Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Osasuna 1-0 Lugo

El "momentazo" de Iñigo Pérez

Iñigo Pérez volvió a jugar dos meses después y apareció in extremis con un remate en semifallo para dar la victoria

El centrocampista navarro, que salió por Aridane al descanso, marcó su primer gol con la camiseta de Osasuna

Iñigo Pérez, en éxtasis tras anotar el gol
Iñigo Pérez, en éxtasis tras anotar el gol
Actualizada 03/12/2018 a las 08:44

La pausa que transmite Iñigo Pérez saltó por los aires cuando marcó el gol de la victoria, el primero que anota con Osasuna. Apretó los puños, se encaró a la grada y gritó con rabia. No era para menos. El día de su vuelta al equipo dos meses después apareció en el minuto 89 para dar tres puntos sobre la bocina. Lo hizo precisamente en un remate con el pie derecho, el que tantos quebraderos de cabeza le ha dado al navarro en las siete jornadas que no ha podido participar por una importante artritis en un dedo.
“Como no he metido muchos goles no tengo una celebración, no pienso en eso. Ha sido un momento de soltar la adrenalina de ver a la gente apretando los puños y gritando. Ha sido un momentazo”, explicaba después del partido. El centrocampista confesó que “uno se imagina este tipo de cosas pero generalmente no suele pasar” y tildó la acción como “rara” tras rematar con la pierna derecha.

Iñigo Pérez trató de expresar lo que sintió sobre el césped. “Estoy contento pero no solo por el gol. Al final del partido se me pone la piel de gallina cuando la gente aplaude, sonríe y se va a su casa contenta. Es una gozada jugar en El Sadar”, relató después de ser el gran protagonista del encuentro.

Un “mal” remate

Antes de una emocionante celebración con Oier, a la que se sumaron el resto de compañeros, incluido el meta Rubén Martínez, se cocinó la épica en El Sadar con la ocasión de Nacho Vidal y dos córners seguidos. Un saque rápido de Torres acabó con asistencia de Rubén García y el remate en semifallo de Iñigo Pérez. Golpeó de manera defectuosa con la derecha y el balón acabó entrando. “Quiero verlo porque le he intentado dar con la derecha pero no sé si me da en la izquierda también. Algo raro, sé que le he dado mal, he visto que entraba y ya me he olvidado”, dijo.

“Casi que me ha pegado más la pelota a mí que yo a ella. La derecha no la domino muy bien. Cuando me he visto tan solo he sentido el tembleque por no tener esa sangre goleadora. Le he pegado mal y ha entrado”, describió el futbolista.
Iñigo Pérez entró justo después del descanso. No jugaba desde el 8 de octubre, cuando cayó lesionado en La Romareda y no salió en la segunda parte. El mismo lugar, curiosamente, en el que Iñigo marcó su último gol. Fue con el Numancia el 9 de junio en el ‘playoff’ de ascenso. Seis meses después volvió a marcar para estrenarse con Osasuna.

Te recomendamos


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE