Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fútbol Sala

La peregrinación del Txantrea

Competir en la División de Plata ha convertido la temporada del club navarro en una odisea

Plantilla y cuerpo técnico del Txantrea femenino de fútbol sala, el martes en Arrosadía.
Imagen de archivo de la plantilla y cuerpo técnico del Txantrea femenino de fútbol salaIrati Aizpurua
  • Guillermo Echeverría 
Publicado el 26/11/2021 a las 09:28
Salen desde Pamplona en autobús los viernes a las 17 horas. De madrugada llegan a su destino y ese mismo sábado por la tarde juegan su correspondiente compromiso liguero. El árbitro decreta el final. Las jugadoras se duchan, comen un bocadillo y emprenden el viaje de vuelta. El domingo a las ocho de la mañana llegan a la Comunidad foral. 39 horas fuera de sus hogares para disputar un encuentro que dura 40 minutos. Este es el proceso que repite el Txantrea femenino cada dos semanas. Unas veces a Galicia, otras a Cantabria, Salamanca.... Trece desplazamientos y 12.702, 2 kilómetros de carretera. La mayor parte de los trayectos son a Galicia, que suponen un gasto aproximado de 2.200 euros por partido para el club (entre autobuses, hoteles y comida).
El Txantrea disputa la División de Plata, segunda máxima categoría del fútbol sala en España. Es el mejor equipo navarro. Se encuentran en el Grupo 1, una liga de catorce equipos que cuenta con siete de Galicia, dos de Cantabria y uno de Salamanca, La Rioja, País Vasco y Asturias. Una composición territorial algo compleja a la que el entrenador del conjunto navarro, Jose Ibarra, da una explicación. “Por desgracia, el fútbol sala femenino no tiene mucha visibilidad. Eso hace que haya pocos equipos en cada provincia por lo que nos vemos obligados a juntarnos con otras regiones del norte de España”, apuntó un Jose Ibarra quien no entiende la razón por la que a su equipo se le designó el grupo gallego. “En verano nos comunicaron esa decisión, pero no nos dieron explicación alguna. Nos pusimos en contacto con la Federación Navarra de Fútbol para intentar cambiar las cosas. No comprendíamos la razón por la que no estábamos dentro del grupo donde compiten las aragonesas y las catalanas. Pero no recibimos respuesta por parte de la Federación Española. No nos hacen caso, se ve que somos algo de poca importancia para ellos ”.
Los kilómetros del Txantrea femenino esta temporada
Los kilómetros del Txantrea femenino esta temporadaDN
FORMA DE HACER GRUPO
Entre tanto viaje, las jugadoras aprovechan para conocerse más y para crear un vínculo de unión que para Iborra ha sido un factor fundamental en el buen rendimiento del equipo en las últimas temporadas. “El pasar tantas horas juntas hace que se cree un ecosistema de unidad dentro del vestuario. Los desplazamientos ayudan mucho. Al final son bastantes horas y aprovechamos para jugar a cartas o bien para charlar de cualquier tema. Eso influye para que las chicas se conozcan mejor y consigan trasladar todo eso al terreno de juego”, dijo Ibarra.
La cantidad de desplazamientos genera un “agotamiento mental y físico en el equipo”, según palabras del técnico, quien pone en valor el papel de los familiares. “Muchas veces viajan con nostoros a los partidos. En ocasiones incluso en el mismo autobús que nosotros. Hay mucho sacrificio detrás de esto y ver como tus padres invierten un fin de semana entero en verte jugar hace que las jugadoras piensen que todo esto merece la pena. Además, los familiares tienen entre ellos un grupo de whatssap en el que comentan y mandan enlaces de internet para ver todos los partidos”, finalizó.
volver arriba

Activar Notificaciones