Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

La dramática vida de Spasic: es mozo de almacén con 400 euros al mes

El defensa de Osasuna de los años 90 confiesa que necesita ayuda y asegura que tiene “grandísimos recuerdos” de su etapa como rojillo

Ampliar Predrag Spasic
Spasic, en su etapa como jugador de Osasuna en 1992JAVIER SESMA
Actualizado el 14/10/2022 a las 11:48
Una generación de osasunistas seguro que le recuerda con nitidez. Jugó tres años después de su triste paso por el Real Madrid y su presencia no pasó inadvertida. Es Predrag Spasic, un defensa de altura fichado por Fermín Ezcurra por 50 millones de pesetas en 1991 y que jugó 88 partidos de Liga a las órdenes de Pedro Mari Zabalza. Era central y lateral izquierdo. Conectó con la afición, que le cogió simpatía. Pasó de jugar la UEFA a caer al descenso en 1994. No renovó en un cambio de ciclo del club y ahí comenzaron sus problemas. Casi tres décadas después, a sus 57 años, confiesa en un encuentro en su país con el portal digital Relevo la difícil situación que lleva atravesando desde hace un tiempo.
Es la primera vez que habla Spasic. Lo hace en su localidad de Kragujevac, a 139 kilómetros de Belgrado. Retirado del fútbol, una inversión en un proyecto empresarial cayó por los conflictos bélicos de los Balcanes. Todo comenzó tras dejar Osasuna, no encontrar equipo y volver a Serbia para colgar las botas enseguida, con 30 años. "Cuando regresé a mi país sufrí una depresión. Tuve buenos amigos que me ayudaron en los momentos difíciles y gracias a los psicólogos he conseguido salir. Fue todo: una cosa, la otra, la otra… Se me juntó todo y al final exploté".
Su quiebra económica queda de manifiesto, como asegura a Relevo. Vive como puede. "Necesito ayuda, necesitaría un favor. Ayuda en el sentido económico. Ahora vivo al día. Tuve que buscar otro trabajo para poder vivir decentemente. Un trabajo que hasta ahora ni podía imaginar. Soy mozo de almacén y vivo con 400 euros al mes. Estoy en una situación difícil, hay que ser muy fuerte para superar todo".
"Sería estúpido", declara cuando se le pregunta si ha llamado a los clubes donde jugó en busca de ayuda. El exrojillo asume lo que le ha pasado. "Puede que ese haya sido mi error. Todo lo que me pasó me afectó mucho y no hablaba con nadie. Vivía en silencio. Me encerré en mí mismo. Ahora, mentalmente, estoy mucho mejor"
Spasic rememora su paso por el Real Madrid, con aquel autogol en el Clásico que todavía resuena, y su estancia en Osasuna, donde recuperó la felicidad antes de perderla de nuevo, pero ya en el plano personal cuando volvió a Serbia. "Estuve muy bien allí (en Pamplona). Tengo grandísimos recuerdos. Cómo se come, ¿eh?. El club y la ciudad me trataron muy bien. Me adapté rápidamente. Su estilo de juego me favorecía”. La vida ha golpeado a Spasic, que pese a todo guarda un sentimiento especial de aquellos tres años en El Sadar, tiempos que marcaron también a una nutrida generación de osasunistas.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora