Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Fútbol sala

El derbi de las urgencias

El Magna y el Aspil se ven las caras este martes (20 h) con el objetivo prioritario de la permanencia

El Magna y el Aspil se ven las caras este martes (20 h) con el objetivo prioritario de la permanencia
El Magna y el Aspil se ven las caras este martes (20 h) con el objetivo prioritario de la permanencia
Jesús Caso/Blanca Aldanondo
  • Irache Castillo/J.M.
Actualizada 25/05/2021 a las 06:00

El 21 de octubre del 2011 se disputó el primer derbi de los dos equipos navarros en la Primera División del fútbol sala. El de este martes va a ser el decimonoveno enfrentamiento entre Osasuna Magna y el Aspil-Jumpers Ribera Navarra Fútbol Sala. Y es el duelo en el que los dos equipos llegan con más urgencias. Está claro que pasa por una situación peor el conjunto de Imanol Arregui. Sin embargo, los dos miran hacia abajo de la tabla, posiciones de las que quieren distanciarse. El Xota ejercerá de anfitrión este martes (20 horas) en el Pabellón Anaitasuna.

El Aspil- Jumpers ocupa la undécima plaza con 40 puntos y 32 partidos. Osasuna Magna es decimocuarto con 36 pero 31 encuentros disputados. Los dos llegan a esta jornada, la penúltima de la liga regular, tras haber caído en la anterior. Sin embargo, el equipo de José Lucas Mena ‘Pato’ sumaba cinco partidos consecutivos ganando. Cayó ante el Burela en el último suspiro. El equipo gallego ocupa la plaza del playout de descenso con 30 puntos.

Osasuna Magna sufrió una contundente derrota en la última jornada ante el Zaragoza, de la que debe sobreponerse. Depende de sí mismo pero los tres puntos que se ponen hoy en juego resultan vitales para el equipo de Imanol Arregui. El conjunto de Tudela, si los suma, se garantiza la salvación. De ello, la importancia del encuentro para los dos contendientes. En la primera vuelta, se vieron las caras el 23 de febrero en el Ciudad de Tudela, después de que el encuentro se tuviera que aplazar de su fecha inicial por dos casos positivos de la covid en el Xota, que ganó 0-1. Hoy, el derbi tiene mucho que decir en el devenir de los dos rivales.

Osasuna Magna y su obligación de ganar

 

“Un derbi, como siempre, se presenta con un resultado incierto. Da igual la clasificación, las dinámicas. Son partidos especiales, normalmente muy tácticos. Se deciden por pequeñas cosas”, afirmó el entrenador de Osasuna Magna, Imanol Arregui. Sin embargo, el equipo del Club Deportivo Xota llega a este partido con la imperiosa necesidad de ganar. La derrota ante el Zaragoza y el triunfo del Burela ante el Aspil le han dejado a un único punto del playout del descenso.

A Osasuna Magna le quedan tres partidos para concluir la liga regular esta temporada. Y para empezar estas tres importantes citas recibe al Aspil-Jumpers Ribera Navarra Fútbol Sala, un duelo especial para los dos contendientes. Los dos llegan con la necesidad de asegurar la permanencia, pero, sin duda, el equipo de Irurtzun tiene las matemáticas algo más complejas.

Tras el Aspil, visitará el Anaitasuna el Movistar Inter de Dani Saldise, el jueves, y el domingo 30, Osasuna Magna se enfrentará al Industrias Santa Coloma, tres citas vitales que se van a decidir en apenas seis días y van a dirimir el futuro más próximo del equipo navarro.

Y si la necesidad es grande y el calendario apretado, Osasuna Magna lo afronta con tres lesionados. El ala brasileño Fabinho ha comenzado ya con la rehabilitación tras ser operado de la rotura de ligamento cruzado anterior en su rodilla derecha. Ante el Zaragoza, Juninho sufrió un pinchazo y dos días más tarde se confirmó que sufrió una rotura de fibras en el aductor de su pierna izquierda. Y por si esto fuera poco el portero suplente Aitor Irujo será baja también por una luxación en su hombro izquierdo que sufrió en un entrenamiento de la semana pasada. Pero no todo serán malas noticias para el equipo que dirige Imanol Arregui. Recupera para esta cita al ala-pívot brasileño, Diego Mancuso.

Osasuna Magna se ha presentado en estas jornadas decisivas de la Primera División con 36 puntos en 31 partidos, que le han hecho caer a la decimocuarta posición, una por encima del playout. Ese posición la ocupa ahora el Burela, con 35 puntos. En caso de ocupar esa plaza, se enfrentará al perdedor de la eliminatoria entre el Manzanares y El Ejido, equipos de la Segunda División que se están jugando el ascenso.

La primera plaza del descenso la ocupa ahora el Peñíscola con 30. Por ello, el Xota se encuentra a seis del descenso directo, con nueve puntos para él en juego. Al equipo catalán solo le quedan dos duelos. Y si se mira hacia arriba en la clasificación, Osasuna Magna tiene a uno y dos puntos, respectivamente, a Córdoba, decimocuarto, y a Jaén, decimosegundo. Esta opción depende del equipo de Arregui.

“PARA NOSOTROS SE TRATA DE UN PARTIDO A VIDA O MUERTE”

El entrenador de Osasuna Magna, Imanol Arregui, dejó clara la importancia del derbi. “Para nosotros es un partido a vida o muerte. Nos tenemos que mentalizar de que la situación es muy compleja, y que necesitamos ganar. Tenemos que hacernos fuertes y sacar el partido adelante. Nos quedan tres partidos y dependemos de nosotros para salvarnos y es lo que tenemos que hacer”, indicó. Arregui apuntó a la dificultad del rival. “El Aspil venía enrachado. Perdió en Burela sobre la bocina pero llevaba cinco victorias consecutivas. Era el mejor equipo de la liga, en cuanto a resultados, en las últimas cinco jornadas”.

El Aspil, a sumar para certificar la permanencia

 

El Aspil Jumpers Ribera Navarra llega al derbi de hoy con la espina clavada de lo que ocurrió el pasado sábado en Burela. Un gol en los últimos instantes con empate a tres en el marcador, que los naranjas reclamaron que había sido fuera de tiempo, provocó su derrota y terminó con su espectacular racha de cinco victorias consecutivas que le permitió salir de los puestos de descenso e, incluso, soñar con poder alcanzar el playoff por el título.

Pero los de José Lucas Mena ‘Pato’ quieren olvidar el partido en tierras gallegas y solo piensan en sumar este martes en el pabellón Anaitasuna para confirmar matemáticamente su permanencia en la Primera División del fútbol sala nacional, ya que todavía podrían caer al puesto de promoción de descenso. “No podemos mirar atrás. Tenemos otra oportunidad y hay que dar el máximo”, recalca el técnico, que ya ha confirmado su continuidad en el equipo ribero las dos próximas temporadas.

Los de ‘Pato’ llegan a este encuentro en undécima posición con 40 puntos y con el reto de intentar ganar en una cancha en la que nunca lo han conseguido.

Y, además, teniendo en cuenta que el Aspil quiere dejar resuelta la permanencia cuanto antes y más teniendo en cuenta que en la última jornada recibe en el Ciudad de Tudela al siempre complicado Barcelona.

LOS PELIGROS DEL RIVAL

Ante esto, ‘Pato’, que tiene a todos sus jugadores disponibles, avisa de los mayores peligros del rival de esta tarde. “Es un equipo muy vertical, rápido y bien trabajado en el juego de cuatro, en las salidas de presión, con su defensa... Tendremos que estar atentos a todo eso y procurar que el marcador sea corto”, indica.

Al mismo tiempo, recalca que la intensidad de sus jugadores será clave. “Hay que hacer un buen trabajo atrás y hacer bien los cambios para que no nos ganen la espalda ni metan balones interiores”, añade el alicantino, consciente, además, de la importancia de evitar pérdidas de balón que puedan dar opciones a su rival de salir al contragolpe. “Si algo tienen claro cuando juegan contra nosotros es que aprovechan muy bien las transiciones, así que tenemos que ser inteligentes y prácticos”, señala ‘Pato’.

Y es que, para él, la situación en la que llegan ambos equipos hace este partido “difícil para los dos”. “Estamos ilusionados, con ganas, pero sabiendo que será complicado. El que mejor esté mentalmente y controle los detalles llevará el partido a su terreno”, concluye el entrenador del Aspil-Jumpers.

“NOS FALTARÁ EL IMPORTANTE DESDE LA GRADA”

La actual situación sanitaria hará imposible que la afición naranja pueda apoyar a su equipo en el pabellón Anaitasuna como en ocasiones anteriores. Algo que lamenta el entrenador del Aspil-Jumpers, aunque reconoce que siempre sienten su respaldo. “Es complicado que la gente se pueda desplazar porque no hay cabida para todos. Pero sabemos que nuestra afición nos va a dar ánimos para que sigamos con la línea de trabajo y sacrificio que llevamos e intentemos hacer un buen partido para conseguir los tres puntos que nos darían el objetivo y poder afrontar la última jornada de otra manera”, dice.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE