Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mercado de invierno

Osasuna, pendiente de la decisión de Ontiveros

El club respeta la voluntad del jugador para elegir destino esta semana y tampoco cierra la puerta a la marcha de Ramalho

Ampliar Javier Ontiveros, en un momento de la primera sesión de la semana
Javier Ontiveros, en un momento de la primera sesión de la semanaJ.P. Urdíroz
Publicado el 25/01/2022 a las 06:00
Osasuna afronta la última semana del mercado invernal pendiente de las salidas. El día 31, el próximo lunes, se cierra la ventana de altas y bajas y para esa fecha se resolverán algunas incógnitas que a día de hoy flotan. Es el caso del futuro de Javier Ontiveros y Jonas Ramalho, que no entran en los planes de Arrasate. Quedan días por quemar y nunca se sabe si puede saltar la sorpresa, pero la intención es no acometer refuerzos.
Ontiveros tiene propuestas encima de la mesa de equipos de Segunda y de momento no se ha comprometido con ninguno de ellos. Han sonado en las últimas horas el Girona y el Cartagena dentro de un ramillete. La idea de Osasuna es respetar la decisión que tome el futbolista de Marbella, que dejó en la estacada al Málaga en verano con las maletas hechas a cambio de recalar en Pamplona.
El club le comunicó recientemente su situación, pero en ningún caso está forzando su marcha para romper imperiosamente la cesión con el Villarreal. La parte de salario que se le paga es baja (un tercio de la ficha) y, por lo tanto, no hay un motivo económico que haga precipitar su salida.
Ramalho es otro de los futbolistas que ha contado con escaso protagonismo esta temporada. No entró en la última convocatoria y se aleja de las posibilidades de ser protagonista en el equipo, más si cabe con el ascenso de Unai Dufur del Promesas o la consolidación de Juan Cruz como central, aparte de los que sobre el papel siempre han estado por delante.
El club no le pondrá problemas si quiere marcharse por tener minutos con otra camiseta. Si prefiere quedarse, su contrato terminará en junio. El vizcaíno llegó a Osasuna hace ahora un año por circunstancias. La primera valoración de Roncaglia, a quien debía sustituir, hacía pensar que tendría que pasar por el quirófano, aunque luego se decidió un tratamiento conservador. El club quiso guardarse las espaldas ante una situación deportiva delicada. Llegó por el salario mínimo a cambio de firmar un año de contrato y el pago de 700.000 euros al Girona, pero en caso de permanencia, hito que se consiguió. El acuerdo con Jesús Areso, cerrado, no podía ejecutarse hasta más allá de junio.
EL VALENCIA YA TIENE CENTRAL
En este mercado, se han ido Jaume Grau (Zaragoza) y Rober Ibáñez (Leganés) y salvo los casos mencionados no se esperan más bajas. Hace unos días, el Valencia pidió la cesión de Aridane y su ofensiva se quedó ahí, sin llegar a hacer una oferta económica. Bordalás ya tiene central. El club ché ha fichado al suizo Eray Comert, procedente del Basilea por 800.000 euros.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE