Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Clasificación

Osasuna se abona a la novena plaza

Del 8º al 12º puesto, un lugar por definir en las dos últimas jornadas que disputan los rojillos

Ampliar Osasuna celebra su gol en Elche, obra de Budimir. EFE
Osasuna celebra su gol en Elche, obra de Budimirefe
Publicado el 14/05/2022 a las 06:00
Una vez atada la salvación y esfumado el sueño de llegar a la Conference League, Osasuna se ha marcado el objetivo de acabar lo más arriba posible. Bendita tierra de nadie mientras otros que eran rivales directos se juegan su continuidad en la categoría.
Mar en calma para seguir dando pasos en el proyecto y consolidarse en Primera tres años después del ascenso. “Hemos pensado en otros objetivos y eso es positivo. Terminar novenos sería una grandísima temporada”, manifestaba Jagoba Arrasate
El equipo encadena cinco jornadas consecutivas en esa posición. Con seis puntos en juego, Osasuna ya sabe que como mucho podría caer a la 12º posición, a cinco puntos. Y hay margen de crecimiento hasta el octavo lugar que ocupa el Athletic, también a cinco de distancia. El asalto es todavía posible.
En esa horquilla del 8º al 12º se moverá la clasificación final, aunque hay argumentos sólidos para pensar que se acabará firmando el puesto actual. Al mirar el retrovisor, el Valencia aparece a tres puntos y el Celta a cuatro y el Rayo Vallecano a cinco. El siguiente clasificado, el Espanyol, ya no puede dar caza a los rojillos. Ese 12º lugar es el colchón ya seguro en caso de perder contra el Athletic y el Mallorca y victorias de los perseguidores.
Los 47 puntos sumados, los tres últimos con empates, sirven para consolidar una plaza de gran mérito. Aunque en los tres últimos compromisos ha quedado la sensación de haberse esfumado más de lo que se ha obtenido.
Hay alicientes todavía por delante, pese a tener el objetivo de la permanencia asegurado hace semanas. Por ejemplo, superar la barrera de los 50 puntos y firmar el mejor puesto de la era Arrasate. El equipo viene de ser 10º y 11º en temporadas anteriores, con 52 y 44 puntos respectivamente.
UNOS 10 MILLONES POR LA CLASIFICACIÓN
Queda también un resquicio para intentar subir un peldaño, el que ocupa el rival de mañana. El Athletic está a cinco puntos y termina la Liga en el Sánchez Pizjuan ante el Sevilla. Osasuna puede ponerse a dos si gana en San Mamés. El golaveraje parece complicado tras el 1-3 de la primera vuelta. Quedaría esperar a un tropiezo rojiblanco y una victoria en El Sadar ante el Mallorca.
El premio es importante, ya que el salto del noveno al octavo es cuantioso en materia de ingresos televisivos. La diferencia por posición oscila el millón hasta esa novena plaza, y crecería dos millones en caso de llegar al siguiente escalón. Ahora, el club recibirá unos 10 millones a repartir en 5 años. Es el 25% del pastel, el que corresponde a la tabla.
La temporada de Osasuna ha discurrido por la zona templada de la clasificación. Ha sido una especie de líder de los más modestos, con las siete primeras posiciones prácticamente inaccesibles por el nivel de los equipos. Y eso que el buen comienzo liguero supuso llegar al quinto puesto, el techo de este curso. Ocurrió en la jornada 9.
Después llegó el bache y el equipo llegó a ser 14º. Desde ahí creció para instalarse en la zona media a base de buenos resultados e incluso plantearse cotas mayores. Esta jornada se ha cerrado matemáticamente esa opción europea. 
Osasuna acumula ocho jornadas seguidas entre los diez primeros. Meritorio. Una parcela que ya va conquistando mientras se asienta en Primera y se aleja de la zona baja.
volver arriba

Activar Notificaciones