Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

0-4 de Osasuna en el Bernabéu

30 aniversario del 0-4 de Osasuna contra el Real Madrid en el Bernabéu

Hoy se cumple el 30 aniversario del 0-4 de Osasuna en el Bernabéu

Actualizado el 31/12/2020 a las 08:38
Durante mucho tiempo, la afición de Osasuna no tuvo dudas: el partido más importante de la historia del club era el 0-4 del equipo rojillo en el Bernabéu. El 30 de diciembre de 1990 quedó marcado en el osasunismo como una gesta irrepetible. Los más jóvenes tienen ahora para elegir: la participación en Champions, la final de Copa del Rey ante el Betis, las semifinales de la Copa de la UEFA... Pero antes, no era así. Osasuna a lo que estaba acostumbrado era a sufrir siempre. Cuando se cumplía una década entre los mejores, desde aquel ascenso de 1980 en Murcia, el conjunto que dirigía Pedro Mari Zabalza se plantó en el Santiago Bernabéu con un descaro que asombró a propios y extraños y le dejó al Real Madrid atónito, con una de las humillaciones más sonadas de la época.  
 
Roberto; De Luis, Castañeda, Pepín, Bustingorri, Martín González, Ibáñez, Iñigo Larráinzar, Martín Domínguez, Ziganda y Urban. Ése fue el histórico once que apabulló tal día como hoy hace ya 30 años al poderoso equipo blanco. Con arbitraje de Alfonso Álvarez y Jan Urban lanzado como estrella, Osasuna se fue al descanso con 0-2, ambos goles del polaco, en los minutos 11 y 36. La sed del punta rojillo con el 7 a la espalda no quedó saciada ahí, y tras el descanso hizo el 0-3 (m.56). Un joven Iñigo Larráinzar redondeó el increíble marcador final en el m.55 ante unos jugadores blancos sin capacidad de reacción. Merino y Cholo salieron en la segunda parte y se sumaron a la fiesta.
 
El Real Madrid, que estaba dirigido entonces ni más ni menos que por la leyenda blanca Alfredo di Stefano, salió ante Osasuna con Buyo; Chendo, Hierro, Sanchis, Solana, Michel, Aragón, Hagi, Villarroya, Butragueño y Losada. Aldana salió a falta de un cuarto de hora cuando el desastre madridista ya estaba consumado. 80.000 espectadores fueron testigos en un mudo Santiago Bernabéu de una de las mayores gestas de Osasuna en su historia. Y hoy, cuando aquel partido celebra su 30 aniversario y el club ya ha cumplido 100 años, sigue siendo la fecha más recordada para una gran parte del osasunismo.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones