Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

OSASUNA-ALBACETE

Enrique Martín: "Estoy convencido de que el recibimiento será con mucho cariño"

Enrique Martín volverá mañana a El Sadar, 339 días después de su destitución, pero esta vez como visitante

Enrique Martín, el día de su llegada al Albacete, en el campo de entrenamiento Andrés Iniesta, saludando a los componentes de su nuevo equipo. A su derecha, Javi Ramos.
Enrique Martín, el día de su llegada al Albacete, en el campo de entrenamiento Andrés Iniesta, saludando a los componentes de su nuevo equipo. A su derecha, Javi Ramos.
ALBACETE BALOMPIÉ
Actualizada 11/10/2017 a las 14:27

Los mejores guiones son los de la vida. A Enrique Martín Monreal le ha tocado protagonizar unos cuantos, con los ingredientes más variados: pasión, alegría, dolor, enfermedad, recuperación, emoción, traición, diversión, decepción, ilusión, amistad, enfrentamientos, despedidas, bienvenidas, tristeza. La vida, al fin y al cabo. Esa vida que puso a Martín en lo más alto, en un ático, y en apenas unos meses le hizo estamparse contra el suelo, y esa vida que le alejó de Osasuna un 7 de noviembre de 2016 y le devuelve como forastero a casa, a El Sadar, un 12 de octubre, Día de la Hispanidad, en un país en el que los unos y los otros se dan de leches.

Martín prefiere no repartir. Entierra el hacha de guerra y se muestra en plenitud en la víspera de esta visita, la primera como entrenador del Albacete. Imposible una casualidad mayor.

¿Cómo tiene el corazón?

Supercontento. Tengo el corazón contento, como la canción.

¿Cuál fue su reacción al ver el calendario que le traía a El Sadar nada más llegar a Albacete?

Pensé: “¡Qué curioso, qué casualidad!” Las cosas pasan por algo y por algo no pasan.

De nuevo en los ruedos, ¿demasiado tiempo fuera?

No, en absoluto. Creo en Dios, aunque soy un cristiano perezoso, y he tratado de vivir este tiempo cada segundo. Si no pasaba algo bueno en lo deportivo, era porque en lo personal y físico era bueno para mi corazón.

Van a transcurrir 339 días desde que le destituyeron hasta que mañana pise El Sadar. ¿Qué va a sentir?

Se me pone la carne de gallina. Es el reencuentro emotivo con la afición, de nenes a veteranos pasando por los Indar Gorri, después que entre todos consiguiéramos un logro apasionante.

¿Qué recibimiento espera de esa afición de El Sadar?

No lo sé. Yo me he mostrado y la gente también. Mi relación con Osasuna es brutal, es toda mi vida. Sin ser presuntuoso, intuyo que será con mucho cariño. Estoy convencido de ello.

En este día que nos ponemos en contacto por su regreso a Pamplona, Luis Sabalza presenta candidatura y Carles Puigdemont comparece ante el Paralment. Le han quitado protagonismo...

-Ríe-. Hay que vivir cada segundo lo que te toca. En estos días, nos ha tocado ver unas historias... Yo soy partidario de que los líos entre la gente se arreglen hablando.

En su presentación, Sabalza ha dicho que siente cómo fue su salida. ¿Se lo cree?

¿Por qué no? Si lo ha dicho, entiendo que lo dirá desde dentro. No tengo por qué no creerle. Fueron historias que pasaron y para mí quedan atrás. Deseo el bien a las personas y a Osasuna.

¿Qué le dirá si coincide en El Sadar con el presidente?

Soy un tipo educado y respetuoso. He coincidido con Luis Sabalza en algún evento y no me duelen prendas, le saludé correctamente. Así que el jueves le saludaré y punto. Guardar rencor nunca es saludable. Puedo enfermar y no estoy dispuesto. El coaching me ayuda en esto.

¿Y en las próximas elecciones comparecerá Enrique Martín como candidato a la presidencia?

En las próximas, no sé. Vamos a cenar hoy... A veces me ilusiono. Tengo mucho peligro conmigo mismo. No digo ni que sí ni que no. En el tiempo libre que tenga aquí, moldearé el muñeco y le daré forma. Pero, como muy pronto, sería de aquí a cuatro años si hay comicios. Ahora quiero entrenar. El otro día vi a (Zdenek) Zeman en Italia (entrenador del Delfino Pescara de la Serie B) con 70 años o a (Jupp) Heynckes en el Bayern, con 72. Me queda cuerda para rato y me da igual ir a un sitio que a otro. Lo importante es disfrutar.

¿Qué sorpresa tiene preparada para el jueves ante Osasuna?

No hay sorpresa. Lo único que quiero es que mis jugadores disfruten, se desinhiban y no especular. Vamos a ir a ganar, es el momento de conseguir los 3 puntos, pero no porque sea Osasuna. Voy con las mismas ganas que ante otros equipos. El Boeing 747 tiene que seguir subiendo (en alusión a su famosa frase de motivación también empleada en su día en Osasuna).

¿Qué es lo que más le gusta de este Osasuna?

Es evidente que este proyecto es totalmente diferente, y el ingreso económico es también diferente. Los conozco y son buenos futbolistas, adelante hay gente con mucho gol, si no aparece uno aparece otro. Pero creo que podemos conseguir nuestro objetivo.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE