Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Osasuna

Ángel Ardanaz: "Esta deuda no tiene nada que ver con la de 2014, es asumible"

El gerente de Osasuna, expone en esta entrevista la radiografía económica de Osasuna, que según la última auditoría de diciembre presenta una deuda de 43 millones

El gerente de Osasuna, Ángel Ardanaz Rípodas, en una imagen tomada antes de la pandemia.
El gerente de Osasuna, Ángel Ardanaz Rípodas, en una imagen tomada antes de la pandemia.
Actualizada 05/05/2021 a las 06:00

La sombra de lo que terminó de destaparse hace siete años es alargada. Una mala gestión de un club que se dejó llevar y al que se le permitían los impagos a Hacienda acabó casi en la desaparición. Hoy, Osasuna vuelve a tener una deuda importante pero el contexto es totalmente diferente, asegura Ángel Ardanaz. La reforma del estadio y la pandemia son las causantes. El gerente responde.

¿Cuál es la fotografía del club?

El club, pese a las dificultades del año, va a cumplir el presupuesto aprobado por la asamblea. No ha habido desviaciones. La covid ha generado el problema de la falta de público y que hayan bajado los ingresos de la televisión. Pero la fotografía no es mala.

¿Tiene claro cómo acabará el ejercicio de junio?

Ahora mismo estoy haciendo una estimación del cierre que nos ha pedido LaLiga y del presupuesto previo para el año que viene. Hablo con conocimiento de cómo va a terminar el ejercicio, a falta de concretar el tema de primas y demás. Va en la línea de lo previsto.

La auditoría a diciembre de 2020 refleja que las primas por la permanencia no están provisionadas. ¿Por qué?

Porque el 31 de diciembre estábamos penúltimos, en descenso. Difícil hacer esa provisión. El auditor consideró lo mismo. Era dar el resultado de diciembre. Hemos dado 2,7 millones de beneficio, pero en junio será en torno a lo que se estimó en el presupuesto, unos 300.000 euros. Ahí ya se cuentan las primas. Nosotros, encantados.

Entonces, el de diciembre que se ha dicho es un beneficio relativo.

Estaba condicionado a la situación deportiva en ese momento, pero avisando de que no va a ser el resultado a final de temporada.

La deuda neta es de 43 millones. ¿A quién debe dinero Osasuna?

Tenemos la deuda con las entidades financieras. En el balance se ve que presenta una variación al alza respecto a junio. Se ha utilizado el préstamo de los 16 millones prácticamente al cien por cien. Luego, las deudas antiguas siguen siendo las que eran. Se vienen amortizando conforme al calendario. ¿A quién debemos más? Principalmente a jugadores. Nosotros en diciembre teníamos una provisión del 50% de sus fichas que ya han sido pagadas en marzo. Los correspondientes impuestos a esas fichas han sido pagados el 30 de abril. Además, hay una parte que queda de la constructora. Estamos pactando la forma de pago por las obras adicionales que se hicieron.

El estadio iba a costar 16 millones, pero ha habido mejoras al estar en Primera. ¿Se puede decir ya el coste total?

Estamos pendientes de que IDOM, la ingeniería que se contrató, nos dé ya el estudio definitivo de las cifras a las que nos vamos a ir con la obra. En breve se presentarán los datos concretos y la forma en que se va a hacer frente a ello.

Pero el club ya tendrá en sus planes una cifra aproximada. ¿Es para sorprenderse?

No te va a sorprender. Tú tenías un presupuesto de 16 millones y has tenido una serie de obras concretas que han mejorado el proyecto. Por ejemplo, el millón y medio invertido en Preferencia con vestuarios, la entrada... Después, la mejora en la cubierta. Ha sido un éxito la decisión. La anterior nos iba a dar una mala vida a la inversión. Además, está la parte inferior de las gradas para locales comerciales. LaLiga, por otro lado, nos ha exigido unas mejoras en sonorización e incluso el videomarcador adicional, o el tema de seguridad y vigilancia, que es totalmente nuevo. No hay que olvidar tampoco el más de un millón de euros de licencias que hemos pagado el Ayuntamiento de Pamplona. Eso también está por encima de los 16.

¿No estaban previstas estas tasas de un millón al inicio de todo?

No estaba previsto. Sabíamos que esas cantidades existían, pero en el presupuesto de los 16 ninguna constructora las incluía.

Siga con las mejoras adicionales.

Los asientos nuevos en todo el estadio, que es otro millón. Todo lo dicho se hace porque el club está en Primera División y se considera que es el momento que se puede hacer, pero lógicamente se incrementa la cifra de la inversión.

Si hacemos la suma, ¿nos vamos a los 22 o 23 millones entonces?

Eso seguro. No hace falta que lo diga IDOM. Eso está ahí.

Pero no serán más de 25 o cerca de 30 millones, ¿no?

Eso lo tienen que concretar ellos. Hay una serie de partidas que tenemos que cerrar. En breve ofreceremos los datos concretos.

La asamblea aprobó el endeudamiento de los 16 millones, considerando que ese era el coste.

El club tiene por estatutos la obligación de solicitar a la asamblea la autorización para endeudarse, si se pasa de unos determinados porcentajes. Fuimos a la asamblea con los 16 millones de la autorización de la obra inicial y el resto han sido operaciones de circulante que en ningún momento han sobrepasado los importes que nos fijan los estatutos para ir a la asamblea.

Sigamos con la deuda. El auditor dice que se va a ir corrigiendo en los siguientes ejercicios. ¿En junio se va a suavizar la curva?

Va a depender del tema primas, del tema de cierre de jugadores y otros temas colaterales de contratos de compra o cesión de jugadores que se convierten en una obligación por permanencia. Es un capítulo a cerrar. Hay contratos con premios de permanencia e incluso de compra por permanencia. Eso influye en la deuda.

¿Se refiere al millón al Getafe por Enric Gallego y cantidades al Levante (250.000 euros por Rubén), al Elche (250.000 por Juan Cruz) y al Betis (200.000 por Darko)?

Sí, es así. Y también está el tema Ramalho. Tiene vinculación a la permanencia. Todo eso hay que considerarlo de cara a 30 de junio para pensar que la cifra de deuda va a ser similar o algo superior.

La temporada pasada se pagaron 3,5 millones en primas colectivas e individuales por la permanencia. ¿Ahora?

Se ha pactado una cantidad menor por el tema covid y porque se entendió que el segundo año en Primera es el de la estabilización. Los contratos de los jugadores han tenido sus variaciones y consideramos que esos premios en parte ya están ahí.

¿Cómo están cobrando las fichas?

Lo voy a explicar. En Osasuna, hasta hace tres años, se pagaba un importe mensual y luego había dos pagos importantes. Uno en enero-febrero y otro a final de temporada. Llegó un momento en que se consideró pagar todo en doce pagas al año. Pero el año pasado la falta de ingresos de la televisión cuando surgió la pandemia obligó a volver a la situación anterior. A final de la temporada, teníamos unas deudas de la parte no pagada de las mensualidades. Las primas fueron liquidadas en septiembre y hasta diciembre teníamos tiempo para poder liquidar las fichas. Así se hizo. Este año se ha decidido hacer dos pagos de ficha adicional a las nóminas. El 1 de marzo se pagó una parte, con sus impuestos, y ahora queda la otra mitad y las primas para junio.

¿Esto ha generado algún tipo de inquietud en el vestuario?

No, esto que hemos hecho nosotros ahora es lo que hacen los clubes generalmente. Incluso hay otros que hacen un pago solo.

¿Qué necesidad ha tenido Osasuna para pedir unas líneas de crédito de 7,5 millones?

Hasta ahora no habíamos utilizado esa vía al no haber exigencia de tesorería. Habíamos tenido ofrecimientos. Esta vez hemos querido cuidar la caja. No sabes cómo puede venir la pandemia. Puede haber un parón en los ingresos o algo más. Eso nos ha ayudado a acompasar los pagos a los cobros. La idea es ir amortizando salvo que se decida en ese momento que se van a renovar. Nos han venido bien. No hay que negarlo.

¿Cómo ve al club respecto a hace seis-siete años?

La deuda de ahora es totalmente diferente. Yo cuando llegué aquí (2014) me encontré una deuda tremenda con Hacienda. Todos los esfuerzos fueron para cancelarla porque el resto de deudas no existían. Con la ayuda al descenso se liquidó el tema de los jugadores. Este año en nueve meses hemos pagado más de 20 millones de impuestos. Estamos al día totalmente. Para LaLiga es prioritario estar al corriente con Seguridad Social y Hacienda. Tenemos que presentar todos los meses el correspondiente certificado. En ningún momento se ha planteado la posibilidad de un aplazamiento. Se cumple con todos los pagos.

Estos 43 millones de deuda, ¿nada que ver entonces con aquello?

Aquello fue una deuda de un problema que se arrastró, se dejó y se acumuló. Esto, en cambio, es una deuda de crecer. No tiene nada que ver. Es una deuda de hacer un estadio y es una deuda de tener mejor plantilla. Mientras puedas asumirla no es problema.

¿Cómo se mide el patrimonio deportivo?

La plantilla ha subido su valor. Hay parámetros que lo dicen. En el balance tenemos el importe pagado en traspasos y que se amortizan en los años de contrato. Pero aparte hay una plantilla con unos intangibles. Está toda la gente que pasa de la cantera o esos jugadores que han ido creciendo. Para nosotros, es un valor tremendo.

¿El club está obligado a acometer una venta para tapar agujeros?

Para nada. Hay equipos que no pueden decir lo mismo. LaLiga les ha dicho que para cuadrar sus balances deben hacer una serie de ventas que además están cuantificadas. A nosotros en ningún momento, con los datos que hemos presentado, nos ha dicho eso. Es más, en el día a día del club no se necesita esa venta.

¿Dónde quedaría Osasuna en una clasificación económica?

Estaríamos en el grupo medio. Hay equipos que tienen equis millones en depósitos porque han tenido una situación boyante por traspasos, pero tampoco somos del grupo que está obligado a vender para cuadrar resultados. El año pasado no dimos pérdidas pese a la covid. Este año tampoco pensamos. Tenemos todo perfectamente controlado.

Ojalá que no, pero si hay un descenso la temporada que viene o la siguiente, ¿hay cimientos que soporten esa deuda?

Todos los descensos son siempre traumáticos. Pero a día de hoy de los préstamos del estadio de los 16 millones, nos quedan 9. Y el año que viene estamos obligados a hacer otro pago de 3 al seguir en Primera. Eso que quede se tiene que pagar en 15 años. Estamos por ahora en periodo de carencia. Una deuda de 6 millones a pagar en 15 años no te va a penalizar.

¿Va a mantener el presupuesto Osasuna el año que viene?

Dependerá de que el público entre al estadio, que creo que sí. Ahí mejorará la cifra. El año pasado tuvimos ingresos extraordinarios por traspasos entorno a cinco millones. Este año en el presupuesto no hemos metido nada de eso. Ahora mismo estaríamos por debajo de los ingresos presupuestados para el año pasado. Pero esto se puede mover, estamos en mayo.

¿Preocupa tanta dependencia del contrato de televisión? Ocupa sobre un 75% del presupuesto.

Por eso queremos explotar nuevas vías de ingresos en el estadio, que es un 25% más grande. Eso redunda en socios y taquillas. Además, están los locales comerciales. Para la temporada 2022-23 se firmará el nuevo contrato de televisión y puede que sea a la baja como ha pasado en otras ligas y se haya tocado techo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE