio liguero. Un debutante en la elite con 21 años que parece todo un veterano. Suma once partidos ligeros con el primer equipo -diez esta temporada- con dos goles y una asistencia. Lejos queda aquel centrocampista menudo que se estrenó en la Liga el 19 de julio de 2020 en la última jornada ante el Mallorca. Disputó diez minutos y fue un premio a su gran temporada con el filial.
Una transformación que ha sufrido el de Arazuri donde el aspecto físico ha sido fundamental. La calidad era innata, pero debía ganar masa muscular para hacerse un hueco en el fútbol profesional. El trabajo en la sombra y lejos del terreno de juego ha tenido su recompensa y es uno de los activos más importantes de Osasuna.
La primera piedra del proceso formativo se puso en el año 2017. El cambio en la dirección deportiva fue determinante con la llegada de Braulio Vázquez y su mano derecha José Antonio Prieto ‘Cata’. “El primer paso que dimos con Aimar fue subirlo del Liga Nacional al Promesas. Era nuestro primer año en el club, pero se le veía que era el jugador con más talento técnico de la estructura de Osasuna. Ha hecho un programa individualizado para ganar peso porque era menudo. Este año se le veía mucha evolución y sus opciones de quedarse eran reales. Jagoba le ha dado la oportunidad y la está aprovechando”, comentó ayer el secretario técnico para el programa ‘Ao contraataque do día’ de la Radio Gallega con motivo del Celta-Osasuna del próximo sábado.
Un año después, en mayo de 2018, la entidad navarra fortalecía el compromiso con Oroz. Ese curso estrenó su primer año de juvenil con el equipo de Liga Nacional, pero lo acabó con el División de Honor. La campaña siguiente ya entró en dinámica del Promesas.
EL IMPACTO DE AIMAR OROZ
Coincidió que el filial osasunista descendió a Tercera División y, de la mano del técnico Santi Castillejo, Aimar Oroz fue madurando en el fútbol regional navarro. “Ahora está a un gran nivel, pero le costó mucho en Tercera por su físico. Hace unos años pesaba 50 kilos. Se ha formado con mucho mimo gracias al trabajo de toda la gente de Tajonar. Jagoba está apostando por él. Es un grandísimo jugador que nos ha mejorado la plantilla y es bueno para la idiosincrasia del club tener un jugador de la tierra. Su valor se multiplica”, reconoce Cata, que incide sobre esta última idea: “Es un patrimonio del club y de la afición. Ver a un jugador de la tierra asentado en el primer equipo refuerza la filosofía del club. En Osasuna la importancia de la cantera es primordial”.
El hombre de confianza de Braulio Vázquez reconoce también que Aimar Oroz tiene algo especial: “Era un jugador maduro a nivel intelectual y emocional. Su técnica es excelente. Entiende el juego muy bien en el balcón del área, que es una zona muy difícil. Es un jugador de nivel Primera.
LA COSECHA FORAL DEL 2001
Aimar Oroz es, junto a Ez Abde, el futbolista más joven de la primera plantilla de Osasuna. Sin embargo, en el Promesas hay hasta siete futbolistas de la hornada del 2001. Todos son navarros y la mayoría de ellos, por cierto, tienen un papel destacado en el equipo que compite en la Primera RFEF.
El guardameta Pablo Valencia se ha hecho con la titularidad en las dos últimas jornadas. Acaba contrato la próxima temporada, aunque el club tiene puestas muchas expectativas sobre él. Pilares son Diego Moreno, lateral derecho, y los centrales Jorge Herrando e Ibaider Gárriz. Su oportunidad espera Ander Dufur. La columna también la forma Xabi Huarte y Miguel Tomé está a caballo entre el Promesas y el Subiza. El futuro es prometedor.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora