x

Nos gustaría enviarte las notificaciones para las últimas noticias y novedades

PERMITIR
NO, GRACIAS
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Osasuna
Osasuna

Los proyectos de reforma de El Sadar presentados en el foro DN, uno a uno

Las cinco iniciativas fueron defendidas ante los asistentes en el Nuevo Casino de la Plaza del Castillo de Pamplona

Los representantes de los cinco proyectos, durante el foro DN en Vivo.

Los representantes de los cinco proyectos, durante el foro DN en Vivo.

21/02/2019 a las 06:00
Etiquetas
  • Diario de Navarra
A+ A-

Los cinco proyectos candidatos a realizar la reforma integral del estadio de El Sadar fueron de nuevo presentados en el foro DN en Vivo celebrado este miércoles en el Nuevo Casino de Pamplona. Los responsables, uno tras otro, fueron emitiendo los vídeos de presentación de cada iniciativa para, a lo largo de unos 20 minutos por iniciativa, desgranarlo con detalles. 

Estos son los cinco proyectos, en el orden en el que fueron presentados, en la jornada organizada por Diario de Navarra.

1. Muro Rojo La emoción y la razón del Muro

El proyecto busca un estadio “atronador”, con mayor confort y de vanguardia

Proyecto de reforma de El Sadar - Muro rojo. OFS. VDRDesde el proyecto Muro Rojo emplearon dos palabras para definir El Sadar que han dibujado: emoción y razón. Fue la primera propuesta en abrir el turno de intervenciones. En poco más de 15 minutos desglosaron las principales características de un estadio pensado para 24.481 espectadores, prácticamente 6.000 más que el actual Sadar.

Esta candidatura a reformar el feudo rojillo ensalzó la “emoción de lo que es El Sadar”. En esa línea se habló del “sonido atronador” del estadio. Desde Muro Rojo pretenden “potenciar las buenas características”. “Vertical, envolvente y grada muro” fue su carta de presentación.

Diego Fernández, de OFS Architects, desmenuzó una a una las ideas que han trabajado desde que se puso en marcha el proceso. Explicó que han pensado en una infraestructura envolvente. El récord de los 115 decibelios que se alcanzaron en un Osasuna-Real Madrid en 2009 sirvió para ilustrarlo. Al planteamiento de campo “cerrado” e “intimidante” sumaron la verticalidad de sus gradas superpuestas con una inclinación de 40 grados.

 

1.340 asientos ‘rail seat’

Una de las señas de identidad que plantean es la grada muro que han diseñado en el fondo sur. “Responde a las peticiones de socios de Osasuna. Ampliamos esa zona y se puede instalar el 'rail seat'. Cada uno tendrá un asiento numerado en el estadio”, comentó Diego Fernández en referencia a este sistema. “Osasuna tendrá un estadio impactante”, añadió. Serán 1.340 las plazas con este sistema para poder estar de pie.

Del aspecto de la emoción, estos aspirantes a la reforma de El Sadar pasaron a hablar de la razón. Ahí se sitúa, por ejemplo, el confort. “Se remodelan los pasillos, se ponen numerosos vomitorios y abordamos la accesibilidad, que ha sido bien acogida por personas con movilidad reducida”, relató Fernández. Los baños y la zona habilitada para la afición visitante entre preferencia y gol norte también fueron citadas como puntos fuertes de su iniciativa.

También abordaron el futuro y la vanguardia. En ese escenario, Diego Fernández describió la estructura de la fachada que plantea su equipo. El nivel de acceso, un zócalo intermedio y el cierre con un revestimiento metálico forman la piel del recinto. Sobre los posibles ingresos que pueda generar el club en El Sadar, el proyecto define 2.700 metros cuadrados para un uso futuro. Se sitúa en la planta de tribuna en el zócalo que se construiría. Lo han denominado como áreas de “oportunidad” para Osasuna.

 

Su apuesta por el interior

Héctor Morales, de la constructora VDR, aludió a las palabras del gerente Ángel Ardanaz del pasado martes. Decía que el socio no se quedara solo con la fachada. Morales hizo suya esa opinión. Destacó que de su presentación “solo 2 de las 22 fotos son de la fachada”. El representante de VDR mostró un gráfico realizado por el club sobre a qué destina cada proyecto su presupuesto. En él figuraba su apuesta por el interior con el 63% del total destinado a esa parte. “Es un presupuesto muy contenido y lo hemos estudiado perfectamente”, valoró.
“Hemos escuchado al socio y al club”, ensalzó, para terminar con un dato: su propuesta podría generar 440.000 euros de retorno para la entidad rojilla.

 

 

24.481 espectadores de aforo presenta el proyecto Muro Rojo. Diseñado por OFS Architects, participa VDR, además de FS Estructuras e Inarq.

Una configuración vertical. Con 40 grados de inclinación, quieren “acercar al espectador al campo”.

Sensación intimidante. Destacan su capacidad para lograr una “multiplicación del sonido” y la impresión de “intimidación”.

Un “área de oportunidad”. La fachada destaca por el zócalo intermedio, donde se habilita una zona para futuros usos.

 

Proyecto de reforma de El Sadar - Muro rojo. OFS. VDR

 

2. Nuevo Sadar 'Abrigado' para proteger e intimidar

Nuevo Sadar apuesta por un estadio “icónico” inspirado en el fútbol inglés

Proyecto Nuevo Sadar.“Ha sido un honor y un placer trabajar en un proyecto así. Lo cierto es que todos los diseños son de un altísimo nivel. Y todos los hemos trabajado con pasión, dedicación y presión por el tiempo”. Aryanour Djalali, CEO del estudio catalán DNA Barcelona Architecs, inició este miércoles con estas palabras, y con el agradecimiento hacia Osasuna y a los socios, su intervención para explicar los pormenores del proyecto Nuevo Sadar, que impulsan desde su empresa y Construcciones y Obras Victorino Vicente.

Un renovado Sadar que ellos quieren ver como un moderno estadio “intimidatorio, icónico, envolvente y confortable”. Un proyecto con el que pretenden aprovechar la “oportunidad única” que un nuevo estadio ofrece “tanto al club y a sus socios pero también a la ciudad”.

 

Grada continua y luz

Un diseño que cuida al detalle las cuatro fachadas del estadio, aprovechando también la trasera por la que entran los equipos rivales, para crear “un abrigo” que proteja a los aficionados de las inclemencias del tiempo pero también genere cierta intimidación a los rivales. Todo ello, sin perjudicar la entrada de luz natural a las gradas y al césped debido al uso de materiales traslucidos, además del uso de “luz cambiante” artificial tanto en el interior como en su exterior.

Un cuidado por las distintas fachadas del campo -en rojo y azul, los colores corporativos- que no se trata sólo “de una cuestión estética”, advirtió, sino que busca también otros efectos, tanto de confort para los espectadores - “ese abrigo, esa piel que recubrirá el estadio, protegerá y generará un microclima interior”, aseguró- como de presión previa a los contrarios por la enorme lona intercambiable que recubrirá en su idea la parte trasera.

Un efecto intimidador que estará también unido al diseño del interior del propio estadio, donde “mejorará la acustica” al estar más cerrado y ofrecer un “sonido envolvente”, y en el que apuestan por una grada continua “inspirada en el fútbol inglés”. Algo que, destacó, permitirá una “mayor cercanía al campo y comodidad” al público, mejorando además la visión del terreno de juego y del resto de aficionados, fomentando así un “efecto contagio” a la hora de animar, aumentando las plazas en Graderío Sur (hasta los 1.777 asientos) merced al sistema 'rail-seat' (con asientos numerados que permiten estar de pie).

En su exposición, en la que también detalló que duplicarán el número de aseos y el de vomitorios para la entrada y salida del público, Djalali también quiso detallar que el 40,82% de su presupuesto “no está dedicado sólo a la fachada” como parecía entenderse del estudio comparativo que, sobre los distintos diseños, hizo público Osasuna ya que en ese porcentaje “está incluido todo lo necesario” para el recrecimiento del estadio. “Es algo que llevaba a la confusión”, quiso aclarar.

En este Nuevo Sadar también cobra “mucha importancia” la planta baja dedicada como “zona comercial y de ocio” en la que poder aumentar la oferta de este tipo de establecimientos y los ingresos que pueda obtener el club por estos conceptos.

El proyecto de DNA y Construcciones y Obras Victorino Vicente cuenta además con un “museo circular” con la historia del club en los pasillos interiores.

 

 

23.516 espectadores de aforo presenta el proyecto El Nuevo Sadar. Es de DNA Barcelona Architecs y Construcciones y Obras Victorino Vicente.

Una ‘piel’ traslucida. El diseño de las fachadas ‘envuelve’ el estadio, como un “abrigo” que protege y crea un “microclima”.

Grada continua. “Al estilo inglés” para aumentar aforo, generar cercanía al campo y mejorando la visión.

Zona comercial y museo. En la planta baja se destina una mayor zona comercial y de ocio, además de un museo circular.

Una vista aérea del proyecto de Nuevo Sadar, con un cubierta traslucida que cierra el estadio y unas fachadas “envolventes”.

 

3. Fortaleza Rojilla Una propuesta austera

El proyecto Fortaleza Rojilla opta por reutilizar todo lo posible

Proyecto de El Sadar Fortaleza Rojilla.Austeridad. Esa es la palabra con la que han trabajado en el proyecto Fortaleza Rojilla. Un adjetivo, austero, que para sus creadores es la seña de identidad del Club Atlético Osasuna. A partir de esa premisa, Fortaleza Rojilla reduce los derribos, reutiliza todo lo posible y renueva lo necesario.

Así lo explicaron este miércoles en el foro del Nuevo Casino los representantes del proyecto, Mikel Zabalza y Miguel Ángel Alonso. Este estadio, con un coste de 16 millones de euros, tiene como características: un aumento el aforo, una mejora de la experiencia del socio, un aumento de los ingresos y una fachada envolvente.

Por un lado, con la filosofía de aprovechar al máximo lo existente, Fortaleza Rojilla amplia el aforo a 24.757 espectadores sin intervenir las esquinas, lugar en el que no se ubicaría a ningún socio. Tal y como explicó el arquitecto de AH Asociados, Mikel Zabalza, “una ampliación de las esquinas sería más caro de construir y tienen la peor visibilidad del campo”. El 100% de los asientos estarían protegidos por cubiertas transparentes que no tendrían pilares, para una visión completa del campo. Las filas de butacas cuentan con un máximo de 18 “para mejorar la entrada y salida” y, además, el ascensor conduce directamente a la grada, sin escalones, para las personas mayores o con movilidad reducida. La esquina preferente de gol sería la destinada a la afición visitante, según los arquitectos.

Otro de los pilares fundamentales en Fortaleza Rojilla es la mejora de la experiencia del socio. Para ello, a través de una ampliación por anillos, se construiría una doble grada que, con una pendiente del 39%, le permite al espectador situado en la zona alta tener una mayor cercanía al césped. Además, de cara a esa mejora de la experiencia, se aumentan los gastrobares mejorando los actuales en la planta baja y construyendo en las demás plantas unos nuevos más cercanos (en los dos fondos y lateral) con barra exterior y pantallas. Los baños se amplían y se construyen más cercanos al público. También se crearían zonas cubiertas alrededor del estadio para los momentos previos al partido. “El proyecto genera más ambiente por la cercanía de la grada propuesta y el cierre del estadio entero, que mejora la acústica y el confort”, indicó Zabalza.

 

Ingresos por energía solar

En cuanto a la cuestión del aumento de ingresos, este proyecto ampliaría los locales exteriores hasta los 2.050 m2, aumentaría la publicidad exterior e interior, crearía nuevos palcos VIP (hasta 50) y, como explicó Zabalza, contaría con la posibilidad de instalar paneles fotovoltaicos “que en estadios como Cornellá suponen un ingreso de 600.000 euros al año”.

Y por último, la fachada envolvente del estadio manteniendo la acústica. La ampliación por anillos ofrece tridimensionalidad a la fachada que simula, según sus creadores, a la afición rojilla a través de triángulos metálicos rojos emulando pañuelos de San Fermín. “Esta se realizaría de forma flexible con anillos y graderíos autónomos que se pueden construir sin interferir en la Liga, haciéndolos de forma independiente sin afectar al estadio actual”, aseguró Miguel Ángel Alonso.

“Nosotros como arquitectos no vamos a sustituir a la afición de Osasuna. Nosotros venimos a dotarle de un instrumento que permita mejorar las condiciones del estadio actual”, concluyó Alonso.

 

 

24.757 espectadores proyecta de aforo el estadio Fortaleza Rojilla. Participan Estudio de arquitectura AH Asociados, Constructora Obenasa y Estudio de ingeniería Calte ED.

Incremento del aforo: con asientos cubiertos, sin pilares y sin localidades en las esquinas del campo.

Mejora de la experiencia del socio: una doble grada con pendiente del 39%, nuevos gastrobares, baños y zonas cubiertas alrededor del estadio.

Aumento de ingresos: locales exteriores, publicidad, pacos VIP y placas fotovoltaicas.

Fachada envolvente: que mantiene la acústica y es tridimensional.

El proyecto de AH Asociados, Obenasa y Calte evitaría el derribo de graderías y escaleras, sin mover tampoco los vomitorios.

 

4. Sadar Berria Cantera para albergar joyas

Sadar Berria pretende crear un estadio con identidad, desde el exterior al interior

Proyecto Sadar Berria.Al visualizar el proyecto Sadar Berria, lo primero que se viene a la cabeza es la curiosa fachada, que es diferente al resto. Carmelo Fernández Militino, arquitecto de TYM Asociados, explicó el motivo del revestimiento en forma de triángulos. “Hemos querido hacer un edificio que, además de la comodidad, fuera significativo. La arquitectura tiene capacidad de significar y un estadio de fútbol no es menos. No queríamos un estadio similar a otro, queremos que tenga nuestra identidad. Esa pertenencia a una tribu, a una sociedad, a ser parte de Osasuna. La cuestión que más nos une y motiva es la cantera, esa forma de ser de nuestra tierra, trabajar a los jugadores y, por eso, guardamos la joya en el interior”, expuso.

Fernández Militino señaló el significado de los triángulos, signo identitario de este proyecto. “Es una figura geométrica con mucha capacidad de simbología. En este caso puede ser el escudo de Osasuna, el pañuelico... queremos que el socio sienta este edificio como suyo”. El arquitecto del Navarra Arena confesó que la estructura que proponen es la menor en altura (20 metros) para ser sensibles con el entorno.

 

El córner y la grada única

Con Sadar Berria se espera que las esquinas, los córners, sean un punto de encuentro para el aficionado. “El casi gol que se decía en tiempos de Echeverría o Iriguibel”, bromea Fernández. Además tiene un significado funcional porque el estadio se amplía en su anillo perimetral y solo en las esquinas es posible el acceso sin entorpecer las aceras. Con esta configuración la salida es directa a la calle pasando de los 62 metros actuales a 122 metros.

En una especie de tour virtual de fuera a adentro, el proyecto bajo el amparo de TYM Asociados propone una cubierta totalmente revestida por dentro, sin pilares. Con este método se focaliza el sonido al terreno de juego para crear un escenario de intimidación al rival. Además se integran los videomarcadores y se crean unos espacios singulares en altura, de 1.000 metros cuadrados, para todos los socios donde se puede albergar desde zona infantil o espacios para alquilar a empresas.

En lo que respecta al graderío es continuo “como acto de unión” y se cambia por completo la actual estructura heterogénea (dos filas, muro, tres filas, otro muro) por una mucho más uniforme en la que se simplifican los accesos y se alinean tanto los pasillos como los vomitorios. No se prevé la colocación de 'rail-seat' (de pie), pero sí una posible instalación posterior de unos 500 asientos. La inclinación sería de 34º, lo permitido por la FIFA, y no los 41º actuales de la nueva Tribuna, que además repercute a la comodidad. En definitiva, hay una profunda renovación de la parte baja e intermedia del estadio, para así evitar también crecer en altura. “Nuestra máxima es construir menos para dar más”, afirmó Fernández Militino a modo de eslógan de Sadar Berria. Por este motivo, el acceso al Graderío será sin escaleras, a ras de calle, y a Tribuna con apenas tres tramadas.

En cuanto al tiempo de las obras, lo ideal sería comenzar cuanto antes y durante este próximo verano acometer la reforma más profunda: la grada única. En invierno, durante la competición se realizaría todo el tema de la fachada exterior para finalizar con el montaje.

 

 

22.759 espectadores de aforo presenta el proyecto Sadar Berria. Diseñado por TYM Asociados + DOA arquitectura, con Grupo Herce y Amenábar. El estudio de ingeniería corre a cargo de Itursa + TPF-Euro Estudios.

Identidad. Exterior que emule a una cantera e inspirado en formas triangulares como el escudo de Osasuna o el pañuelico. Cubierta revestida, sin pilares.

Acceso.
A Graderío sin escaleras y a Tribuna con solo tres tramas.

Grada continua.
Facilita la visión de todo el campo y del aforo desde cualquier punto. La unión permite crear un escenario que intimide al rival.

Sadar Berria se caracteriza por el Graderío único para facilitar la visión. Además, las esquinas serán un punto de encuentro de la afición.

 

5. Rojo-Azul Un estadio al gusto del socio

Rojo-Azul acerca la grada al césped y recupera la esencia del antiguo Sadar

Proyecto de El Sadar Rojo-Azul.Rojo-Azul es un estadio nacido a partir de las demandas de los socios. Los cimientos del proyecto han sido las numerosas preguntas que desde LKS, Vaíllo+Irigaray, Benito+Chocarro, y ACR lanzaron a los aficionados de Osasuna antes de comenzar. A partir de esas encuestas, esta propuesta de reforma de El Sadar tomó forma. Las sugerencias y preocupaciones de los socios rojillos se resumen en seis puntos: las cubiertas, los accesos, la fachada, los aseos que tendrá el nuevo Sadar, las zonas de prepartido, la cercanía de las gradas al césped y, por último, la comodidad de los socios dentro del propio estadio.

Con estas conclusiones como base, Antonio Vaíllo, arquitecto, y Miguel Ángel Jiménez, director de estudios de la constructora ACR, explicaron este miércoles en el Nuevo Casino cómo será El Sadar que ellos proponen.

 

Estadio rectangular y accesible

“Nos preocupa mucho que el proceso de votación ha hecho que los socios de Osasuna tengan que saber mucho acerca de los proyectos. Nosotros no hemos impuesto nada. Solo ofrecemos necesidades”, así comenzó la exposición Miguel Ángel Jiménez acompañado de Antonio Vaíllo. Azul-Rojo es una propuesta que destaca por ser el único de los cinco proyectos con forma rectangular. Lo decidieron así porque, ubranísticamente, genera una geometría donde el rectángulo encaja de manera óptima en conexión con el Navarra Arena y los edificios contiguos. Además, permite un mayor espacio para la creación de puertas de acceso (hasta un total de 20) que estarán cubiertas y conseguir así la reducción de las colas y los tiempos de espera.

Por otro lado, se trata de un estadio totalmente cerrado. La nueva cubierta junto con la tribuna principal evitará las inclemencias meteorológicas del viento, la lluvia y la nieve. También apuestan por una combinación del rojo y del azul en su fachada, que son los dos colores con los que se identifica a Osasuna

En definitiva, un Sadar que tiene ADN navarro, ya que se trata de un proyecto sólido, sin mantenimiento y con materiales simples y duraderos. Con una estructura aparentemente sencilla se consigue un estadio de grandes vuelos que acerca la grada a escasos 50 centímetros del césped, recuperando así la esencia del antiguo Sadar.

 

Evitar aglomeraciones

Otro aspecto que destaca de Rojo-Azul es que se trata de un campo cómodo para entrar, estar y salir. “La comodidad se consigue gracias a los accesos a pie de campo y a la independencia que tienen las escaleras interiores para evitar cruces y aglomeraciones. Esto es fundamental porque, en caso de emergencia, conseguimos un sistema de evacuación rapidísimo”, destacó en su ponencia Antonio Vaíllo.

Ahora les toca decidir a los socios de Osasuna qué futuro Sadar les convence más. Ya han votado 4.758 y las encuestas llevadas a cabo por este medio no preocupan a Miguel Ángel Jiménez. “Nosotros somos un proyecto que nunca hemos estado bien situados en las encuestas, pero nos hemos recorrido toda Navarra y en tendencias solemos estar arriba. Creemos que Rojo-Azul va a estar en una buena posición”, respondió el director de estudios de ACR tras la explicación de su proyecto de reforma.

 

 

22.806 espectadores figuran en el estudio del proyecto Rojo-Azul. El estudio de arquitectura es de Vaíllo + Irigaray Architects, Benito Chocarro y LKS, éste último hizo el estudio de ingeniería. La constructora de esta reforma integral es ACR.

Todas las localidades cubiertas. Un campo cerrado que consigue que todos los asiento estén cubiertos de las inclemencias meteorológicas.

Priorizar la accesibilidad. Rojo-Azul aprovecha la estructura rectangular de la fachada para crear un total de 20 accesos.

Al estilo inglés. Una grada a pie de campo y a 50 cm del césped parecido a los estadios ingleses.

Una toma del interior de Rojo-Azul, donde destaca que la grada estará a escasos 50 centímetros del campo y completamente cubierta.

 

Etiquetas
Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra