x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna
renovación

Aridane: “He cambiado esa vida loca que llevaba, estoy más centrado”

El de Fuerteventura celebra su mejora y ampliación de contrato en un momento dulce. Pocos casos se conocen de jugadores que rindan mucho mejor en Primera que en Segunda

Aridane, en El Sadar.

Aridane, en El Sadar.

Osasuna
Actualizada 15/02/2020 a las 13:25
A+ A-

Aridane no es un futbolista que acostumbre a dar titulares. Detrás de ese cuerpo poderoso de central de primera categoría, se esconde un hombre callado al que no parece alterarle nada. Ni los palos que le llegó a dar su afición cuando estaba en Segunda ni los elogios de formar parte del once ideal de la jornada, ahora compitiendo en la máxima categoría.


Ayer se salió de esa línea recta con motivo del acto oficial de su renovación y mejora de contrato. Se le preguntó qué ha pasado para semejante metamorfosis y el de Fuerteventura mostró su lado más desinhibido. Soltó una de las confesiones del año. En resumen: es más profesional. “Trabajo a diario y fuera de los entrenamientos me cuido. Estoy en casa con mis niñas, con la familia. Ya he cambiado esa media vida loca que llevaba”, sentenció ante las risas abiertas de los periodistas y suyas también. No pudo ocultar su sinceridad. “¡Eso no lo digas!”, le interrumpió Braulio, que le acompañaba en la mesa. “Pero es verdad, es verdad, es así”, retomó el canario. “Estoy más centrado en lo deportivo. Esperemos que siga así”.


A Aridane le ha cambiado la vida en Osasuna. Llegó en verano de 2017 del Cádiz y tuvo que soportar la mochila del traspaso de 1,5 millones más 0,5 en caso de ascenso. Siempre se le miró con lupa. Muchos no le perdonaron sus faltas de atención. “No entré con buen pie. Es normal que la gente, la afición y lo que rodea a Osasuna se me echara encima, pero yo sabía que trabajando y siendo yo mismo, iba a estar a gran nivel. El míster decide, yo trabajo para el equipo”.


En efecto, es otro defensa en Primera. No fue titular el año del ascenso con los García como primeros espadas. Con dos fichajes contrastados para su parcela, como Roncaglia y Raúl Navas, el camino se le estrechaba más. Sin embargo, contra delanteros de nivel ha podido explotar sus excelentes condiciones. “Estoy en un buen momento y se está dando todo. Debes trabajar día a día. Si no, vienen otros compañeros y te aprietan. No puedes bajar los brazos”.


El majorero se acordó de cómo en su primera etapa en Osasuna el vestuario no le dio la espalda. “Los chicos de aquí, los navarros, me ayudaron mucho. No tenía ese rol de jugar, pero me sentía contento, como uno más”, expresó, recordando que aun siendo suplente nunca ha perdido la actitud en Tajonar. “Mucha parte de culpa la tiene el cuerpo técnico. El segundo año no tuve ese rol de jugar los partidos que quisiera, pero venía a entrenar contento. Los entrenamientos eran dinámicos y divertidos. No bajaba los brazos en cada sesión para hacerlo bien cuando me tocara entrar en el partido”.


El valor de un entrenador


A Arrasate le describe como “un míster simple, un hombre que te dice las cosas a la cara”. “Te dice dónde tienes que situarte, cuándo tienes que despejar o cuándo tienes que pasar. Estoy agradecido por haber apostado por mí. Espero seguir así y que el equipo siga progresando”, valoró sobre el de Berriatua, que le pide atención. “En Primera se nota la concentración. Cualquier despiste mínimo es un gol. No se puede permitir”.


Este enero ha rechazado al Getafe. “Siempre he pensado en quedarme aquí. Tengo contrato y mi primer objetivo ha sido Osasuna”, aseguró Aridane, cuyo fútbol encaja con el ADN. “Osasuna es un equipo que va al límite. Yo también aunque a veces me tengo que frenar. Estoy en el equipo ideal”. El entorno también es el propicio. “Tengo dos nenas que han nacido aquí. La familia está contenta y adaptada. Vivo como un navarro en el equipo y fuera, conmigo se han portado divinamente”.


Por eso, nunca ha tenido dudas sobre la renovación. “Me siento muy feliz, orgulloso de seguir vinculado a Osasuna. Agradecer a Braulio, al staff del primer equipo, al cuerpo técnico, a jugadores. Me han enseñado mucho en el día a día. Y a mi familia, que está para la bueno y para lo malo”.

El central no utilizó la oferta del Getafe para mejorar su renovación
 

El Getafe, por medio de su presidente Ángel Torres, se puso en contacto con Osasuna en el mercado de invierno para plantear el fichaje de Aridane. El club azulón había perdido al Leandro Cabrera, por quien el Espanyol ha pagado la cláusula de rescisión 9 millones. La de Aridane antes de la renovación ascendía a 10. Osasuna y el jugador rechazaron la oferta.


Esta incidencia no ha sido utilizada en las negociaciones de la renovación. “Él tenía claro que quería seguir. Eso se inició antes de que viniera la oferta por él. En ningún momento puso ningún problema ni utilizó la oferta. Era un club importante. Esto es un premio a su rendimiento”, explicaba ayer Braulio Vázquez.


Aridane mejora y renueva su contrato hasta 2022. Si esa última temporada juega 25 partidos de al menos 45 minutos, ampliará de forma automática otro año. Su cláusula pasa a 12 millones. “Es una renovación muy justa. Yo en privado con él he sido bastante duro pero lo hacía por su bien. Él lo sabe. A lo mejor él no lo entendería así y estaría enfadado pero es mi trabajo”, confesó el director deportivo con gestos de complicidad hacia su defensa central.


Tenía ficha baja


Osasuna invirtió 2 millones de euros en su fichaje, pero a cambio Aridane aceptó cobrar un salario de la horquilla baja. Así encajaba en los parámetros económicos del club. “Cuando se le firmó se pagó un dinero por él e hizo un esfuerzo enorme a nivel económico por estar con nosotros. Tenía uno de los salarios más bajos”, explicó Braulio. “Es una renovación de justicia, sinceramente, por su rendimiento. Ha sido tremendo. Lleva una temporada espectacular. No es que lo diga yo, en el mundo del fútbol también, porque ha sido una grata sorpresa. Ha estado en los onces de cada jornada de especialistas pero más allá de eso, el rendimiento ha sido muy bueno ya lo veis”.


El responsable del área deportiva de Osasuna no pasó por alto un detalle en la actitud del canario. “Quiero resaltar que cuando no ha jugado su comportamiento ha sido ejemplar. Él habla poco. Tiene el respeto de los compañeros y del cuerpo técnico. A la gente se le conoce cuando van mal las cosas y cuando no jugaba, era el primero en animar a los compañeros y estar encima de ellos, en las celebración de los goles... Es su aportación personal aparte de la deportiva, aunque sea callado”.

 

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra