Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Osasuna 2-1 Celta

Osasuna demuestra que no está de vacaciones y gana al Celta en El Sadar

Los jugadores de Osasuna celebran el gol de Enric Gallego.
Los jugadores de Osasuna celebran el gol de Enric Gallego.
Agencias
Fotos: Osasuna 2-1 Celta 12 Fotos
Fotos: Osasuna 2-1 Celta
Galería de fotos del partido Osasuna-Celta (2-1).
Agencias/LaLiga
Actualizada 12/07/2020 a las 08:24

Osasuna demostró el sábado que no ha bajado la persiana después de su paréntesis competitivo en Sevilla del miércoles. Este gen de ambición instaurado desde la llegada de Arrasate sale a flote hasta en las situaciones de aspiraciones menores. No hay otra motivación que acabar lo más alto posible y franquear el listón de los 50 puntos como pocas veces en la historia, más allá de los beneficios económicos que pueda obtener el club por el puesto. Sin embargo, el cuerpo le pide al jugador ir a ganar los partidos siempre guiado por su estilo y ponerle incluso más energía que un rival que no tiene atada la salvación. Y sin sus aficionados.

Solo el hecho de que a falta de dos jornadas, Osasuna cuente con opciones de meterse en la Europa League, aunque sea remotas, es ya de por sí un éxito sonado que no entraba en los planteamientos de nadie cuando se conformaron las plantillas en verano. En El Sadar hace días que no se habla de permanencia y nadie ha querido plantear una cota mayor, pero entre medio está quedando una buena versión del equipo dando guerra al que le viene en el calendario, con la excepción hecha del Betis.

El Celta había protagonizado un inicio de partido superior. Salieron los gallegos dispuestos a decir quién era el que se estaba jugando algo, hasta que luego se invirtieron las tornas. En ese primer cuarto de hora llegó el 0-1, gol que necesitó la ayuda del VAR. Iago Aspas ganó cómodamente el espacio con su movilidad y desde el perfil izquierdo, envió el centro para el remate de Santi Mina, al que no pudo frenar David García. Parecía a simple vista que el delantero estaba en posición incorrecta y así lo decretó Pizarro Gómez, pero el videoarbitraje le llamó al orden una vez tiradas las líneas con la tecnología para decirle que no.

A Osasuna se le presentaba un feo panorama. Venía del accidente de Sevilla y daba la sensación de que podía seguir con ese agotamiento mental y físico que le pudiera estropear su gran temporada. Pero los de Arrasate le pudieron dar la vuelta. A la dinámica de juego y al marcador.

El empate llegó en una sensacional jugada a pocos toques propia de la filosofía de juego navarra. Verticalidad y velocidad al mismo tiempo, lo que se ensaya cualquier mañana en Tajonar.

El Celta se quedó pasmado con ese ataque tan limpio que originó Adrián y continuó Iñigo Pérez, sobresaliente ayer, con un toque profundo para la carrera de Estupiñán. El ecuatoriano estuvo especialmente activo con sus incursiones, como lo ha venido haciendo durante la temporada. En esa jugada del minuto 23, puso un centro de oro buscando al hombre referencia de ataque que regresaba a la alineación. Enric Gallego cazó la pelota con la cabeza como un mercancías y aniquiló a Iván Villar, el tercer portero.

Fue una maniobra de tiralíneas que dio más confianza al equipo para el resto del partido. El Celta se fue menguando de forma paulatina. Rafinha y Santi Mina protagonizaron después sendos disparos sin mayores consecuencias en una primera parte que acabó con Osasuna al alza.
Estupiñán-Iñigo Pérez

Hubo cuatro ocasiones rojillas hasta el descanso. Remate de cabeza de David García fuera, buena arrancada de Adrián con un centro al que no llegó Enric Gallego, centro de Iñigo Pérez que Torres intentó rematar de cabeza y potente disparo de Adrián desde la frontal que salió junto al palo.

Ese cambio de tendencia quedó confirmado en la segunda parte. Tras dos tímidos acercamientos de Iago Aspas en los primeros minutos, el Celta ya no se dejó ver en el área de Sergio Herrera. Los celestes habían iniciado el partido con defensa de tres centrales y Oscar en el descanso cambió al 4-3-3.

Se esperaba a un rival que tuviera más capacidad para llevar el peso del partido, porque jugadores para ello los tiene. Lleva una temporada horrible, por debajo de lo que dice su potencial, y en El Sadar volvió a ser una ruina. Osasuna no le dejó en ningún momento. David García jerarquizó la defensa. Funcionó bien la presión por dentro y el equipo supo estirarse por el carril de Estupiñán, convertido en una autopista con su intensa zancada y sus centros diabólicos.

El lateral contó con un buen socio como Iñigo, que estuvo en ocasiones de falso interior ofreciendo una correcta lectura de qué hacer en cada momento con esa zurda de seda. Los de Arrasate pusieron la directa hasta que derribaron la puerta. El Celta estaba sin brújula en este Sadar vacío y con Osasuna jugando a mil revoluciones.

ARNAIZ, CAMBIO CLAVE

Arrasate le dio más picante al partido con la entrada de Arnaiz. Fueron, a partir del 70, minutos en los que Osasuna fue un torbellino. El atacante recién entrado aprovechó un mal despeje de Aidoo para conectar un disparo desde la frontal que se le marchó fuera. Otro centro de Estupiñán acabó con su segundo remate, en este caso rechazado por un defensa. Villar sacó después el intento de Torres.
Osasuna ofrecía claras muestras de querer ir a por el partido. Volvió a la carga con un fortísimo lanzamiento de Iñigo Pérez y siguió con el tercer remate de Arnaiz, de nuevo bloqueado, tras una soberbia dejada de Gallego y el enésimo centro de Pervis.

El cántaro se rompió en el descuento. Oier mandó la pelota al área con temple y cabeceó hacia atrás Arnaiz ganando con astucia el salto. El de Talavera persiguió su gol hasta que lo encontró. Llevaba varios días con la guardia alta. Como está Osasuna.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE