x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna
Osasuna

Cruchaga desvela que estuvo a punto de ser internacional

El que fuera emblema de Osasuna ha repasado su trayectoria en una entrevista en la que cuenta que Iñaki Sáez lo tuvo en su agenda

Cruchaga, en el antiguo vestuario de El Sadar

Cruchaga, en el antiguo vestuario de El Sadar

ARCHIVO
Actualizada 24/10/2019 a las 10:26
A+ A-

César Cruchaga ha repasado su trayectoria este miércoles en una entrevista en Cope Navarra. El que fuera un emblema de Osasuna ha desvelado entre otros asuntos que durante su carrera estuvo a punto de ser internacional con la selección española para disputar un amistoso. Era entrenador Iñaki Sáez (estuvo de 2002 a 2004). “Hubo un año, era un amistoso, los centrales titulares estaban lesionados. Estaba Iñaki Sáez de seleccionador. Estaba entre Unai del Villarreal, Ballesteros y yo. Tenía constancia de ello. No fui yo el seleccionado, pero me hubiese gustado”, ha señalado.

 

Era un central de fuerza, corpulento para frenar a los delanteros, y un pilar en el vestuario. Contagiaba a todos. Sabía perfectamente cuáles eran sus limitaciones. “Mi mayor virtud en el fútbol y en la vida es que conozco al dedillo mis limitaciones. Es algo muy importante. Yo sabía donde cojeaba e intentaba que no se viese. Y sabía mis facultades y las explotaba al máximo”, ha explicado. “Yo sabía que mi manera de poder seguir en ese nivel era mi concentración, mi carácter y mi amor propio. Sabía que si salía así era un gran central. Sabía que marcaba bien, que no me despistaba. Llegué a tener unos años realmente buenos, incluso estuve cerca de la selección, que lo supe”.

 

Javier Aguirre fue uno de los entrenadores que más le marcó. Era un gran motivador que tenía a todos enchufados. Con él llegaron éxitosos gloriosos partiendo de una humilde plantilla. “Quizás sea el único entrenador que he tenido del que todos los jugadores hablaban bien de él. Los tenías contentos a todos, a los que jugaban y a los que no”, ha apuntado. “Era un tío para grabar sus charlas y para poner sus charlas en el colegio de entrenadores”.

 

Otro técnico influyente en su carrera ha sido Enrique Martín Monreal“Tiene una capacidad de transmitir y de hacerte sacar todo lo que llevas que no he vivido con ningún otro entrenador”, ha valorado Cruchaga, que ha recibido igualmente unas bonitas palabras del propio técnico de Campanas. “Tuve que soportar que yo a Cruchaga lo traía por ser amigo de su tío. El tiempo ha demostrado que César alcanzó lo que ha alcanzado en el fútbol. Estoy muy orgulloso y contento con su trayectoria”.

 

Cruchaga se midió a las grandes estrellas internacionales. Ha repasado sus duelos con varios delanteros de talla mundial, como el madridista Ronaldo Nazario. “La única que ha arrancado, la única que ha corrido, y encima con su pierna mala y la mete. Te vas a casa con una sensación muy mala. Pero por eso valen lo que valen”, ha afirmado.

 

Es un romántico del fútbol. Cuando ejercía de capitán su voz se hacía sentir en el vestuario. No se le verá nunca alardear en las redes sociales. “Hay una cosa que no me gusta de este fútbol, para mi el vestuario siempre ha sido sagrado. Cuando veo las fotos y los vídeos. Entiendo que tiene que ser el vestuario una capilla. En mi época no estaría pasando. Es algo privado y nuestro. Igual soy un poco antiguo para estas cosas”, ha afirmado con contundencia.

 

A César Cruchaga le gusta el Osasuna que ha montado Jagoba Arrasate. “Van camino de lograr gestas como las nuestras. Así arrancamos también nosotros. Nosotros ascendimos con un equipo peor que el actual. Le auguro un buen futuro. Hemos acertado con el tipo de entrenador y de jugador. No tengo ninguna duda de que esta plantilla de que son grandes amigos y grandes tíos. Que poco a poco vayamos superando los escollos de salvar la categoría. Que vayan haciendo cada año un equipo más bonito y por qué no vamos a luchar de nuevo por puestos europeos”.

 

Si algo caracteriza a Osasuna sobre el resto es su afición. César Cruchaga siempre lo ha tenido muy claro. Era un jugador que por sus dotes en el campo y sus palabras en ruedas de prensa, llegaba muy fácil al aficionado. Era muy cercano. “Cuando el equipo hace las cosas como las está haciendo y transmite lo que transmite El Sadar enseguida conecta”, ha dicho.

 

Han pasado diez años de su retirada, tras aquel partido agónico contra el Real Madrid que daba la permanencia en El Sadar. ¿Volverá algún día al club? “Me ha gustado mucho el manejo de los compañeros, del vestuario, del equipo... Coger a un compañero, meterlo en la sauna y decirle cosas que igual un entrenador no te las va a decir. Me hubiese gustado, no sabremos como vendrá el futuro, el poder haber tenido un sitio al lado de los profesionales o del Promesas y aportar estas cosas”, ha señalado.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra