Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Mallorca 2-3 Osasuna

Osasuna saca petróleo de un partido loco en Mallorca

Los rojillos han logrado los tres puntos en el Visit Mallorca Estadi tras remontar en la segunda parte

Baba y Oier
Baba y OierEFE
Actualizado el 26/09/2021 a las 18:47
El fútbol puede ser maravilloso. Mal o bien jugado, arbitrado regular e incluso en horarios pensados para un público que está a miles de kilómetros de los equipos implicados, siempre queda, por encima de todo, la emoción del marcador, la incertidumbre... Por algo éste es el deporte rey. Osasuna se ha impuesto este domingo al Mallorca por 2-3 en un duelo con aroma a Lejano Oeste, protagonizado por dos pistoleros de gatillo fácil que se han fajado sin reservas y que ha tenido suspense hasta el último de sus más cien minutos de juego.
Los rojillos se han adelantado pronto con un gol de Cote. El lateral se ha aprovechado de la permisividad defensiva de Kang-In Lee para acercarse hasta la frontal del área del Mallorca con el balón controlado y, desde ahí, ha sorprendido al debutante portero rival con un zurdazo bien dirigido.
Pero la alegría le ha durado poco a Osasuna. Apenas un minuto después, el Mallorca ha generado una ocasión de gol y, en el córner resultante de esa jugada, la defensa navarra se ha hecho un lío permitiendo que Dani Rodríguez rematara de cabeza, sin despegar los pies del suelo, dentro del área pequeña. El balón, desde ahí, solo podía acabar dentro de la portería.
No obstante, contraviniendo toda lógica, ese esférico podía no haber entrado. Quizá pocos lo hubieran dicho en ese momento, pero tuvieron que reconocerlo minutos después cuando Oier, un tanto obstaculizado por un defensa, ha enviado por encima del larguero un remate incluso más cercano que el de Dani Rodríguez. Ha sido la ocasión más clara del duelo y no ha acabado en gol.
Osasuna, más allá de esta oportunidad de Oier, se ha pasado la primera parte viviendo del tanto de Cote, de los increíbles saques de banda de Areso y de la calidad de Íñigo Pérez. Y aun así parecía ser superior al Mallorca. Pero las tornas han cambiado en el tiempo de descuento, cuando los de Luis García Plaza han desatado una tormenta sobre la portería de Sergio Herrera. El de Miranda de Ebro ha encadenado tres intervenciones salvadoras que, a pesar de sus esfuerzos, solo han sido el preludio del segundo gol del Mallorca: otra vez de córner y anotado por Fer Niño.
El descanso encontró a Osasuna sumido en un mar de dudas. La alineación revolucionaria, con hasta siete cambios, no carburaba. La solidez defensiva era inexistente. Moncayola, el faro, parecía apagado. Budimir, el salvavidas de los 8 millones, estaba en Pamplona. Sin embargo, el equipo seguía muy vivo.
En la seguna parte, Íñigo Pérez, todo calidad en su zurda, se ha vestido de héroe. De Messi, en realidad. El pamplonés ha marcado la falta del rosarino. La mejor de ellas, un cañonazo por toda la escuadra. Y el 2-2, seguido por un carrusel de cambios y lesiones, ha puesto un dosis de cloroformo a un partido que hasta entonces había sido un torbellino.
Pero esta calma chicha bajo el calor mallorquín solo ha sido el preludio de la traca final. A tres minutos del 90, Manu Sánchez, sustituto de Cote, ha profundizado por la banda izquierda, se ha inventado un centro raso, punzante, y Javi Martínez, como si fuera un nueve, ha batido al eslovaco Greif con un toque de puntera. El gol, el 2-3, se antojaba definitivo tan cerca de la conclusión del tiempo reglamentario... y entonces el árbitro ha decretado diez minutos de añadido. ¡Diez minutos!
Parecían un mundo. Aun así, solo han hecho falta unos segundos por encima del 90 para que el árbitro, Ortiz Arias, reclamara su cuota de protagonismo pitando un penalti a Unai García por empujar a Jaume Costa en un duelo aéreo; pero a continuación ha sido Iglesias Villanueva, desde el VAR, quien ha conseguido eclipsar a su compañero avistando un fuera de juego que servía para anular el penalti. 
La montaña rusa de emociones ha agotado las energías del Mallorca, que ha apurado los minutos hasta el pitido final sin convicción. Sergio Herrera solo ha tenido que intervenir ante un cabezazo flojo y la capacidad de Kike García para entretener el balón lejos de la zona de peligro para Osasuna ha hecho el resto. Arrasate ha podido respirar tranquilo: su equipo ha sacado petróleo de un partido loco, cerrando la intensa semana de tres partidos con varias grietas que sellar, pero con seis puntos más.

Ficha técnica:
2 - Mallorca: Greif; Sastre, Valjent; Oliván, Costa; Lee Kang In (Lago Junior, min. 57), Babá, Salva Sevilla (Ruiz de Galarreta, min. 86), Dani Rodríguez; Amath (Ángel, min. 86) y Fer Niño (Abdón Prats, min. 61).
3 - Osasuna: Herrera; Areso (Nacho Vidal, min. 82), Aridane (Unai García, min 69), David García, Cote (Manu Sánchez, min. 80); Javi Martínez, Moncayola, Oier, Íñigo Pérez (Rubén García, min. 69); Chimy Ávila (Kike García, min. 69), Darko.
Goles: 0-1, min. 8: Cote; 1-1, min. 11: Dani Rodríguez; 2-1, min. 48+: Fer Niño; 2-2, min. 57: Íñigo Pérez; 2-3, min. 88: Javi Martínez.
Árbitro: Ortiz Arias (Comité Madrileño). Amonestó a Fer Niño (min. 20) y Ruiz de Galarreta (min. 97), del Mallorca; y a Aridane (min. 14), Oier (min. 74) y Unier García (min. 93), por Osasuna.
Incidencias: Partido correspondiente a la séptima jornada de LaLiga disputado en el Visit Mallorca Estadi ante 9.359 espectadores.

volver arriba

Activar Notificaciones